Melanoma

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Estas preguntas más frecuentes sobre el melanoma le ayudarán a conocer mejor su enfermedad y participar activamente en las decisiones sobre su propio cuidado.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

El melanoma es uno de los tumores más malignos que, además, ha aumentado de forma alarmante su incidencia en los últimos años, posiblemente en relación con los hábitos de exposición al sol. 

Tiene su origen en la superficie cutánea, concretamente en los melanocitos, las células que dan el color oscuro a la piel.

En general, son lesiones de crecimiento muy lento que, al afectar a la piel, pueden ser fácilmente visibles.

En las fases iniciales, cuando crece en superficie y no infiltra la piel, el melanoma tiene un pronóstico excelente.

Cuando crece en profundidad, el pronóstico empeora y puede extenderse a otras zonas del cuerpo, inicialmente por vía linfática.

El melanoma se manifiesta en la mayoría de los casos como una lesión pigmentada previa (nevus) que empieza a crecer de forma incontrolada.

Cuando un nevus cumple una serie de requisitos, hay que acudir al médico. Se trata de la regla A,B, C y D:

  • A. Asimetría. Al comparar una mitad con otra del nevus, se ven diferentes.
  • B. Bordes. Los bordes se muestran irregulares, aparecen escalonados.
  • C. Color. Variedad de coloración, con partes marrones, negras o azules.
  • D. Diámetro. Es poco frecuente que el diámetro de un nevus sea menor de 6 mm.

La exposición excesiva al sol y los factores genéticos son las causas principales del melanoma.

Por ello, tanto haber tomado mucho el sol como la presencia de antecedentes familiares por cánceres cutáneos son motivos para someterse a un chequeo.

De esta manera, se podrán extirpar precozmente las lesiones premalignas o aquellos nevus que presenten alteraciones que sugieran una malignización incipiente.

La radiación solar causa daño al ADN de las células, que al no ser reparado por la maquinaria intracelular, crea una mutación en los genes celulares que se expande sin control.

Cuando la piel se expone al sol, los melanocitos elaboran más pigmento (melanina) con el que la piel se broncea u oscurece.

Tienen más riesgo de padecer la enfermedad:

  • personas de ojos claros, piel blanca y cabello rubio o rojizo
  • quienes realizan ocupaciones al aire libre
  • aquellos con antecedentes de frecuentes quemaduras solares en la infancia y/o adolescencia
  • pacientes que presentan daño solar intenso y/o múltiples queratomas actínicos
  • Estado 0 o melanoma in situ. Se encuentran melanocitos anormales en la epidermis, que se pueden volver malignos y diseminarse hacia el tejido cercano normal.
  • Estadio I. 
    En el Estadio IA, el tumor no mide más de 1mm de grosor, sin ulceración, y está en la epidermis. 
    En el Estadio IB, el tumor es un poco más profundo o sigue siendo superficial, pero tiene ulceración.
  • Estadio II. El tumor ha superado los 2 mm de grosor y se adentra en el tejido subcutáneo. Puede acompañarse, o no, de ulceración.
  • Estadio III. El tumor puede ser de cualquier grosor, con ulceración o sin esta. Se ha extendido a un vaso linfático y se puede haber diseminado hacia los ganglios linfáticos más cercanos.
  • Estadio IV. El cáncer se ha diseminado a través de la sangre hasta otras partes del cuerpo que, con frecuencia, son: intestino delgado, huesos, hígado, pulmón y cerebro.

La exploración física y la biopsia son las pruebas principales de diagnóstico.

La aplicación de nuevas tecnologías permite diagnósticos de melanoma cada día más precoces, lo que revierte en el aumento de las curaciones o de la supervivencia global.

En la mayoría de los casos, el diagnóstico se realiza mediante una historia clínica y una exploración física adecuadas. En ocasiones, la realización de una biopsia previa es necesaria para una confirmación diagnóstica.

Es el dermatólogo el especialista que debe tratar este tipo de neoplasias, ya que tiene un gran conocimiento de estas patologías y de los tratamientos más adecuados en cada caso.

El cáncer de piel es uno de los tumores de mayor incidencia en el ser humano. Sin embargo, hay que destacar su carácter prevenible y curable.

La mayoría de los casos aparecen en personas mayores de 30 años y, principalmente, en aquellas con una exposición solar importante, quemaduras frecuentes y que presentan una piel clara que se pigmenta difícilmente.

Las medidas fundamentales de prevención son:

  • Fotoprotección. Su objetivo es prevenir el daño que la exposición a la radiación ultravioleta provoca en la piel.
  • Detección precoz. Es muy importante, ya que puede facilitar, en algunos casos, una curación del 100%. Para ello, es imprescindible acudir a su dermatólogo ante la mínima sospecha de lunares o manchas de la piel. Cuanto más avanzado esté el tumor, más posibilidades tiene de producir metástasis, tanto en ganglios linfáticos, como en vísceras, lo que complica el pronóstico.

Tratamiento quirúrgico
En la Clínica somos especialistas en la cirugía de Mohs, controlada al microscopio. Es una técnica de gran complejidad y especialización, pero que proporciona los mejores resultados.

Esta técnica es muy delicada y precisa de personal muy especializado. Se aplica en casos como neoplasias de gran tamaño, de mucho tiempo de evolución o en aquellas con varias recidivas locales por extirpación incompleta.

El Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra tiene gran experiencia en este tipo de cirugía. Proporciona el más elevado índice de curación, comparado con las técnicas tradicionales.

En el caso de melanoma, la erradicación de la lesión puede necesitar de una extirpación ganglionar local. El mejor tratamiento se debe basar en una extirpación precoz de lesiones premalignas o de nevus, que pueden presentar alteraciones clínicas que sugieran una malignización incipiente.

El ganglio es el primer lugar afectado en las metástasis o extensión de la enfermedad a otros órganos. Por ello, está indicado dentro del tratamiento quirúrgico realizar la extirpación del ganglio centinela, aquel que por su localización anatómica sería el primero en afectarse en el caso de que hubiera metástasis. Resulta clave para la curación.

Quimioterapia
Como el melanoma tiene un índice de recaídas del 50 al 80%, se administra quimioterapia como tratamiento coadyuvante para evitarlas.

En los pacientes de alto riesgo con melanoma en estadios avanzados, se indica tratamiento con dosis elevadas de interferon alfa2b, el único tratamiento demostrado que mejora la supervivencia de periodo libre de enfermedad.

Puede provocar efectos secundarios, por ejemplo cansancio, alteraciones de las enzimas hepáticas, depresión de la médula ósea, etc., pero los beneficios que se obtienen superan a estos efectos secundarios que, con el debido control médico, no causan problemas graves al paciente.

Cuando el melanoma se ha diseminado a otros órganos y causa metástasis, la finalidad de los tratamientos será paliativa. La quimioterapia más utilizada en estos casos es la administración de un solo fármaco quimioterápico, la dacarbazina, que consigue una respuesta aproximada del 20% aunque, generalmente, de poca duración.

Radioterapia
La radioterapia no suele indicarse en el tratamiento del melanoma.

En estos casos, se puede administrar con efecto paliativo, fundamentalmente, para controlar las metástasis óseas dolorosas que comprimen la médula, o bien en las metástasis cerebrales.

 

La inmunoterapia es una vía terapéutica contra el melanoma que está en desarrollo. Su objetivo es mejorar y estimular el propio sistema inmunitario del paciente para que reconozca y destruya las células malignas con mayor eficacia.

Vacunas personalizadas
En el Laboratorio GMP de la Clínica Universidad de Navarra, se elaboran las células dendríticas autólogas, cargadas con antígenos tumorales del propio paciente, para su aplicación en este ensayo clínico del Programa de Inmunología del Cáncer y Terapia Génica. Está dirigido al tratamiento de pacientes con diversos cánceres, entre ellos el melanoma maligno. En esta línea, las vacunas pueden abrir una puerta a la esperanza en el futuro tratamiento del melanoma diseminado.

En la Clínica Universidad de Navarra, el primer objetivo es ofrecer al paciente y a sus familiares el mejor trato médico y humano posible. Y con este objetivo en mente, se diseña toda la organización.

Por ello, el modelo de la Clínica Universidad de Navarra es diferente. A diferencia del resto de clínicas privadas en España, sus médicos y los más de 2.000 profesionales que trabajan en la Clínica están dedicados a tiempo completo y en exclusiva a su labor allí.

La primera ventaja de este modelo es que permite dedicar a cada caso clínico todo el tiempo y todos los recursos necesarios para una atención verdaderamente personalizada y de calidad. Los médicos están siempre disponibles para los pacientes, y ésta disponibilidad se traduce en una atención extremadamente ágil, rápida y cómoda para el paciente, quien puede recibir la atención médica de profesionales de distintas especialidades en una misma mañana, obteniendo un trato verdaderamente multidisciplinar en un plazo temporal muy ajustado.

Este esfuerzo queda reflejado en los resultados obtenidos, así como en la buena valoración que nuestros pacientes hacen de la Clínica, manifestando un nivel de satisfacción del 94%, 10 puntos por encima de la media de los hospitales españoles encuestados.

Más información sobre ésta y otras ventajas de la Clínica Universidad de Navarra

Nuestro servicio médico es valorado por su gran rapidez y eficacia en la citación, diagnóstico y acceso al tratamiento.

Al poseer todas las especialidades y sus profesionales con dedicación exclusiva, la Clínica se coordina y organiza de modo que el paciente pueda realizar sus consultas, tratamientos y pruebas en el menor tiempo posible, y el resultado de las pruebas diagnósticas se obtiene, generalmente en 48 horas.

De ser necesaria una intervención, la Clínica puede coordinarse para realizarla en el plazo de una semana, siempre dependiendo de las características y necesidades de cada paciente.

Para más información puede llamarnos al (+34) 948 255 400 o solicitar información completando este formulario.

La Clínica Universidad de Navarra le ofrece la posibilidad de realizar consultas de segunda opinión, bien presencialmente (solicitando una cita en el (+34) 948 255 400) o bien a través de la Consulta de Segunda Opinión no presencial.

La consulta de Segunda Opinión no presencial le ofrece la posibilidad de realizar una consulta de segunda opinión médica a nuestros especialistas, sin necesidad de acudir a la Clínica.

Para ello, la Clínica gestionará la recogida de sus documentos médicos y administrativos en su domicilio, o en su lugar de preferencia, y en un plazo máximo de 15 días recibirá la valoración de su caso.

Además, nuestros especialistas lo llamarán personalmente para aclarar las dudas que pudiera tener.

Si posteriormente desea continuar su asistencia médica en la Clínica, se le reembolsará el importe abonado por la Segunda Opinión en su primera factura.

La Clínica le ofrece la posibilidad de solicitar gratuitamente una valoración económica estimativa para su caso, a través del siguiente formulario online para solicitud de presupuesto, o llamando al (+34) 948 255 400.

Si lo prefiere, también podrá obtener un presupuesto más ajustado solicitando una cita para que nuestros expertos puedan valorar presencialmente su caso.

Si lo desea, puede solicitar más información sobre estos servicios rellenando el formulario de solicitud de información.

La Clínica Universidad de Navarra pone a disposición de sus pacientes la posibilidad de financiar su diagnóstico o tratamiento hasta en cuatro meses sin intereses. Dicha posibilidad está disponible para asistencias de hasta seis mil euros.

En caso de necesitar una financiación superior, podrá plantearlo durante su visita en la Unidad de Coordinación de la Clínica para evaluar su caso.

Asimismo, la Clínica mantiene conciertos con las principales compañías aseguradoras de España.

La compañía de seguros ACUNSA ofrece pólizas de hospitalización y consultas que aseguran la estancia y los tratamientos médicos y quirúrgicos en la Clínica Universidad de Navarra.

La Clínica también mantiene conciertos de asistencia médica con Aegon, Allianz, Asefa, AXA, Cigna, DKV, Generali, HNA, Mapfre Familiar y Previsora Bilbaína.

En función de cada acuerdo se puede acceder a las consultas de la Clínica con la tarjeta de asegurado; y a los tratamientos médicos y quirúrgicos e ingresos hospitalarios, con autorización previa de la compañía.

Dado que una determinada póliza de salud puede tener restricciones de acceso o servicios excluidos, aconsejamos una consulta previa a la compañía correspondiente sobre la cobertura concreta en la Clínica.

La Clínica recibe anualmente pacientes de más de 50 nacionalidades.

Dispone de un servicio especial de atención al paciente internacional, para facilitar su acceso a la Clínica.

Así, la Clínica pone a su disposición una persona de contacto que podrá ayudarle en todo lo que usted necesite para ser atendido por nuestros especialistas, tanto antes de su estancia (facilitando citas, dudas, viajes y alojamiento, etc.), como durante su estadía (acompañamiento, interlocución, coordinación optimizada de citas, etc.) y después de su estancia (envío de informes médicos, gestión de dudas y consultas, etc.).

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra