Primer sistema en España para tratar las arritmias por GPS con mínima radiación y precisión máxima

La Clínica Universidad de Navarra adquiere el equipamiento más avanzado para procedimientos intervencionistas cardíacos.

Equipo de la Unidad de Arritmias. De izda a dcha, la enfermera Cristina Díaz, el doctor Pablo Ramos y la enfermera Graciela López, los doctores Ignacio García Bolao (director), Gabriel Ballesteros, la auxiliar Encarna Echarte y la enfermera Ellen Janiashvili.

20 DE MAYO de 2015


La Clínica Universidad de Navarra es el primer hospital español que ha adquirido el sistema más avanzado para el tratamiento de las arritmias cardiacas por cateterismo. El nuevo equipamiento introduce una precisión máxima en el seguimiento interior de los catéteres y una reducción casi total de las radiaciones propias de los equipos convencionales.

“Esta característica supone mayor seguridad para los pacientes y para los profesionales. La seguridad clínica y laboral es la principal ventaja de este nuevo sistema de guiado”, apunta el doctor Ignacio García Bolao, director del Departamento de Cardiología de la Clínica y de su Unidad de Arritmias.

Con la nueva instalación el centro hospitalario ha habilitado su segunda sala de electrofisiología que, sumada a la ya existente, va a permitir acoger la creciente demanda de este servicio.

El nuevo equipamiento se llama Mediguide y mejora la visualización permitiendo un seguimiento endovascular (por el interior de los vasos) de los catéteres muy preciso, “en tiempo real sobre un patrón de radioescopia, sin emplear radiología convencional”, describe el facultativo.

Como un GPS por el interior de los vasos

El funcionamiento del nuevo dispositivo es similar al de un GPS que localiza los sensores que portan los catéteres por el interior de los vasos sanguíneos, en el espacio tridimensional, aunque utiliza un campo electromagnético de baja potencia, con niveles de radiación ionizante mínimos.

Según indica el director de Cardiología, “este sistema permite alcanzar emisiones de radiación cercanas a cero, manteniendo la visualización radiológica de los catéteres. De este modo, complementa la visión obtenida por los sistemas de navegación no fluoroscópica convencionales”.

Segunda sala de electrofisiología

En general, el dispositivo Mediguide ofrece una plataforma tecnológica que puede utilizarse para múltiples aplicaciones: “desde sencillos procedimientos de electrofisiología hasta los más complejos, incluida la implantación de dispositivos de terapia de resincronización cardiaca”, destaca el doctor García Bolao.

El nuevo sistema permite ajustar automáticamente los cambios en la frecuencia cardíaca, el movimiento respiratorio y el del paciente y, de este modo, reducir al mínimo las demoras de flujo de trabajo.

Fibrilación auricular y otras indicaciones

Las principales aplicaciones del nuevo equipamiento se centran, principalmente, en la ablación (tratamiento por lesión) de arritmias cardíacas, “especialmente sustratos complejos como la fibrilación auricular, en cuyo tratamiento la Clínica es pionera, con una experiencia que supera actualmente los 600 procedimientos”, indica el especialista.

La fibrilación auricular es la arritmia cardiaca sostenida más frecuente y se caracteriza por la descoordinación del ritmo cardíaco y por la pérdida de contracción de la aurícula, lo que puede ser fuente de trombos y embolias. Reduce además la capacidad de bombeo de sangre por el corazón y, como consecuencia, produce complicaciones cardiovasculares importantes, como ictus cerebrales y descompensaciones cardíacas.

En el conjunto de la Unión Europea, esta patología afecta a cerca de 4,5 millones de personas. Hay que tener en cuenta que el aumento de la fibrilación auricular está asociado al envejecimiento de la población, motivo por el que está previsto que esta patología aumente 2,5 veces de aquí al año 2050.

Icono imagen Ver infografía sobre esta técnica