tema destacado

El robot Da Vinci: tecnología quirúrgica en beneficio del paciente

15 DE JUNIO de 2014

La Clínica es pionera en abordar varias afecciones con cirugía robótica, técnica que ofrece mayor precisión e intervenciones menos invasivas

departamento de Urología departamento de Otorrinolaringología departamento de Ginecología y Obstetricia departamento de Cirugía General y Digestiva
Conozca qué es la cirugía robótica y qué ventajas tiene para el paciente y el cirujano

Pensar hace dos décadas en un robot quirúrgico no iba más allá de ser una buena idea para el guión de una película de ciencia ficción. Sin embargo, hoy en día el sistema Da Vinci de cirugía asistida informáticamente no solo es una realidad, sino que aporta ventajas notables frente a la convencional y a la laparoscópica: mayor precisión y un procedimiento menos invasivo.

Y si pensar en un robot en el quirófano puede sorprender, todavía cuesta más imaginarse al cirujano controlando la intervención desde una consola alejada unos metros de la mesa de operaciones, manejando mediante mandos y pedales los distintos movimientos del instrumental.

Porque eso sí, es un robot, pero las decisiones las toma el cirujano gracias a la visión en tres dimensiones y la ampliación hasta en 12 aumentos de la imagen del campo anatómico.

Es, por tanto, sistema robotizado que asiste la intervención gracias a sus cuatro brazos: uno porta la cámara que transmite las imágenes al cirujano y los otros tres incorporan el instrumental que es intercambiado según cada caso por el personal de Enfermería. Prácticamente ofrece la misma movilidad que la mano del cirujano, al tiempo que evita su temblor natural. En concreto, alcanza 7 grados de libertad de movimiento, a diferencia de la cirugía laparoscópica general que solo permite 4 grados.

La Clínica, uno de los centros que más aplicaciones realiza

La Clínica Universidad de Navarra incorporó el robot Da Vinci en 2010 y desde entonces ha sido pionera en su empleo para tratar la patología tiroidea, el síndrome de la apnea obstructiva del sueño y el cáncer de laringe.

Además de innovadora en estas aplicaciones, la Clínica se ha convertido en uno de los centros que mayor número de intervenciones diferentes lleva a cabo con este procedimiento. Por tanto, resulta lógico que sus cirujanos sean expertos en el abordaje quirúrgico con el robot Da Vinci de las patologías como las urológicas; determinadas enfermedades ginecológicas; afecciones de cirugía general, cardiotorácica y pediátrica; otorrinolaringología; y en algunas de neurocirugía.

Menor tiempo de ingreso posterior a la intervención

Al escuchar sobre los avances tecnológicos de un sistema como el Da Vinci, cabe preguntarse en qué se traducen todas esas innovaciones para el paciente. El primer beneficio se deriva la precisión y menor agresividad del robot, que se concreta en menor pérdida de sangre durante la operación y, por tanto, en un descenso del 25% de la necesidad de transfusión comparada con la cirugía abierta. Al mismo tiempo, el carácter menos invasivo de esta técnica disminuye hasta en un 40% el tiempo de ingreso hospitalario posterior a la intervención.

Estos datos demuestran cómo la cirugía robótica permite suplir las limitaciones de la cirugía laparoscópica convencional al ofrecer mayor precisión y comodidad, de manera especial en aquellas intervenciones de difícil acceso para el cirujano,

Extirpación de tumores de próstata, aplicación más frecuente

Precisamente, uno de los casos de complejidad quirúrgica debida al acceso es la prostatectomía radical (extirpación de tumor de próstata), aplicación más frecuente y conocida del sistema Da Vinci.

Frente a la cirugía abierta o laparoscópica para abordar esta enfermedad, la primera de las ventajas se relaciona con la precisión de la técnica robótica, que permite al paciente recuperar de forma más rápida el control de la micción.

Siguiendo con los beneficios, gracias a la disección fina de los tejidos que lleva a cabo este procedimiento, ofrece más posibilidades de evitar otra de la consecuencias negativas de la extirpación del tumor de próstata: la impotencia sexual.

Otras intervenciones urológicas en las que se aplica esta técnica en la Clínica son la nefrectomía o extracción del riñón, parcial y en donante vivo, la reimplantación del uréter, la corrección del estrechamiento del uréter (pieloplastia), la extirpación de la vejiga y la reconstrucción del suelo pélvico

Aplicaciones pioneras en otorrinolaringología

También determinadas afecciones de otorrinolaringología presentan, por su ubicación, dificultades para el abordaje quirúrgico. En esta área, la Clínica ha sido el primer centro hospitalario que ha operado patología tiroidea mediante la cirugía robótica. Y en este caso, su aplicación tiene el beneficio añadido de la estética, pues mediante una única incisión en la axila se evita la cicatriz cervical propia de la cirugía convencional de tiroides.

Accediendo por la misma vía, la técnica robótica tranaxilar está indicada para extirpar el bocio nodular, carcinomas foliculares de tiroides de tamaño no superior a los 2 centímetros sin extensión extracapsular y adenomas de glándulas paratiroides (hiperparatiroidismo).

Asimismo, la Clínica es también pionera en tratar con cirugía robótica, a través de la cavidad oral, dos patologías: el cáncer de laringe y el síndrome de apnea obstructiva del sueño. Este tipo de cirugía transoral se realiza con instrumentos diseñados específicamente, de tamaño reducido y gran precisión en su manejo.

Gracias a este instrumental especializado, la intervención puede realizarse con exactitud milimétrica y una visualización perfecta de la zona. Estas innovaciones logran que la extirpación de los tumores de esta área sea más amplia y, frecuentemente, en una sola pieza, mientras que otros métodos quirúrgicos solo permiten la resección del tumor en fragmentos.

Continuando con la otorrinolaringología, la tecnología Da Vinci se emplea también para extirpar tumores de amígdala, de base de lengua, de hipofaringe y de laringe.

Otros usos clínicos

Además de ser puntera en los procedimientos mencionados, la Clínica es uno de los centros que mayor abanico de aplicaciones distintas lleva a cabo con el robot quirúrgico Da Vinci.

Así, en ginecología se emplea para realizar histerectomías, reconstrucciones tubáricas, eliminación de miomas y resección de tumores en el útero.

En la especialidad de la cirugía general, se aplica para intervenciones de colon y recto, cirugía bariátrica, hepato-bilio-pancreática y del tercio inferior del esófago.

Por su parte, en el ámbito de la cirugía cardiotorácica, con esta tecnología se aborda el bypass aortocoronario, la reparación mitral, la comunicación interauricular, la reparación de la válvula tricúspide, así como las cirugías de mediastino y pulmón. 

conozca nuestratecnología de cirugía robótica

La Clínica mejora sus intervenciones quirúrgicas incorporando en su tecnología el robot Da Vinci.
La apnea obstructiva del sueño puede derivar en accidentes cerebrovasculares o miocardiopatías.
Imagen preview del infográfico sobre cirugía robótica
Conozca todo sobre la cirugía robótica
Descargar infográfico

Tecnología puntera

Para mejorar su salud y calidad de vida, contamos con el robot DaVinci® para realizar intervenciones con mínima agresión.

Cirugía menos agresiva

Reduce el tiempo de estancia hospitaria y el riesgo de sangrado del paciente.

Una ayuda para el cirujano

Cuando el acceso es difícil o es necesaria una máxima precisión, la cirugía robótica es una ayuda para el cirujano.

Su salud es nuestro principal objetivo.
Estamos aquí para ayudarle e informarle sobre todo lo que necesite.
 

El robot Da Vinci es una herramienta sofisticada que ayuda al cirujano en la realización de la prostatectomía radical. El paciente se recupera mucho mejor de la intervención".

tal vezLE INTERESE

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con la mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS PACIENTES HABLAN POR NOSOTROS

Conozca las historias de nuestros pacientes. Historias de lucha, esperanza y superación, son historias de la Clínica.

Josué, una de las historias de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra