La Clínica, primer centro español integrante de la Red Internacional para el estudio de la Inmuno-Oncología

Impulsada por la farmaceútica Bristol-Myers Squibb, está constituida por diez centros hospitalarios de referencia mundial que investigarán el potencial de fármacos moduladores del sistema inmunológico para combatir el cáncer

De izda. a dcha., los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, los doctores José Luis Pérez Gracia, Ignacio Melero y Salvador Martín Algarra. 

30 DE MAYO de 2012


La Clínica Universidad de Navarra es el primer centro español integrante de la Red Internacional para el estudio de la Inmuno-Oncología, impulsada por la farmacéutica Bristol-Myers Squibb, y de la que forman parte diez centros “líderes en investigación del cáncer” en todo el mundo. La constitución de esta red pretende potenciar “una colaboración global entre la industria y el ámbito clínico académico”. Su principal objetivo reside en “promover la investigación científica del campo inmuno-oncológico”. Esta disciplina se centra, según argumenta la farmacéutica, en “el potencial que ofrece el propio sistema inmunológico del organismo para combatir el cáncer”.

“Esta alianza entre las instituciones más prestigiosas del ámbito clínico y académico con la empresa farmacéutica poseedora del mayor portfolio de compuestos en desarrollo con esta actividad inmunológica constituye un importante potencial en la investigación de fármacos de acción inmuno-oncológica”, subraya el doctor Ignacio Melero Bermejo, especialista en Inmunología e Inmunoterapia de la Clínica Universidad de Navarra, quien lidera el equipo integrado en la red internacional de Bristol-Myers Squibb, constituido asimismo por los especialistas del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra, los doctores José Luis Pérez Gracia (responsable del Área de Investigación Oncológica) y Salvador Martín Algarra (director de Oncología), así como el especialista en Oncología Médica, el doctor Miguel Fernández-Sanmamed Gutiérrez.

Para el doctor Melero, con la constitución de esta red, la farmacéutica ha pretendido disponer de un importante plantel de científicos experimentados en el área inmuno-oncológica pertenecientes a centros con capacidad y medios para investigar numerosas moléculas con actividad en este campo.

“Bristol-Myers se ha encontrado un conjunto de evidencias científicas de fármacos que actúan reforzando el sistema inmunitario frente al desarrollo de tumores, con unos resultados gratamente sorprendentes”, explica el especialista de la Clínica.

Con la intención de auspiciar la puesta en marcha de numerosas investigaciones, la empresa farmacéutica crea esta red de colaboración con los principales centros cuya finalidad es investigar “la incidencia de determinadas moléculas en la modulación de la respuesta inmune frente a los tumores”, explica.

De hecho, la Clínica Universidad de Navarra participa actualmente en varios ensayos clínicos sobre este tipo de moléculas cuyo objetivo es llegar a entender y a explicar “cuáles son o en qué consisten sus mecanismos de acción”, apunta el doctor Melero. En opinión de los investigadores responsables la Clínica Universidad de Navarra lleva años apostando por un programa multidisciplinar en inmunoterapia.

De la investigación básica a los ensayos clínicos

Entre las principales funciones de este foro de colaboración, explican desde Bristol-Myers, figura “facilitar la traslación de los resultados de la investigación científica a los ensayos clínicos” para concretarlos, finalmente, en la práctica clínica. Además, subraya la organización, el ámbito de participación se ampliará también“a la innovación y avance en el descubrimiento de nuevos fármacos y su desarrollo”.

El área de la inmuno-oncología ha aumentado su importancia en los últimos años, de forma que en 2011 el concepto de “evadirse de la destrucción inmune” se referencia científicamente como “una característica del cáncer”, dentro de lo que se contempla como uno de los principios básicos de la enfermedad oncológica.

Según destacó el doctor Melero, la Clínica Universidad de Navarra lleva años apostando por un programa multidisciplinar en inmunoterapia del cáncer que en la actualidad tiene amplia actividad en ensayos clínicos. “Es por ello  que una colaboración continuada con la compañía farmacéutica líder en inmunoterapia promete ser fructífera”, opinó.