Cáncer de páncreas

el 10% se resuelve mediante la cirugía
 

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento en la Clínica

El diagnóstico en fases precoces de la enfermedad es a veces difícil.

Cuando aparece ictericia, además de los análisis de sangre, la exploración inicial más adecuada para el diagnóstico es la ecografía.

En la mayoría de los casos, será necesaria la realización de una TAC abdominal (scanner), que permite un correcto diagnóstico y valorar el grado de extensión de la enfermedad.

Especialmente, si no se puede operar, se deberá realizar la toma de una muestra para confirmar el diagnóstico. Esta biopsia se puede realizar a través de una endoscopia digestiva o, en su caso, ecoendoscopia, o mediante una punción-aspiración con aguja fina (PAAF), que se dirige a la zona que se desea con control radiológico.

El único tratamiento curativo del cáncer de páncreas es la cirugía, que consiste en la extirpación de la cabeza pancreática junto con la vía biliar, el duodeno y, en ocasiones, parte del estómago. Es una cirugía relativamente larga y con un postoperatorio a veces complicado. Hoy en día, la mortalidad de la intervención es prácticamente nula.

En los últimos años se han desarrollado tratamientos de quimioterapia y radioterapia como complementarios de la cirugía, tanto antes como después de la intervención.

El tratamiento paliativo se centra en disminuir los síntomas para mejorar la calidad de vida: aliviar el dolor y solucionar la obstrucción biliar y en su caso digestiva.

El dolor se controla habitualmente en las Unidades de Dolor y, en ocasiones, puede ser necesario recurrir a procedimientos de "destrucción" de los nervios afectados. La paliación de la ictericia se puede realizar mediante colocación de prótesis en la vía biliar obstruida.


¿Quieres saber más sobre el Área de Tumores de Hígado y Páncreas?

Un equipo de profesionales que trabajan de manera conjunta para ofrecer al paciente la mejor solución en cada caso.

En la cirugía convencional, la posibilidad de que el paciente padeciera diabetes al haber quitado la mayor parte del páncreas era del 30%. Con esta técnica, se reduce al 2%".

Saber más sobre el cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas es uno de los tumores más agresivos del tracto digestivo.

La mayoría de los pacientes con cáncer de páncreas fallecen por esta enfermedad debido a que los tumores se diagnostican tarde, cuando ya no son curables.

La posición del páncreas en el organismo, por detrás de estómago y colon y en íntimo contacto con importantes estructuras abdominales como el duodeno, la vía biliar, las arterias y venas intestinales, la aorta, etc., hace que el tumor invada otros órganos y se extienda con rapidez.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Pérdida de peso
  • Ictericia
  • Dolor de espalda
  • Picores generalizados

De los factores conocidos como favorecedores de la aparición de un cáncer de páncreas, el tabaco es el que parece que ha demostrado su asociación en más estudios.

Otros factores como el alcohol, el café o el consumo de grasas, no está claro que favorezcan su aparición.

La dieta rica en vegetales y frutas ha demostrado su efecto beneficioso en la prevención de este cáncer, como de otros.

Los síntomas más frecuentes son la pérdida de peso y la ictericia.

El tumor se localiza con frecuencia en la cabeza pancreática. A este nivel, invade muy pronto la vía biliar, lo que provoca la interrupción del flujo de bilis desde el hígado al intestino, con lo cual el paciente se pone "amarillo" y con frecuencia tiene picores generalizados, debidos a la ausencia de eliminación de las sales biliares.

El dolor de espalda, a la altura teórica del estómago, es otro síntoma frecuente, especialmente en tumores que afectan al cuerpo del páncreas, y es un signo de infiltración de plexos nerviosos y, por lo tanto, de mal pronóstico.

Determinados factores de riesgo pueden asociarse a una mayor probabilidad de padecer cáncer de páncreas:
  • Edad: el riesgo aumenta de manera pronunciada después de los 50 años de edad. En el momento del diagnóstico, la mayoría de los pacientes tienen entre 60 y 80 años de edad.
  • Raza: las personas de raza negra tienen una mayor probabilidad que otros grupos étnicos.
  • Tabaquismo: el riesgo es mayor en los fumadores.
  • Antecedentes familiares: los genes responsables exactos no han sido debidamente identificados, aunque las alteraciones del ADN que aumentan el riesgo de una persona de padecer otros tipos de cáncer incrementan el riesgo de cáncer de páncreas.
  • Obesidad: las personas con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 tienen más probabilidades.
  • Pancreatitis crónica: esta inflamación prolongada del páncreas se asocia a un riesgo ligeramente mayor de cáncer de páncreas. 
  • Diabetes de inicio repentino: la diabetes puede ser un factor de riesgo y un síntoma precoz de un cáncer de páncreas. 

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra