Depresión
en el niño y el adolescente

un 5% tendrá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la depresión en el niño y adolescente en la Clínica

El diagnóstico y tratamiento de los niños con depresion debe realizarse por parte de un equipo de profesionales con experiencia en esta enfermedad. Es un problema relativamente frecuente pero que con el correcto enfoque y tratamiento tiene buenos resultados. El trabajo coordinado con los padres es esencial para conseguir solucionar el problema.

El diagnóstico debe realizarse mediante entrevista clínica. Deberán emplearse técnicas específicas, tanto verbales como no verbales, debido a la existencia de limitaciones cognitivas y de verbalización en este grupo de edad.

Para completar la evaluación psicopatológica, es imprescindible la información aportada por los padres y por el entorno escolar.

Tras escuchar a los padres, evaluar al niño y realizar las pruebas complementarias necesarias, el equipo de médicos, psicólogos y enfermeras llega a un diagnóstico utilizando la metodología más moderna y actualizada disponible.

La frecuencia de la depresión es igual en los niños y las niñas antes de la pubertad, pero a partir de la pubertad, las chicas tienen más riesgo de sufrir depresión.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Psiquiatría y Psicología médica?

En la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente ofrecemos evaluación, diagnóstico y tratamiento en consulta para niños y adolescentes con problemas emocionales, del comportamiento y del desarrollo. 

Es fundamental que los padres conozcan los síntomas de la depresión en niños, que sepan que no es culpa suya, y que se trata de una enfermedad que tiene un tratamiento muy eficaz".

Frecuentemente el tratamiento de la depresión en niños y adolescentes requiere la combinación de psicoeducación a los padres, psicoterapia y una medicación.

1. Tratamiento con medicación: 
Los antidepresivos que han demostrado en estudios científicos ser eficaces en niños y adolescentes con depresión son los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS). Estos medicamentos no son drogas, no crean dependencia ni adicción, ni cambian la personalidad del niño. 
 
Es importante hablar con el médico si no se ve efecto beneficioso en unas 3 a 6 semanas, o si aparecen efectos secundarios.
 
2. Tratamiento con psicoterapia al niño y a la familia:
Es importante un apoyo con psicoterapia al niño y a la familia, ya que muchas veces los padres se culpan erróneamente de los problemas o dificultades del niño. También el niño se ha acostumbrado a percibir las cosas negativamente. Estas ideas negativas deben ir cambiando con el tratamiento a una visión más realista.

La Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica participa en un ensayo clínico para niños y adolescentes entre 7 y 17 años con depresión mayor.

Se trata de un ensayo a nivel mundial, en el que participan hospitales de Europa, EEUU y otros centros del mundo, cuyo objetivo es evaluar si la medicación Vortioxetina (fármaco aprobado en la actualidad para el tratamiento de depresión en adultos) es también eficaz en el tratamiento de la depresión mayor en niños.

Además del tratamiento farmacológico que se administra al niño, el ensayo incluye sesiones de psicoterapia y psicoeducación para los padres de estos niños. Esta ayuda les facilita a los padres el comprender mejor lo que les pasa a sus hijos y les facilita el manejo del día a día.

El ensayo clínico tiene una duración de 12 semanas durante el cual se realizan visitas médicas periódicas, escalas de evaluación, pruebas diagnósticas, etc. para ir evaluando la seguridad y eficacia de este fármaco e ir comprobando si los síntomas que sufre el niño van mejorando.

>> Solicite más información sobre este ensayo clínico

Saber más sobre la depresión en niños y adolescentes

La depresión es una enfermedad psiquiátrica bastante frecuente y seria en niños y adolescentes. Se trata de una enfermedad clasificada dentro de los llamados trastornos del humor, y está descrita desde hace siglos en distintas culturas.

Aproximadamente un 5%, o uno de cada 20 niños y adolescentes, tendrá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años. La realidad es que menos de la mitad de estos niños reciben un tratamiento adecuado. Los estudios muestran que los padres suelen subestimar seriamente la intensidad de la depresión de sus hijos.

Investigaciones recientes muestran que los niños y adolescentes padecen depresión con síntomas a veces parecidos a los de los adultos, y también con otros síntomas específicos y diferentes según la edad.

Hay varios tipos de trastornos del humor que pueden afectarles, como la depresión mayor, la distimia (un estado de depresión ligera pero de larga duración), y la llamada enfermedad maniaco-depresiva (o bipolar).

No se conoce la causa de la depresión, aunque sí que tiene un fuerte origen biológico.

Los genes que heredamos de nuestros padres y que son influenciados por las experiencias que tenemos en nuestra vida, pueden predisponernos a padecer depresión. Los niños que sufren un fuerte estrés o que tienen una pérdida significativa en la familia; o niños con problemas de atención, del aprendizaje, de la conducta o de ansiedad tienen más riesgo de sufrir depresión.
 
Otros problemas como abuso de sustancias (alcohol, marihuana, etc…) con frecuencia acompañan o preceden a la depresión. También una historia de depresión en familiares cercanos (aunque haya sido hace tiempo, o el familiar no conviva con el niño) es un riesgo genético para que el niño sufra depresión.

  • Irritabilidad elevada, ira u hostilidad extrema.
  • Tristeza frecuente o episodios de llanto.
  • Sentimientos de desesperanza.
  • Disminución de su interés en actividades, o dificultad para divertirse en actividades que previamente eran sus favoritas.
  • Aburrimiento persistente.
  • Falta de energía o cansancio.
  • Aislamiento social o falta de comunicación.
  • Autoestima baja o sensación de culpa o responsabilidad por cosas malas que puedan pasar.
  • Sensibilidad extrema al rechazo o poca resistencia ante los fallos o errores.
  • Quejas frecuentes sobre problemas físicos (como dolores de cabeza, o de estómago, mareos, naúseas…) en los que no se encuentra causa médica.
  • Ausencias frecuentes de colegio, o disminución del rendimiento escolar.
  • Problemas de concentración.
  • Cambio importante en los hábitos alimentarios o del sueño.
  • Conversaciones sobre intención de escaparse de casa.
  • Pensamientos o expresiones sobre la muerte o intención de suicidarse activa o pasivamente.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Irritabilidad
  • Tristeza
  • Disminución del interés por actividades
  • Aislamiento social
  • Autoestima baja
Conozca los síntomas de la depresión en adolescentes. La depresión es uno de los trastornos más frecuentes en niños y adolescentes.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra