Síndrome respiratorio agudo severo

el 85% de los pacientes mejoran espontáneamente a los 6 ó 7 días

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento del síndrome respiratorio agudo severo en la Clínica 

La presencia de un cuadro clínico de neumonía, junto con hallazgos radiológicos compatibles con neumonía o distress respiratorio agudo, y siempre con el antecedente de estancia en los 10 días anteriores en un área de riesgo (China, incluyendo Hong Kong, Vietnam, Singapur y Toronto) o del contacto con un paciente que presente el diagnóstico, son los datos que sugieren el diagnóstico.

Un caso probable se define como un caso sospechoso con el hallazgo adicional de neumonía o síndrome respiratorio por radiografía de tórax o autopsia.

Con la disponibilidad de test diagnóstico para el coronavirus responsable del SARS, la OMS agregó la categoría de SARS confirmado por laboratorio para los pacientes en los que estando en la categoría de caso probable, no tenían todavía cambios radiológicos pero sí un test positivo para SARS basado en los test (ELISA, inmunofluorescencia o PCR).

Hasta el momento actual no existe un tratamiento disponible para esta enfermedad. Por ello, el mejor tratamiento es la prevención.

El hecho de reducir el contacto con alguien que padece SARS disminuye el riesgo de contraer dicha enfermedad. Las formas de hacerlo pueden incluir la reducción de viajes a lugares en donde haya un brote incontrolable de esta afección. Cuando sea posible, evitar el contacto directo con personas que padezcan la enfermedad durante al menos 10 días después de que la fiebre y otros síntomas hayan desaparecido.
La higiene de las manos es la parte más importante en la prevención del SARS.
 
Cubrirse la boca y la nariz al estornudar o toser. Las secreciones respiratorias se deben considerar infecciosas, lo cual significa no compartir alimentos, bebidas ni utensilios. 

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Neumología?

El equipo de enfermería del Departamento de Neumología se encarga de administrar los cuidados necesarios, realizar un seguimiento y valorar la evolución de los pacientes.

No existe ningún tratamiento para el SARS, por lo que es muy importante la prevención".

Saber más sobre el Síndrome respiratorio agudo severo 

Se trata de una enfermedad infecciosa de reciente aparición y de causa desconocida, que afecta al aparato respiratorio provocando un cuadro parecido a la gripe en sus etapas iniciales.

Aunque probablemente se trata de una enfermedad de distribución mundial, presenta una especial incidencia en algunas regiones del sudeste asiático.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Fiebre
  • Síntomas respiratorios
  • Neumonía

Los últimos hallazgos apuntan hacia un tipo de coronavirus, es decir, que se trataría de una nueva variante de una especie de virus ya conocida, que produce cuadros respiratorios muy frecuentes en la población.

Los síntomas y signos clínicos son poco específicos. Los pacientes presentan un cuadro de fiebre superior a 38º, a veces asociada con escalofríos, dolor de cabeza, o molestias generalizadas.

Algunas personas presentan síntomas respiratorios leves al principio de la enfermedad. Entre 3 y 7 días después, el paciente desarrolla una tos sin expectoración, que puede progresar a insuficiencia respiratoria, incluso requerir ventilación mecánica.
 
La mayoría de los pacientes contrae neumonía.  La presencia de este cuadro clínico, junto con hallazgos radiológicos compatibles con neumonía o distress respiratorio agudo, y siempre con el antecedente de estancia en los 10 días anteriores en un área de riesgo (China, incluyendo Hong Kong, Vietnam, Singapur y Toronto) o del contacto con un paciente que presente el diagnóstico, son los datos que sugieren el diagnóstico.

La enfermedad lleva aparejada una mortalidad del 3-4 %. Al igual que la gripe hay un porcentaje muy elevado de pacientes, que los expertos sitúan entre el 85-90%, que experimentan una mejoría espontánea a los 6 ó 7 días. Aproximadamente el 10% desarrolla cuadros graves con insuficiencia respiratoria.

La mayor parte de los casos han ocurrido en el sudeste asiático. Posteriormente han ido apareciendo otros que se van distribuyendo por la geografía mundial, afectando especialmente a Norteamérica (Canadá) y en menor medida a Europa.

Se ha observado el contagio en personas que conviven o atienden a estos enfermos, habiendo existido un contacto estrecho. Los grupos de riesgo incluyen, por tanto, al personal sanitario que atiende a estos pacientes, a las personas que conviven en el mismo domicilio o a las personas que hayan contactado con secreciones respiratorias o fluidos biológicos de pacientes con SARS.

El virus también se puede propagar cuando una persona toca una superficie o un objeto contaminado con secreciones respiratorias infectadas y luego se toca la boca, la nariz o los ojos. 

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra