ejercicios para la
Columna Cervical

El dolor del cuello, normalmente, no es debido a una enfermedad subyacente, suele ser por sobrecarga muscular.

Por lo general, unos ejercicios de relajación muscular suelen tener un efecto muy positivo y duradero.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Ejercicios

Para cualquier ejercicio físico, la respiración es fundamental. Se debe inspirar por la nariz, llenar los pulmones y soltar el aire por la boca. Es necesario que todo ejercicio físico sea aeróbico, que los músculos consuman oxígeno, para así evitar dolores innecesarios.

  1. Tiéndase boca arriba en el suelo, doble las rodillas y apoye los pies, respire lenta y profundamente un par de veces. Vuelva a inspirar y, cuando saque el aire, intente apoyar toda la parte posterior del cuello contra el suelo, siga haciendo lo mismo con el resto de la columna. Mantenga esta posición unos segundos y repita todo el procedimiento algunas veces.
  2. Estando en la misma posición, haga círculos con la cabeza, sin levantar los hombros del suelo, la espalda debe estar totalmente relajada.
  3. Con la cabeza apoyada en el suelo, dirija la barbilla hacia el hombro notando como se estira la musculatura posterior del cuello. Realice este ejercicio en ambos sentidos.
  4. Estando de pie o sentado, gire la cabeza lo máximo posible, sin forzar, hacia un lado y hacia el otro, como si se mirara sus hombros. Lleve su oreja hacia un hombro y luego hacia el otro (procure no levantar los hombros). Lleve la barbilla hacia delante hasta tocar el pecho y despues deje caer la cabeza hacia atrás. Haga círculos con la cabeza, debe notar como se estiran todos los músculos del cuello.
  5. Estando de pie o sentado, ponga sus manos sobre la nuca, empuje la cabeza contra la resistencia de sus manos.
  6. Estando sentado o de pie, inspire mientras contrae el cuello y suba los hombros.
  7. De pie con las piernas abiertas o estando sentado. Cuando suelte el aire en cada respiración, vaya bajando para relajar toda la columna. No debe forzar la columna, baje hasta donde llegue. Luego suba suavemente.
  8. Estando sentado, balancée los brazos hacia delante, hacia arriba y hacia atrás, efectuando círculos. Los círculos se hacen primero en el sentido de las agujas del reloj y luego al contrario.
  9. Estando sentado, eleve lateralmente los brazos hasta la altura de los hombros. Luego, manteniendo los brazos extendidos, subalos con energía y luego bajelos a la posición vertical.

Causas del dolor cervical

  • Posturas mantenidas por mucho tiempo, como estar en el ordenador, cosiendo, etc.
  • Almohadas demasiado voluminosas o demasiado delgadas.
  • Falta de tonificación de los músculos del cuello.
  • El estrés y la ansiedad producen tensión muscular que origina el dolor de cuello.

Consejos para el dolor de espalda

  • Evite levantar pesos.
  • Utilice sillas con respaldo vertical.
  • Aplíquese calor local seco.
  • Tome duchas de agua caliente a la presión y temperatura que tolere durante 10-15 minutos.
  • Realice ejercicios de relajación.
La reeducación postural global como tratamiento para paliar el dolor

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

PLAN RESPALDO TOTAL

Acceda a una cobertura ilimitada en una de las mejores clínicas del mundo desde $27

Imagen del acuerdo entre la Clínica y la aseguradora Salud SA de Ecuador

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra