Budesonido
(vía inhalatoria) 

Budesonido_via_inhalatoria
GRUPO: Corticoides inhalación. Tratamiento del asma y el EPOC. Corticoides para inhalación

El budesónido es un medicamento que pertenece al grupo de los medicamentos denominados corticoides o corticosteroides. En ocasiones, por distintos estímulos, algunas células de nuestro cuerpo liberan unas sustancias que provocan inflamación. Los corticoides al reducir la liberación de estas sustancias ante, por ejemplo, respuestas alérgicas o inmunes, reducen a su vez la inflamación.

En el asma se produce un estrechamiento de las vías respiratorias debido a la inflamación y a la secreción de moco, lo que dificulta la entrada de aire en los pulmones. El budesónido por vía inhalatoria es útil la prevención y el tratamiento de los ataques de asma por su acción antiinflamatoria en los pulmones y su disminución en la secreción de moco. Como el medicamento se libera directamente en el lugar donde es necesario, se precisan dosis bajas y se producen pocos efectos adversos.

NOMBRES COMERCIALES:

Miflonide®, Novo pulm®, Olfex®, Pulmicort® y Ribuject®

Existen comercializadas formas genéricas de budesónido.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  •  Prevención de los ataques en el asma bronquial crónico.

En España existen comercializadas diferentes formas inhalatorias de budesónido (aerosol, polvo y suspensión).

Hay otras presentaciones de budesónido (nasal, rectal y oral). Aquí únicamente haremos referencia a la vía de administración inhalatoria.

Las dosis adecuadas de budesónido por vía inhalatoria pueden ser diferentes para cada paciente y dependen de la forma de administración. A continuación se indican las dosis frecuentemente recomendadas:

Dosis usual en adultos de las formas aerosol y polvo para inhalación:

  • 200-1600 mcg al día, dividiendo la dosis en 2-4 administraciones al día.

Dosis usual en niños mayores de 6 años de las formas aerosol y polvo para inhalación:

  • 200-800 mcg al día, dividiendo la dosis en 2-4 administraciones al día.

Dosis usual en adultos de la forma suspensión para inhalación:

  • Inicio con una dosis de 1-2 mg cada 12 horas. Mantenimiento de 0,5-1 mg cada 12 horas.

Dosis usual en niños de la forma suspensión para inhalación:

  • Inicio con una dosis de 0,5-1 mg cada 12 horas. Mantenimiento de 0,25-0,5 mg cada 12 horas.

No se recomienda administrar en niños menores de 6 años.

La dosis de mantenimiento debe ser la mínima dosis posible capaz de producir el efecto terapéutico esperado.

Siga atentamente las instrucciones de administración que aparecen en el envase de budesónido vía inhalatoria.

Consulte a su médico si la inhalación debe hacerla con la boca abierta o cerrada, ya que la forma de administración es diferente en ambos casos.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a los corticoideso a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de padecer un ataque de asma.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Los corticoides inhalados no son útiles en el tratamiento del ataque de asma que ya ha comenzado. Debe emplearse un medicamento broncodilatador inhalado como el salbutamol.
  • No use más dosis de budesónido ni la administre más frecuentemente de cómo se lo indique su médico.
  • Para prevenir eficazmente los ataques de asma, este medicamento debe administrarse todos los días a las mismas horas. Los efectos del tratamiento pueden tardar en aparecer hasta 4 semanas.
  • No se debe suspender bruscamente la administración del medicamento sino que se debe hacer una disminución gradual de la dosis administrada.
  • Si se salta una dosis y han pasado menos de 2 horas, tómela. En caso contrario espere hasta la próxima dosis. Nunca se administre dosis dobles.
  • Se recomienda enjuagar la boca con agua después de la administración de la inhalación de budesónido para prevenir la aparición de efectos adversos como ronquera y aparición de infecciones en la boca.
  • No deje de tomar este medicamento a menos que se lo indique su médico.
  • Consulte a su médico en las siguientes situaciones: si sufre una situación de estrés importante (cirugía, infección o herida), si tienen un ataque de asma que no responde a los broncodilatadores, si tiene signos de infección en la boca, la garganta o el pulmón o si no mejoran los síntomas del asma con el tratamiento o incluso empeoran.
  • Lleve siempre con usted alguna identificación en la que figure que toma corticoides por vía inhalatoria y que puede necesitar medicación adicional en caso de tener un ataque agudo de asma.
  • Antes de someterse a cualquier intervención quirúrgica o dental o a otros tratamientos de emergencia informe a su médico o dentista que esta usando este medicamento.
  • El budesónido vía inhalatoria debe administrarse con precaución en pacientes con osteoporosis, tuberculosis e infecciones por hongos o bacterias localizadas en las vías respiratorias.
  • Evite el contacto cercano (esto es especialmente importante para los niños) con personas que presenten varicela o sarampión. Avise a su médico rápidamente si cree que puede tener riesgo de haberse contagiado con el virus del sarampión o de la varicela.
  • En niños debe administrarse la mínima dosis que sea eficaz, ya que con tratamientos prolongados puede producirse retraso en el crecimiento y disminución de la función de la glándula adrenal (productora de los corticoides en el organismo).

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Se puede producir una disminución de los niveles de potasio en sangre si se administran altas dosis de budesónido junto con otros broncodilatadores como el salbutamol.
  • Informe a su médico si recibe otros medicamentos.

  • Los efectos adversos del tratamiento con budesónido inhalatoria son, en general, leves y transitorios. Entre ellos destacan los siguientes: irritación de la garganta, ronquera e infecciones en la boca, en la faringe y en la laringe.
  • En algunos pacientes puede producirse broncoconstricción o dificultad para respirar que puede tratarse con la administración de un broncodilatador como el salbutamol. En caso de aparecer este efecto adverso consulte a su médico.
  • Se pueden producir otros efectos adversos. Avise a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre el asma bronquialSaber más sobre el asma bronquial

El asma bronquial se caracteriza por una obstrucción reversible y ocasional de la vía aérea que, si no se trata adecuadamente, puede llevar a una obstrucción permanente.

Hacer un diagnóstico preciso requiere, en ocasiones, hacer pruebas con diferentes tratamientos. Pero, una vez establecido, el tratamiento suele ser muy eficaz".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra