Prótesis de cadera 

Tratamiento de la prótesis de cadera en la Clínica 

El tratamiento de la prótesis de cadera cuando existe un problema en esta articulación requiere una gran experiencia en cuanto al diagnóstico y su realizacion.

En más del 80% de los casos de las artrosis de cadera es necesario recurrir al reemplazo total de la articulacion.

La necesidad de sustituir las prótesis de cadera hacia los 10 ó 15 años después de su colocación es su principal problema. Al cambiarla, hay que poner una más grande y, en cada sustitución, se dispone de menor superficie ósea adecuada para anclar la prótesis. Esto se agrava en pacientes de menos de 65 años, quienes pueden necesitar, al menos, otros dos recambios de esta articulación a lo largo de su vida.

La prótesis de recubrimiento o resurfacing, que se implanta en la Clínica Universidad de Navarra, está indicada para estos pacientes. Para colocarla no hace falta cortar la cabeza del fémur, como en la prótesis convencional, sino que tras tallarla se le pone un funda o capucha metálica. Esto permite mayor actividad física y es idónea en pacientes de menor edad.

Para el éxito en la realización de esta técnica quirúrgica, más avanzada que la prótesis convencional, se vuelve fundamental la experiencia del equipo médico.

La colocación de una prótesis de cadera es una intervención importante, pero hoy en día se realiza de forma rutinaria y con gran garantía en cuanto a sus resultados".

A Abderrahman, paciente de la Clínica, se le implantó una prótesis de cadera

El diagnóstico se basa en el interrogatorio que el médico efectúa al paciente sobre el tipo de síntomas que padece y sus características, seguido de una exploración de la articulación de la cadera, con sus movimientos.

Mediante la exploración, el médico puede objetivar el grado de artrosis que existe. Para confirmar el diagnóstico es necesario efectuar una radiografía de la cadera.

En ella, se pueden ver los cambios típicos que produce la artrosis en la articulación, y se puede establecer un pronóstico sobre la gravedad de la misma, en función de que la cadera se encuentre más o menos desgastada.

En función del diagnóstico de cada paciente, en la Clínica se aplica el tratamiento más adecuado y se coloca, cuando así lo requiere la lesión, la prótesis más acorde a la edad y necesidades del paciente.

Sustituir una cadera por una articulación artificial requiere cirugía mayor y anestesia raquídea o general.

Mediante una incisión de unos 10 cm. en la parte lateral o posterior de la cadera, se extrae la cabeza dañada del fémur y se reemplaza por una prótesis de materiales artificiales.

Después se implanta una cúpula de plástico, metálica o cerámica en la cavidad esférica de la pelvis dañada. Posteriormente, en el extremo proximal del fémur se coloca una bola metálica o cerámica unida a un vástago que se inserta dentro del hueso.

Los materiales empleados permiten una movilidad similar a la previa de la articulación. Se fabrican con metales -acero inoxidable, aleaciones de cobalto, cromo y titano- y plástico, habitualmente polietileno, muy duradero y resistente al desgaste de la fricción.

Tradicionalmente el cemento fija los componentes protésicos al hueso. Hoy en día se utilizan más implantes no cementados, que se encajan directamente en el hueso. Esta técnica requiere gran precisión en su colocación y es especialmente útil en los pacientes jóvenes.

contacteCON LA CLÍNICA

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

SOLICITE UNA SEGUNDA OPINIÓN NO PRESENCIAL

Si necesita la opinión médica de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión no presencial.
Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra