Valerie Guild: “No hay mejor arma para luchar contra el melanoma que la prevención y la detección precoz”

La presidenta de la fundación AIM at Melanoma, la mayor organización mundial dedicada a la concienciación e investigación sobre la enfermedad, perdió a su hija por este tipo de cáncer de piel. La fundación ha conseguido que 27 estados de Estados Unidos modifiquen sus  legislaciones para impedir el uso de cabinas de bronceado por menores de 18 años.

 Valerie Guild

01 DE MARZO de 2013


“Aunque existan tratamientos, no hay mejor arma para luchar contra el melanoma que la prevención y la detección precoz”, ha asegurado en Pamplona Valerie Guild, presidenta de la fundación Internacional AIM at Melanoma (www.aimatmelanoma.org), con sede en Estados Unidos.

AIM es la mayor organización del mundo relacionada con el melanoma y centra su actividad en la investigación, educación, concienciación y legislación relativas a la enfermedad. Entre otras iniciativas para la prevención de este tipo de cáncer de piel, ha logrado impulsar legislaciones en 27 estados del país norteamericano que fijan los 18 años como edad mínima para acceder a las cabinas de bronceado.

Otra de las principales preocupaciones de Valerie Guild ha sido la de apoyar el desarrollo de iniciativas de pacientes afectados por melanoma en todo el mundo. En este sentido, es destacable el apoyo prestado a la Asociación de Afectados de Melanoma de España (AAME, www.aamelanoma.com).

Como se sabe, el melanoma es el cáncer de piel de peor pronóstico y uno de los más agresivos. Su incidencia actual en España se cifra entre 1,7 a 2,5 casos en varones y entre un 2 a 3,2 en mujeres, por 100.000 habitantes en ambos casos. Con respecto a la década pasada, su incidencia se ha multiplicado por cuatro.

Valerie Guild ha acudido a Pamplona para pronunciar mañana sábado, día 2 de marzo, una conferencia sobre las asociaciones de pacientes dentro del acto de clausura del IX Congreso Internacional de Oncología para Estudiantes, que durante tres días ha reunido en la Universidad de Navarra a 250 personas procedentes, además del centro organizador, de universidades de Sevilla, Barcelona, Valencia, Cádiz y de Bilbao, así como de Manchester (Reino Unido).

“Decidí que era necesario actuar contra esta enfermedad”

La preocupación de Valerie Guild por el melanoma se remonta a 2003, después de que su hija Charlie, de 26 años, muriera como consecuencia de esta enfermedad. “Entonces decidí que tenía que hacer algo, aunque no sabía bien qué. Hablé con muchos médicos y pacientes y pensé que era necesario actuar contra esta enfermedad. Cuando mi hija cayó enferma, la gente no veía este tipo de cáncer como un problema serio. Por suerte, ahora cada vez más personas saben que el melanoma es peligroso”. Así, creó una fundación con el nombre de su hija, que posteriormente se integró en AIM at Melanoma.

En concreto, la regulación del uso de cabinas de bronceado por parte de menores de 18 años ha sido una de las batallas que ha librado la fundación desde que se creó hace nueve años. “En Estados Unidos hay 50 estados y cada uno tiene sus propias leyes. Tratamos de conseguir que cada estado apruebe una legislación para prohibir el uso de cabinas de bronceado por menores de 18 años porque, hasta ahora, en muchos sólo se impedía el acceso a menores de 16, 15 ó 14 años, según cada caso. California fue el primero y ya hemos conseguido que otros 26 estados pongan el mínimo de edad en 18 años”. 

Valerie Guild calcula que harán falta unos 10 años para que resto de estados legislen en este sentido y reconoce que lograr los cambios en la regulación ha sido “muy, muy difícil. Los adolescentes no comprenden y no quieren oír hablar de los riesgos. En Estados Unidos, el melanoma es el cáncer más prevalente en mujeres de entre 20 y 30 años. Y entre los 30 y 35 años, es el segundo con mayor prevalencia entre mujeres, por detrás del cáncer de pecho. Y sabemos que tal incidencia es debida a la exposición al sol al aire libre y al uso de cabinas de radiación UV”.

Cada sesión incrementa un 1% el riesgo de desarrollar melanoma

La presidenta de AIM at melanoma advierte de cierto carácter adictivo que presenta el bronceado artificial. “Viene a ser como el tabaco: cuanto antes se empieza a fumar, más cuesta dejarlo. Pero lo que sabemos ahora es que cada sesión que toma un adolescente aumenta un 1% sus posibilidades de riesgo de desarrollar un melanoma”.

Por otro lado, estas propuestas legislativas también se han encontrado con la oposición de las empresas del sector del bronceado artificial. “Se calcula que 30 millones de usuarios de los que entre 2 y 3 son adolescentes utilizan estas cabinas en Estados Unidos, lo que supone un negocio de 3.000 millones de dólares”.

Aunque Valerie Guild entiende que haya personas en desacuerdo con esta prohibición, la equipara al consumo de tabaco o de alcohol: “Si estamos de acuerdo en no permitir que los niños beban o fumen, no podemos dejar que corran ese riesgo conociendo los peligros que puede acarrear el bronceado”.

Grupo Internacional de Melanoma

La fundación AIM at melanoma tiene una página web dirigida a los pacientes en la que ofrece información y apoyo. El sitio dispone de versiones adaptadas a diferentes países, como es el caso de España: http://www.aimatmelanoma.org/es. Así, a través de la página web, los pacientes pueden conocer qué ensayos clínicos se llevan a cabo en cada país para tratar el melanoma.

Por otro lado, dentro del capítulo de investigación que impulsa la fundación, destaca el Grupo Internacional de Melanoma (IMWG por sus siglas en inglés), “integrado por 25 investigadores relacionados con este tipo de cáncer de piel procedentes de Estados Unidos, Australia, España, Francia, Italia, Alemania y Grecia. Se reúnen dos veces al año, una en Europa y otra en Estados Unidos, para trabajar en proyectos conjuntos y compartir avances sobre los tratamientos para esta enfermedad”, concreta Valerie Guild. Precisamente, uno de los investigadores españoles participantes en el grupo es el doctor Salvador Martín Algarra, director del Departamento de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra.