Enfermedades valvulares 

diagnóstico y tratamiento de las enfermedades valvulares

En las fases iniciales, el tratamiento puede ser médico, con el objetivo de mejorar y prevenir la insuficiencia cardiaca.

En fases más avanzadas y según el grado de repercusión de la enfermedad, puede estar indicado el tratamiento intervencionista a través de la dilatación valvular o la intervención quirúrgica.

La cirugía de estas lesiones puede consistir en la reparación, no siempre posible, de la lesión valvular o en la sustitución por una válvula protésica artificial, en la mayoría de las ocasiones.

El Departamento de Cirugía Cardiaca de la Clínica cuenta con una experiencia de más de 5.000 intervenciones valvulares.

Actualmente, en la mayoría de las intervenciones de la válvula mitral, realizamos una técnica menos invasiva llamada Port Access®.

Gracias a esta técnica, logramos una recuperación más rápida en el postoperatorio, mejor resultado estético y reducción de las estancias hospitalarias. De esta forma, el paciente permanece ingresado de 5 a 7 días, dependiendo de cada caso y de su situación previa a la intervención.

Cirugía cardiaca mínimamente invasiva: qué es y qué ventajas aporta.

La válvula aórtica sin cirugía está indicada en pacientes con estenosis aórtica severa que presentan síntomas y contraindicados para la cirugía".

Generalmente, el médico detecta la aparición de un soplo al auscultar al enfermo. Este soplo es el ruido producido por la turbulencia y vibración de la sangre, que aparecen como consecuencia de la lesión valvular.

El soplo suele ser diferente dependiendo del tipo de lesión (estrechamiento o regurgitación) y de la válvula afectada (mitral, aórtica, tricúspide o pulmonar). 

El electrocardiograma y la radiografía del tórax permiten apreciar las consecuencias de la enfermedad valvular.

Pero la exploración fundamental para su diagnóstico es la ecocardiografía con estudio doppler. Esta técnica permite estudiar de forma muy precisa el tipo y grado de lesión de la afectación valvular, siendo imprescindible para su estudio.

Si se sospecha enfermedad de las arterias coronarias, puede ser necesaria la realización de un TAC multicorte o de coronariografía.

Tratamiento farmacológico

En las fases iniciales de las enfermedades valvulares. Su objetivo será mejorar y prevenir la insuficiencia cardiaca. 

En ocasiones, pueden requerirse antiarrítmicos y/o anticoagulantes.

Tratamiento quirúrgico

En fases más avanzadas y, según el grado de repercusión de la enfermedad.  Se trata de un tratamiento intervencionista a través de la dilatación valvular o de una intervención quirúrgica.

El Departamento de Cirugía Cardiaca de la Clínica cuenta con una experiencia de más de 5.000 intervenciones valvulares.

La cirugía de estas lesiones puede consistir en:

  • Reparación de la lesión valvular, que no siempre es posible.
  • Sustitución por una válvula protésica artificial, que se da en la mayoría de las ocasiones.

Estas válvulas artificiales pueden ser:

  • Biológicas: derivadas de tejidos animales como el cerdo o el pericardio bovino. Su principal ventaja es la gran biocompatibilidad y que, en algunos casos, no necesitan anticoagulantes orales. Su inconveniente radica en que, al ser tejidos animales, se estropean con el tiempo (entre 15 y 20 años). Se utilizan más en personas cuya edad supera los 65 años. 
  • Mecánicas: fabricadas con materiales muy resistentes como el carbón pirrolite y el titanio. Son mucho más duraderas que las biológicas (en bancos de pruebas hasta 400 años), pero no son tan biocompatibles, por lo que es necesario tomar anticoagulantes de por vida para evitar la formación de trombos. 
  • Homoinjertos: son biológicas y provienen de donantes humanos. La disponibilidad de este tipo de injertos es mucho más limitada y, por este motivo, se utilizan en situaciones especiales.

Actualmente, la mayoría de las intervenciones de la válvula mitral en la Clínica se realizan mediante una técnica menos invasiva (por incisiones más pequeñas) llamada Port Access®.

Gracias a esta técnica, logramos una recuperación más rápida en el postoperatorio, mejor resultado estético y reducción de las estancias hospitalarias. De esta forma, el paciente permanece ingresado de 5 a 7 días, dependiendo de cada paciente y de su situación previa a la intervención.

La Clínica ha sido el primer hospital de Navarra en reemplazar una válvula aórtica por implantación percutánea.

La cirugía valvular trata las afecciones de las válvulas cardiacas: estenosis valvular (estrechamiento o cierre de la válvula) e insuficiencia valvular, llamada regurgitación (cierre inadecuado de la válvula).

La mayoría de las intervenciones de cirugía valvular reparan o sustituyen las válvulas mitral, aórtica o tricúspide. 

Esta cirugía se realiza a corazón abierto, bajo anestesia general y a través de una incisión en el esternón.

Durante la operación, se utiliza una máquina de circulación extracorpórea que realiza las funciones del corazón y del pulmón.

La duración de la cirugía suele ser de entre 3 y 4 horas.

Actualmente, la mayoría de las intervenciones de la válvula mitral en la Clínica se realizan mediante una técnica menos invasiva (por incisiones más pequeñas) llamada Port Access®

Gracias a esta técnica, logramos una recuperación más rápida en el postoperatorio, mejor resultado estético y reducción de las estancias hospitalarias. De esta forma, el paciente permanece ingresado de 5 a 7 días, dependiendo de cada caso y de su situación previa a la intervención.

contacteCON LA CLÍNICA

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

SOLICITE UNA SEGUNDA OPINIÓN NO PRESENCIAL

Si necesita la opinión médica de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión no presencial.
Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra