Nefrectomía

entre 2 y 7 días deberá estar ingresado el paciente tras la operación

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Tratamiento con nefrectomía en la Clínica

La nefrectomía es el procedimiento quirúrgico para extirpar el riñón. Si sólo se reseca una parte del órgano, se denomina nefrectomía parcial.

Cuando se extrae el riñón y los tejidos que le rodean incluyendo la glándula suprarrenal, se denomina nefrectomía radical.

Este procedimiento se indica en patología benigna (hidronefrosis, litiasis e infección con destrucción del parénquima renal) y en el caso de tumores renales, como el hipernefroma.

En ocasiones, también se extirpa el riñón tras un traumatismo que provoque en el órgano lesiones graves que no puedan repararse.

También se realiza la extirpación en personas que donan el riñón para un trasplante. Esta técnica ofrece nuevas posibilidades a pacientes que llevan mucho tiempo en lista de espera y tienen un donante compatible entre sus familiares.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Urología?

Contamos con una experiencia de más de cuatro décadas, tanto en el diagnóstico y tratamiento de todas las patologías del riñón, como en el trasplante de este órgano.

En nuestro Departamento, tenemos una larga experiencia de más de 40 años en trasplante renal. Disponemos de la técnica de donante vivo, lo que ofrece nuevas posibilidades de tratamiento al paciente".

Hoy en día, en el Departamento de Urología, más del 90% de las nefrectomías se realizan mediante técnica laparoscópica, introduciendo gas CO2 en el abdomen para distenderlo.

Esta técnica de mínima invasión permite, mediante 3 o 4 mini-incisiones de 0,5 a 1,2 cm la introducción de tubos plásticos, a través de los cuales se realiza la disección del órgano y extracción posterior, mediante una incisión de 6 cm en la zona del pubis.

Las ventajas de esta técnica son: sangrado no significativo, menor dolor postoperatorio, alta precoz (3-4 días), menores cicatrices quirúrgicas y reincorporación laboral más temprana. La intervención se realiza siempre bajo anestesia general.

En casos con grandes tumores o con sospecha de afectación extra-renal puede ser necesaria la cirugía abierta convencional.

Saber más sobre la nefrectomía

Recuperación de la operación

Tras la intervención, el paciente debe permanecer ingresado durante un periodo que varía entre 2 y 7 días, según el método quirúrgico utilizado.

Durante parte de este periodo, llevará una sonda urinaria, colocada para drenar la orina. Está desaconsejada la práctica de actividades intensas hasta seis semanas después del procedimiento.

¿En qué enfermedades está indicada?

  • Destrucción del riñón por diversas causas (infecciosas, litiasis, obstrucciones, etc.)
  • Tumores del parénquima renal
  • Tumores de urotelio superior (pelvis, cálices, uréter...)

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra