tema destacado

¿Son eficaces las dietas “milagro”?

20 DE AGOSTO de 2014

Con la llegada del verano y, sobre todo, de las vacaciones, algunas personas deciden perder esos kilos de más cogidos durante el invierno de una manera rápida y sin supervisión de un especialista.

departamento de Endocrinología y Nutrición
Seguir las pautas de la dieta mediterránea nos asegura un aporte adecuado de nutrientes y calorías. 

Sin embargo, seguir cualquier tipo de régimen sin un seguimiento de un experto en nutrición es un gran error, ya que, según indica el Dr. Camilo Silva, facultativo del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica, “la dieta tiene que ser personalizada. Hay que adaptarla a las circunstancias físicas, de salud y ambientales de cada sujeto. Por ejemplo, no deben seguir la misma dieta una persona diabética que una persona con insuficiencia renal”.

Aunque sigamos algún tipo de régimen, debemos asegurarnos de que nuestro organismo reciba el aporte de nutrientes y calorías necesario para mantenernos en óptimas condiciones de salud.

Las dietas milagro: un peligro para la salud

En los últimos años, hemos sido testigo del nacimiento de la moda de las dietas milagro, algunas con un gran número de seguidores y con un elevado impacto mediático. Pero ¿por qué el éxito de estos regímenes, aun siendo muy restrictivos? “Porque, efectivamente, consiguen, una rápida pérdida de peso, pero de una forma inadecuada”, puntualiza el Dr. Silva. “Posteriormente, cuando se analiza el peso que ha bajado esa persona, se observa que la mayor parte ha sido pérdida de agua y masa muscular, y no grasa”.

Otro de los motivos por el que se desaconseja el seguimiento de las denominadas dietas milagro es su deficiente aporte de vitaminas, minerales, etc. Se trata de regímenes desequilibrados en cuanto a nutrientes. “Está comprobado científicamente que la mayoría de ellas, si se mantienen en el tiempo, pueden provocar problemas de salud, algunos de carácter muy grave e irreversible”.

Pero, además de resultar perjudiciales para salud, estos regímenes milagrosos no enseñan a la persona que los sigue a llevar una alimentación saludable en su día a día. “Cuando se deja la dieta milagro, porque es insostenible en el tiempo, ¿qué comerá esa persona de forma habitual? Las dietas milagro no responden a esta pregunta”, indica el especialista de la Clínica. “Por ejemplo, algunas de estas dietas de moda eliminaban los hidratos de carbono de la comida, es decir, el pan, las patatas, la pasta, el arroz, las legumbres… Estas dietas, efectivamente, producen pérdidas rápidas de peso, pero no enseñan a comer de manera saludable al paciente, no le estamos enseñando a integrar los hidratos de carbono en la dieta, que también son necesarios.

Además, por otra parte, los hidratos de carbono no tienen tantas calorías. Las calorías de la comida las aportan las grasas. No las aporta, por ejemplo, el pan, sino la salsa en la que lo untamos. O el contenido del bocadillo si no es bajo en grasa”.

¿Existe la dieta ideal?

Los efectos que las dietas pueden provocar en el organismo dependen tanto del tipo de dieta que se realice como de las necesidades de cada persona. Por este motivo, es recomendable acudir al especialista para que elabore una dieta personalizada. “En términos generales, en las dietas para perder peso y mantener una alimentación saludable, aconsejamos una alimentación equilibrada con el aporte adecuado de vitaminas, minerales, hidratación y macronutrientes (hidratos de carbono, grasas y proteínas), que son aquellas partes de los alimentos que nos aportan energía”, concluye el Dr. Silva.

Recomendaciones generales para una dieta saludable

  • Desayunar. En España es muy típico volcar las calorías al final del día, hacer grandes cenas y desayunos muy escasos. Este mal reparto de calorías se asocia con ganancia de peso.
  • Comer en un ambiente agradable, masticar bien los alimentos y respetar un orden en el horario de las comidas.
  • Durante el verano ingerir cantidad de líquidos, sin calorías preferentemente, o bebidas light.
  • La denominada dieta mediterránea es la que mejor aglutina los ingredientes necesarios para una dieta equilibrada con presencia de alimentos frescos (fruta, vegetales y hortalizas) y una cantidad adecuada de carne y pescado. Hay que evitar los nutrientes complejos o perjudiciales como los azúcares de liberación rápida y las grasas saturadas, así como una cantidad excesiva de sal.
  • Vigilar el aporte de grasas que tienen los alimentos, tanto la grasa invisible como la grasa visible. Por ejemplo, un yogurt natural tiene unas 100 calorías, mientras que si es desnatado, tiene la mitad aproximadamente. Esto sucede en los productos lácteos y en otros muchos alimentos en los que no “vemos” la grasa que sí vemos, por ejemplo, en los embutidos o en la carne.

tal vezLE INTERESE

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con la mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS PACIENTES HABLAN POR NOSOTROS

Conozca las historias de nuestros pacientes. Historias de lucha, esperanza y superación, son historias de la Clínica.

Josué, una de las historias de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra