El doctor Carlos Centeno publica un estudio en que concluye que la educación en cuidados paliativos ayuda a formar mejor a los futuros médicos

La investigación del Dr. Carlos Centeno, director de la Unidad de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra, forma parte del programa ATLANTES del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra y ha sido publicada en la revista BMJ Supportive & Palliative Care.

23 DE JULIO de 2014


Los alumnos de Medicina destacan que la educación en cuidados paliativos les ayuda a formarse mejor, independientemente de la especialidad que escojan más adelante, pues aborda cuestiones relacionadas con el final de la vida y el conocimiento de los cuidados en esta etapa resulta esencial para todos los doctores. Así lo revela una investigación del programa ATLANTES del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra, publicada en la revista BMJ Supportive & Palliative Care. Según Almetric, se trata del segundo artículo de esta publicación con mayor impacto online.

El objetivo del estudio fue explorar las reacciones de los estudiantes de la Facultad de Medicina a un curso optativo de cuidados paliativos, haciéndoles reflexionar por escrito sobre esta disciplina. En total participaron 316 alumnos a lo largo de cuatro años.
Con una tasa de respuesta del 90%, se identificaron cinco grandes temas: el curso ayuda a los estudiantes a convertirse en doctores y actuar como tales; los beneficios de tener una visión holística del paciente y de su familia; los cuidados paliativos abren un nuevo campo de conocimiento; el curso permite a los estudiantes pensar y reflexionar sobre su desarrollo personal y profundizar en los aspectos humanísticos de su práctica profesional; y la práctica es fundamental en el aprendizaje de los cuidados paliativos.

Marcado carácter humanístico de la disciplina

El artículo también asegura que, en sus comentarios sobre el curso, los alumnos recalcaron que se trata de un aprendizaje fundamental en la Medicina y empleaban expresiones positivas cuando escribían sobre sus experiencias en torno a los cuidados paliativos. En ese sentido, afirmaron que recomendarían a otros futuros médicos que se formen en esta disciplina. También resaltaron su marcado carácter humanístico, que ayuda a comprender “el auténtico propósito de un médico, que es permanecer al lado del paciente”.

“La educación en cuidados paliativos –puntualiza el trabajo- se ha convertido en una prioridad en muchos países europeos. Sin embargo, falta información sobre las experiencias de los estudiantes, que podría ayudar a que las universidades adapten sus programas a las necesidades demográficas y sociales”.

Los autores de ‘Does Palliative Care Education Matter to Medical Students? The Experience of Attending an Undergraduate Course in Palliative Care’ son Carlos Centeno, director de la Unidad de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra e investigador principal del Programa ATLANTES; Montse Ballesteros, profesora de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Valladolid (campus de Soria); el sociólogo José Miguel Carrasco, investigador de ATLANTES; y María Arantzamendi, investigadora de ATLANTES y directora del Máster en Enfermería en Cuidados Paliativos de la Facultad de Enfermería.