Displasia de cadera del niño 

el 80% ocurre en niñas

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la displasia de cadera en el niño en la Clínica

La displasia de cadera en el niño aparece en aproximadamente tres de cada mil recién nacidos, afectando con más frecuencia a las niñas (suponen 8 de cada 10 casos) y a la cadera izquierda.

Desde el primer reconocimiento que se realiza a los recién nacidos en la sala de partos, y en las sucesivas visitas de control de niño sano, el pediatra explorará atentamente la forma y movilidad de las caderas del niño para detectar algún indicio de inestabilidad o desplazamiento.

En ese caso, se realizará una ecografía de las caderas (útil desde el nacimiento hasta los 3-4 meses de edad del niño) o una radiografía de caderas (a partir de los 4 meses de edad) para observar con detalle la articulación.

Depende de la gravedad del desplazamiento y de la edad a la que se diagnostique. Cuanto antes se diagnostique y antes comience el tratamiento, mejor será el resultado.

Se trata de conseguir recolocar el fémur correctamente en la cadera y mantenerlo así.

  • Desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad, esto se consigue mediante la colocación al niño de un arnés o sistema de correas que debe llevar colocado por encima de sus ropas de forma constante, durante varias semanas o meses (generalmente 2-4 meses), hasta que se compruebe la estabilidad de la cadera. Con este tratamiento y en niños menores de 6 meses, la curación se alcanza en un 90% de los casos.
  • Si la displasia de la cadera se diagnostica una vez que el niño ha comenzado a gatear (más allá de los 6 meses) o el uso del arnés no ha resultado efectivo, el tratamiento es mucho más complejo y molesto, requiriendo la tracción continua del muslo durante varias semanas con un aparatoso sistema de poleas, seguida de una operación quirúrgica (reducción o recolocación de la articulación). Posteriormente, para estabilizarla, se enyesa la cadera durante varios meses.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología?

Disponemos de una Unidad de Ortopedia Infantil y un Taller Ortopédico que tratan de la manera más adecuada al niño.

A pesar de un tratamiento tan prolongado y molesto, a veces quedan secuelas: cojera, acortamiento de un muslo, etc". 

Saber más sobre la displasia de cadera en el niño

La displasia de la cadera, antes llamada luxación congénita de la cadera, se trata de un desarrollo anormal de la articulación que hay entre el hueso del muslo (fémur) y la cadera, que provoca un desplazamiento hacia fuera del fémur (cuando llega a salirse totalmente se denomina luxación).

Se produce antes del nacimiento, durante el parto o incluso poco después de éste.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Cojera cuando comienza a andar
  • Dolor en la cadera, si se deja evolucionar

Son variables, dependiendo de cuando se produce, del grado de desplazamiento del fémur fuera de la cadera y de la edad del niño.

Desde el nacimiento hasta que el niño comienza a andar no suele producir síntomas, debiendo ser sospechada y detectada por el pediatra al explorarlo.

Más adelante produce un retraso en la edad a la que el niño empieza a andar, con una cojera o marcha de pato. No suele provocar dolor hasta después de los cinco años.

Se desconocen. Se sabe que hay algunas circunstancias que aumentan las posibilidades de padecerla, como son: antecedentes de displasia de cadera en padres o hermanos, hipertensión arterial materna durante el embarazo, escasez de líquido amniótico durante el embarazo, embarazo prolongado, embarazo múltiple, parto por cesárea, parto de nalgas, recién nacidos muy grandes o muy pequeños y otras. 

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra