La administración de dos nuevos fármacos contra la hepatitis C aumenta el índice de curación de un 45% a un 75%

El Aula de Innovación en Terapéutica Farmacológica de la Clínica Universidad de Navarra y la farmacéutica Janssen-Cilag reunieron ayer en un foro de debate a nueve expertos en esta enfermedad hepática, que afecta a entre un 1,5 y un 2,5% de la población española. 

Equipo de expertos hepatitis C. De izda. a dcha., los doctores José Luis Calleja, jefe del Servicio de Gastroenterología del Hospital Puerta del Hierro de Madrid; Jordi Solá, jefe de Hepatología del Hospital del Mar de Barcelona; Jordi Bruix, jefe de Oncología Hepática del Hospital Clínic de Barcelona; Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra; Jesús Honorato, director del Aula de Innovación en Terapéutica Farmacológica de la Clínica Universidad de Navarra y Janssen Cilag; Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes y Antonio Fernández, director de Desarrollo de Nuevos Productos de Laboratorios Janssen. 

19 DE OCTUBRE de 2012


La administración de dos nuevos fármacos, el telaprevir y el boceprevir -junto a los ya utilizados hasta el momento, interferón y ribavirina-, permite aumentar la tasa de curación de enfermos por hepatitis C de un 45% a un 75% por término medio, según explicó ayer el doctor Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra, durante la celebración del foro de debate "Hepatitis C: presente y futuro".

Este encuentro, organizado por el Aula de Innovación en Terapéutica Farmacológica, iniciativa conjunta de la Clínica Universidad de Navarra y la empresa farmacéutica Janssen-Cilag que dirige el doctor Jesús Honorato, reunió a nueve especialistas en esta enfermedad con una prevalencia en España de entre el 1,5 y el 2,5% de la población. La sesión tuvo lugar en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra en Pamplona.

La utilización de estos nuevos medicamentos plantea un nuevo panorama en el tratamiento de la hepatitis C, que ayer se analizó desde diferentes puntos de vista: el del paciente, el de la administración, el de la industria farmacéutica y el de los médicos especialistas. Esta enfermedad en ocasiones permanece silente durante muchos años pero también puede derivar en cirrosis y cáncer de hígado. 

Para abordar los nuevos retos en el tratamiento de la hepatitis C, la Clínica Universidad de Navarra reunió a expertos de distintos ámbitos. Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes, destacó que la hepatitis C es una enfermedad "que se puede detectar cuando el paciente se encuentra en un estado asintomático, y por lo tanto es tan importante un diagnóstico temprano como una evaluación del pronóstico". "Hay que tener en cuenta que hay un porcentaje de pacientes con un potencial de que la enfermedad se convierta en grave", apuntó. 

Antonio Fernández, director de Desarrollo de Nuevos Productos de los Laboratorios Janssen, resaltó que las lecciones aprendidas de la lucha contra el VIH han permitido desarrollar estos nuevos fármacos. Su principal novedad -comenta Sangro- "es que atacan de forma directa y específica al virus". "Hasta el momento, los tratamientos eran con medicamentos antivirales genéricos, efectivos y capaces de curar a pacientes, pero no todo lo potentes que fuese deseable", añade. 

Tratamiento reciente y actuación de Salud del Gobierno de Navarra

Según explicaba ayer el doctor Sangro, estos dos medicamentos nuevos, el Telaprevir y el Boceprevir, fueron aprobados el año pasado por la Agencia Europea y por la Agencia Española del Medicamento y se llevan administrando en pacientes desde hace poco más de dos meses. Este aspecto también tiene consecuencias directas para la Administración, que debe hacer frente a tratamientos más costosos.

En Navarra, precisó Cristina Ibarrola, directora general de Salud del Gobierno de Navarra, se ha tratado en estos dos meses a 15 pacientes.

Al mismo tiempo, mostró la voluntad de la Administración foral de no restringir su prescripción a pacientes que los necesiten e indicó que en Navarra se han seguido las recomendaciones de los especialistas sobre cómo priorizarlos. 

Por su parte, los doctores Manuel Romero-Gómez, director de la Unidad de Gestión Médico-Quirúrgica de Enfermedades Digestivas del Hospital Universitario de Valme, en Sevilla, y Jordi Bruix, jefe del Grupo de Oncología Hepática del Hospital Clínic de Barcelona, señalaron la importancia de que los médicos especialistas tengan acceso no sólo a estos nuevos tratamientos más efectivos y complejos, sino también a "los mayores recursos asistenciales que se precisan porque los tratamientos son más complicados". 

"También resulta fundamental -continúa- incentivar los esfuerzos y mantener la educación médica para identificar la enfermedad", que, como se ha dicho, no tiene por qué mostrar síntomas claros. Finalmente, el doctor José Luis Calleja, del Servicio de Gastroenterología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, y el doctor Jordi Solá, jefe de la Sección de Hepatología del Hospital del Mar de Barcelona, indicaron que se trabaja en nuevos fármacos todavía más potentes que en el plazo de una década, según el especialista de la Clínica Universidad de Navarra, permitan curar a la inmensa mayoría de los enfermos de hepatitis C.

Vacuna en la Clínica

Desde la Clínica Universidad de Navarra se viene trabajando en una vacuna terapéutica que complementaría el uso de estos fármacos. "Una vez que desaparece el tratamiento -explica el doctor Sangro-, en ocasiones el sistema de defensa del organismo no es capaz de terminar con la infección viral. Nosotros estamos desarrollando ensayos clínicos con vacunas autólogas, es decir, que utilizan células del propio paciente, y que se 'educan' para atacar al virus de la hepatitis C. Una vez hecho esto, se reintroducen nuevamente en el paciente".