El primer Servicio PET hospitalario de España cumple 20 años

La Clínica Universidad de Navarra celebra la efemérides de la llegada del ciclotrón -acelerador de partículas que posibilitó la elaboración de una batería de radiofármacos PET-, por primera vez en un centro clínico español, para el diagnóstico de enfermedades prioritariamente oncológicas y neurológicas

Equipo del Servicio PET y de la Unidad de Radiofarmacia PET del Departamento de Medicina Nuclear de la Clínica Universidad de Navarra.
Equipo del Servicio PET y de la Unidad de Radiofarmacia PET del Departamento de Medicina Nuclear de la Clínica Universidad de Navarra. 

15 DE ABRIL de 2016


La Clínica Universidad de Navarra celebra esta semana el 20 aniversario de la instalación de su ciclotrón, acelerador de partículas necesario para la fabricación de radiofármacos. Este acontecimiento dio origen en 1996 a la creación del primer Servicio PET hospitalario de España, integrado en el Departamento de Medicina Nuclear de la Clínica, siendo el único con un laboratorio de Radiofarmacia GMP (Good Manufacturing Practices) para la elaboración de radiofármacos con fines diagnósticos.

Desde entonces, el balance de cifras de este servicio médico se concreta en más de 45.000 estudios PET realizados y en la formación en esta técnica de imagen molecular de más de 1.000 especialistas nacionales e internacionales, procedentes de 12 nacionalidades distintas a través de Curso de Formación o estancias de especialización.

Las principales indicaciones de la técnica PET son las enfermedades oncológicas, en general, y algunas neurológicas, especialmente las neurodegenerativas como Parkinson y Alzheimer. También resulta muy eficaz en el estudio de patologías inflamatorias e infecciosas.

En la actualidad, la Clínica es uno de los hospitales europeos que dispone de un mayor número de radiofármacos específicos para determinadas patologías para uso clínico en el propio centro (18F- (Fluor), 18FDG, 18F-Dopa, 18F-MISO, 11C-Metionina, 11C-Colina) y alrededor de una quincena en fase de investigación y ensayos clínicos.

El equipo actual del Servicio PET de la Clínica está compuesto por una veintena de profesionales: 4 médicos especialistas, 2 radiofarmacéuticos, 4 técnicos de laboratorio, 1 radiofísico, 1 ingeniero de telecomunicaciones, 5 enfermeras, 1 radiobiólogo y 1 técnico de microPET.

La técnica y el XVII Curso Teórico Práctico

La técnica PET (Tomografía por Emisión de Positrones) permite un diagnóstico precoz por imagen muy avanzado y preciso en diferentes patologías, especialmente de tumores. La singularidad es que los cambios metabólicos que se detectan mediante esta técnica son previos a los estructurales por lo que es posible detectar las alteraciones a nivel molecular, antes de su percepción anatómica. De ahí la posibilidad de un diagnóstico muy precoz de la enfermedad que revertirá en un mejor pronóstico.

Además, esta técnica aporta una información temprana de la respuesta del paciente al tratamiento, al observar las modificaciones que se producen en el metabolismo de la lesión.

Coincidiendo con la conmemoración de los 20 años de existencia del Servicio PET, el Departamento de Medicina Nuclear de la Clínica Universidad de Navarra ha celebrado la XVII edición del Curso Teórico-Práctico PET, que comenzó el pasado miércoles 13 de abril y finaliza mañana sábado.

El principal objetivo del curso es la formación y actualización en conocimientos de las técnicas PET. Está dirigido a 45 profesionales de la Medicina Nuclear (médicos, radiofísicos y radiofarmacéuticos). Entre las cuestiones más destacadas que se han tratado en sesiones teóricas y/o prácticas figuran las principios físicos de la imagen PET, los tomógrafos PET/ PET-CT y PET-RM, así como la Unidad de Radiofarmacia y la producción de radionúclidos y la síntesis de radiofármacos.

La aplicación de la tecnología PET en la identificación de diferentes enfermedades y en su evolución ha centrado otras sesiones, conferencias, mesas redondas y prácticas del curso a lo largo de sus cuatro jornadas.

Principal aplicación clínica del último año

Durante la inauguración de la reunión científica, el director de Medicina Nuclear de la Clínica Universidad de Navarra, el Dr. José Ángel Richter, destacó la principal innovación clínica en su opinión de la técnica PET a lo largo del último año. Se trata de la aplicación del radiofármaco 11C-Metionina para el diagnóstico del mieloma (tipo de cáncer debido a la presencia de células plasmáticas malignas). El uso de este trazador permite un gran avance en la visualización y tipificación de este tumor hematológico.

En la apertura, el director del Departamento realizó una breve síntesis de la historia de la Medicina Nuclear basada en los positrones. Entre los principales hitos de los últimos 20 años destacó aquellos relacionados con el desarrollo de la técnica PET.

El Dr. Richter subrayó además la importancia de la colaboración del equipo de especialistas de la Clínica Universidad de Navarra “en proyectos de investigación con centros de referencia internacional”, entre los que figuran la Universidad de Stanford, California, Múnich y Bolonia. Y refiriéndose a esta colaboración destacó algunos hitos científicos como los estudios PET sobre expresión génica tumoral en colaboración con la UCLA y en los que participaron investigadores de ambos centros entre ellos el Dr. Michael Phelps, padre de la técnica PET.