La doctora Gema Frühbeck, presidenta de la Sociedad Europea para el Estudio de la Obesidad

La directora del Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universidad de Navarra ha accedido al máximo cargo de la EASO, tras un período de tres años como presidenta electa 

La doctora Gema Frühbeck, directora del Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universidad de Navarra, nombrada actual presidenta de la EASO. 

21 DE JUNIO de 2012


La doctora Gema Frühbeck, directora del Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universidad de Navarra y especialista de su Departamento de Endocrinología, ha sido nombrada presidenta de la Sociedad Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO).

La facultativa -miembro del CIBERobn (Centro de Investigación Biomédica en Red) de fisiopatología de la obesidad y de la nutrición- ha accedido al máximo cargo de la institución europea tras un período de tres años como presidenta electa. En aquella ocasión, el nombramiento fue aprobado por unanimidad de los 28 miembros que constituyen el comité ejecutivo de la institución europea. 

Transcurrido el plazo de tres años, el nombramiento como presidenta se hace de forma automática por un período de otros tres años más. Con anterioridad, la doctora Frühbeck había sido secretaria de la EASO durante dos años. Según explicó la actual presidenta, uno de los argumentos esgrimidos hace tres años para su nominación residió en que desde la institución “buscaban el perfil de una persona en el que se combinara una visión clínica de la obesidad con un enfoque más molecular de la enfermedad”, doble vertiente por la que sigue apostando. La especialista de la Clínica explica que asume la presidencia de la entidad europea: “con una enorme responsabilidad, a la par que como un honor por la confianza que han depositado en mí”.

Según apuntan desde el CIBERobn, la EASO es reconocida como “una de las instituciones europeas de mayor prestigio en el abordaje de esta patología, la obesidad”.

Referente científico en obesidad

Las funciones que deberá desempeñar desde ahora como máximo cargo de esta institución se centran en continuar desarrollando labores, así como nuevos proyectos, “de asesoramiento a instituciones de la Unión Europea relacionadas con la salud y la alimentación”, explica. 

En la actualidad, la presidenta precisa que entre los principales retos de la EASO “se encuentra desarrollar el plan estratégico de la Asociación para los próximos años, lo que pasa , en parte, por reestructurar y dinamizar la forma de interactuar con las Asociaciones Nacionales para el estudio de la obesidad”. Asimismo, subraya como proyecto destacado su intención de “consolidar la relación con la Comisión Europea y la OMS, para quienes somos referente científico en temas relacionados con el exceso de peso”. 

La doctora Frühbeck considera además “urgente” la necesidad de abundar “en la concienciación, tanto de los profesionales de la salud, como de los políticos y de la sociedad en general, sobre la importancia médica y social de la obesidad”. 

Estado actual de la obesidad

Sobre la evolución de la obesidad en estos tres últimos años como presidenta electa de la EASO, Gema Frühbeck, describe un panorama poco alentador, “ya que lejos de disminuir la prevalencia del sobrepeso y de la obesidad, sigue aumentando”. No obstante, señala que “las cifras europeas no son tan alarmantes como en Estados Unidos”, aunque alertó de que en algunos países de nuestro entorno “no van muy a la zaga”.

Entre los aspectos más preocupantes derivados de esta enfermedad, la facultativa destacó “el desarrollo imparable de la obesidad en algunos países del Este de Europa, así como la obesidad en niños y adolescentes”.

En los tres años de trayectoria vividos como presidenta electa de la EASO, la especialista de la Clínica, subrayó la labor de mejora que la institución europea ha obtenido “en el desarrollo científico de la Asociación”.

En esta línea puso de relieve “el aumento en la participación de profesionales clínicos e investigadores españoles en las actividades de la EASO”, si bien advirtió que la traducción de todos estos esfuerzos “en una disminución de la prevalencia de la obesidad requiere más tiempo”.