Microcirugía tubárica 

saber más sobre la esterilidad e infertilidad

En torno a un 15% de la población actual sufre esterilidad y/o infertilidad, una incidencia considerada muy importante.

Se estima que existe esterilidad en una pareja cuando tras un año de relaciones sexuales periódicas, sin utilizar ningún método de contracepción, no se ha conseguido embarazo.

El concepto de esterilidad se confunde a menudo con el de infertilidad. Pero no es lo mismo. La infertilidad se refiere a la circunstancia en que una pareja tiene abortos de repetición. La edad de la mujer tiene una importante repercusión en este aspecto.

Entre los 20 y los 35 años se produce un leve descenso de la fertilidad, afección que se acentúa en la franja de edad de los 35 a los 40 años y resulta muy marcada entre los 40 y 45 años. Entre los 45 y los 50, las tasas de fertilidad son muy reducidas.

Infografía sobre la reversión de la ligadura de trompas
Descargar infográfico

La esterilidad (tanto de origen femenino como masculino) se clasifica en primaria si la mujer nunca ha conseguido gestación, y secundaria, cuando, tras una gestación, ha transcurrido entre 1 y 2 años sin conseguir embarazo.

Las causas de la esterilidad son variadas. Su estudio debe basarse en una exploración tanto física como funcional. En general, las causas pueden ser orgánicas, funcionales, inmunitarias e incluso de origen psíquico.

En el conjunto de la esterilidad femenina, entre el 25 y 35% tiene su origen en alteraciones tubáricas, localizadas en las trompas de Falopio. Las trompas de Falopio son las dos estructuras que conectan el útero con los dos ovarios y es el lugar donde sucede la fertilización, un fenómeno que no puede ocurrir si existe una obstrucción de las trompas o si funcionan incorrectamente.

Las causas por las que puede producirse la oclusión de estas estructuras son diversas. Infecciones debidas a la acción de microorganismos como la chlamydia y el gonococo (generalmente de transmisión sexual) pueden provocar una inflamación capaz de obstruir las trompas de Falopio. Lo mismo ocurre con las debidas a procesos inflamatorios intraabdominales, como la apendicitis, diverticulitis o a cirugías previas (de ovarios y fibromas, entre otras).

El fenómeno de ‘hidrosalpinx’ puede ser otro de los agentes causantes y consiste en la obstrucción de la trompa en su tercio distal, al llenarse de líquido inflamatorio. El líquido puede pasar a la cavidad uterina y provocar una inflamación crónica, lo que afectaría a la capacidad del endometrio para que anide el embrión.

La endometriosis, que se produce cuando el tejido endometrial ‘sale’ del útero e ‘invade’ el peritoneo o los ovarios provocando una inflamación crónica en la pelvis y obstrucción tubárica, es otra de las posibles causas de esterilidad de origen tubárico.

Y, por último,  la obstrucción de las trompas puede estar debida a una operación esterilizante de la mujer, es decir, a la ligadura de trompas . En total, se estima que un 25% de las mujeres a las que se les ha realizado una ligadura de trompas como método anticonceptivo expresan posteriormente su deseo de volver a ser madres.

Se trata de un porcentaje importante. En la Clínica tenemos una amplia experiencia en el tratamiento microquirúrgico de este problema mediante técnicas de microcirugía con tasas de éxito superiores al 45%, mejores incluso en mujeres menores de 35 años.

Ante un caso de esterilidad, resulta esencial determinar si es de origen tubárico. Para ello, la principal técnica de imagen que se utiliza es la ecografía.

Con esta técnica se puede detectar la presencia de ciertas lesiones en la trompa que están indicando la existencia de una obstrucción. Entre dichas alteraciones, el especialista cita el ‘hidrosalpinx’ y ‘piosalpinx’ (inflamación de las trompas).

Para determinar con más precisión la permeabilidad de las trompas, en la Clínica se ha desarrollado un método consistente en la introducción de suero salino a través del útero. Mediante ecografía Doppler el especialista observa si el suero circula o no por las trompas.

Se trata de un método diagnóstico muy bien tolerado por las pacientes. Frente a la técnica habitualmente utilizada, la histerosalpingografía, consistente en la introducción en el útero de líquido contraste y observación por radiografía, la técnica de la Clínica aporta importantes beneficios como la ausencia de preparación previa, menor manipulación del cuello uterino y por tanto menos dolor postprocedimiento, así como la inexistencia de radiación ionizante.

En caso de que se confirme la permeabilidad de las trompas, no sería necesaria otra prueba diagnóstica adicional.

Toda pareja que lleve más de un año sin concebir manteniendo relaciones sexuales normales, completas y sin métodos anticonceptivos, y con deseos de tener hijos, debería someterse a un estudio minucioso".

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra