Acromegalia

incidencia de
4-5/1.000
casos al año

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la acromegalia en la Clínica

La acromegalia por lo general se diagnostica entre 10 y 15 años después del inicio de los síntomas, debido a que éstos se presentan de una forma lenta y progresiva.

El retraso en el diagnóstico de la acromegalia puede ocasionar complicaciones "graves" en los pacientes. En ocasiones, los síntomas se identifican con cambios normales en el envejecimiento, favoreciendo así su infradiagnóstico.

Para llegar al diagnóstico es imprescindible una historia clínica exhaustiva y una exploración física, así como analítica consistente en niveles de factor de crecimiento tipo insulina-I (IGF-I) o somatomedina C y niveles de hormona de crecimiento basal.

Tras la confirmación analítica de exceso de hormona de crecimiento (GH), debe realizarse una resonancia magnética del área hipotálamo-hipofisaria a fin de confirmar el origen del exceso de GH.

La producción excesiva de hormona del crecimiento en niños se llama gigantismo, un trastorno muy poco común.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Endocrinología y Nutrición?

Estamos organizados en unidades especializadas en las distintas enfermedades endocrinológicas, ofreciendo un tratamiento multidisciplinar y personalizado.

En este momento disponemos de  fármacos con diferentes mecanismos de acción que permiten, por separado o en combinación, controlar la enfermedad prácticamente en el 100% de los pacientes". 

Los objetivos del tratamiento son la normalización hormonal, eliminación del tumor y tratamiento de las complicaciones secundarias

El tratamiento inicial debe consistir en la cirugía, ya que es el método que ofrece mejores tasas de curación. El abordaje quirúrgico depende de la situación de cada paciente y de lo extenso de la lesión tumoral.

La terapia farmacológica de elección, por tolerancia y efectividad, son los análogos de somatostatina. En la actualidad, disponemos de fármacos con diferentes mecanismos de acción que permiten, por separado o en combinación, controlar la enfermedad. 

La radioterapia se reserva para pacientes con persistencia de la hipersecreción hormonal tras la cirugía, y resistentes o intolerantes a los diferentes fármacos disponibles.

Saber más sobre la acromegalia

La acromegalia es una enfermedad endocrina poco frecuente debida a un exceso de producción de hormona de crecimiento (GH) en la hipófisis.

La hipófisis es una glándula endocrina, localizada en la base del cerebro, que controla, produce y secreta varias hormonas, entre ellas, la del crecimiento. 

Generalmente, el aumento de hormona del crecimiento se relaciona con el desarrollo de un tumor benigno en la glándula pituitaria.

La acromegalia es una de las llamadas "enfermedades raras". La mayoría de los casos se dan en personas de mediana edad.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Agrandamiento de manos y pies
  • Alteración de rasgos faciales
  • Dientes espaciados
  • Hipersudoración
  • Agrandamiento del corazón

La acromegalia se presenta cuando el cuerpo produce demasiada hormona del crecimiento. La fuente de la hormona en exceso es casi siempre la glándula pituitaria.

En los adultos, un tumor es la causa más común de exceso de la hormona del crecimiento:

  • Tumores pituitarios. La mayoría de los casos de acromegalia son causados por un tumor no canceroso (benigno), o adenoma, de la glándula pituitaria. Estos tumores pueden ejercer presión sobre los tejidos cercanos a medida que crecen. Esta presión puede causar algunos de los síntomas de la acromegalia, como dolores de cabeza y problemas de visión.
  • Tumores no pituitarios. En algunas personas, la acromegalia es causada por tumores benignos o cancerosos en otras partes del cuerpo, como los pulmones, el páncreas o las glándulas suprarrenales.

El paciente con acromegalia generalmente tiene un agrandamiento de manos y pies, labios gruesos, alteración de rasgos faciales, agrandamiento de la mandíbula y la frente, y dientes muy espaciados. 

En muchos casos, los pacientes sudan excesivamente.

Aparte de los cambios en la fisonomía, es muy frecuente el dolor de cabeza, y si el tumor hipofisario es grande, puede comprimir las vías ópticas y ocasionar dificultades visuales. 

Es frecuente que aparezca hipertensión arterial, elevación del colesterol, de la glucosa en sangre o diabetes mellitus. También pueden presentarse arritmias cardíacas o alteraciones del funcionamiento de las válvulas cardíacas.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra