Quimioterapia

se administra sola
o como tratamiento complementario

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Tratamiento con quimioterapia en la Clínica

Su objetivo es destruir las células tumorales con el fin de lograr reducir la enfermedad, empleando una gran variedad de fármacos.

A los fármacos empleados en este tipo de tratamiento se les denomina fármacos antineoplásicos o quimioterápicos.

Aun cuando puede utilizarse un solo medicamento, por lo general estos medicamentos son más eficaces si se utilizan en ciertas combinaciones. Las células cancerosas crecen y se dividen rápidamente. La quimioterapia para o retrasa el crecimiento de las células cancerosas.

La frecuencia y la duración de la quimioterapia dependen del tipo de cáncer, de los objetivos del tratamiento, de los medicamentos que se van a utilizar y de la forma en que el cuerpo responda a ellos.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Oncología Médica?

Disponemos de un Hospital de Día, con asistencia ambulatoria especializada en el paciente oncológico y hematológico.

El Departamento de Oncología Médica desarrolla un gran trabajo en equipo, lo que ha permitido diversos avances en oncología y desarrollar una medicina personal y personalizada".

La quimioterapia se administra en forma de ciclos, alternando periodos de tratamiento con periodos de descanso. Un ciclo es el periodo de tiempo que va desde la administración del tratamiento (e incluye el de descanso) hasta la siguiente administración.

La mayoría de los medicamentos de quimioterapia se administran a través de un tubo diminuto de plástico, o catéter, que se coloca en una vena en su antebrazo o mano. Generalmente, con el empleo de la vía intravenosa, es necesario que el paciente acuda al hospital de día. Tras unas horas allí, el paciente puede irse a su domicilio hasta el inicio del próximo ciclo. El paciente también puede tomar por la boca la medicación, en forma de comprimidos o sobres. Sólo es necesario el desplazamiento al hospital para el control periódico del tratamiento. Cada vez se emplea con más frecuencia la vía oral, pero no siempre es una opción disponible.

Otras vías de administración son:

  • Intratecal, el catéter se coloca en el canal espinal.
  • Intraarterial, el medicamento se inyecta directamente en una arteria para tratar una sola área (como el hígado, brazo o una pierna).
  • Intraperitoneal, dentro del la cavidad abdominal
  • Otras: intramuscular, intralesional o tópica.

Durante el tratamiento, o bien tras finalizar el mismo, el oncólogo solicita una serie de pruebas que permiten conocer cómo responde el tumor a la quimioterapia. A través de ellas es posible saber si éste ha desaparecido o disminuido, si permanece estable, o si ha seguido su evolución.

La respuesta del tumor al tratamiento es independiente del número e intensidad de los efectos secundarios provocados por el mismo.

Dependiendo del tipo de cáncer y de la etapa de desarrollo, la quimioterapia puede utilizarse para:

  • Curar su cáncer.
  • Evitar que el cáncer se propague.
  • Retardar el crecimiento del cáncer.
  • Destruir las células cancerosas que pudieran haberse propagado a otras partes del cuerpo desde el tumor original.
  • Aliviar los síntomas causados por el cáncer.

Dependiendo de cuándo se administre la quimioterapia podemos hablar de:

  • Quimioterapia de inducción o neoadyuvante: la quimioterapia se administra en primer lugar, antes de cualquier tratamiento local como la radioterapia o la cirugía.
  • Quimioterapia concomitante: se administra de forma simultánea a otro tratamiento, generalmente de radioterapia.
  • Quimioterapia adyuvante: se realiza de forma complementaria a otro tratamiento (generalmente local.)

No siempre aparecen efectos secundarios y, cuando surgen, en la mayoría de las ocasiones son tolerables.

En la actualidad, existen medicamentos que permiten controlar estas molestias y llevar una vida prácticamente normal mientras se recibe el tratamiento.

La mayor parte de los enfermos pueden seguir realizando sus actividades cotidianas durante el tratamiento. A veces, es necesario disminuir el ritmo de vida y descansar durante algunos días tras la administración del tratamiento.

Saber más sobre la quimioterapia

La mayoría de los fármacos de quimioterapia están diseñados para destruir las células mientras se dividen.

Cuanto más rápido se multiplican, más afectación existe. Las células normales con mayores probabilidades de ser afectadas son las células productoras de sangre en la médula ósea, así como las células de la boca, del tracto digestivo, del sistema reproductor y los folículos del cabello.

La agresión a estas células desencadena los efectos secundarios más frecuentes: náuseas y vómitos, dificultades para la alimentación y anorexia, caída del cabello o alopecia, cansancio, anemia y mayor sensibilidad a las infecciones.

¿En qué enfermedades está indicada?

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra