Histerectomía

Si se realiza mediante laparoscopia, la hospitalización es de tan sólo 2-3 días 

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Tratamiento con histerectomía en la Clínica

Se denomina histerectomía total a la extirpación quirúrgica completa del útero, es decir cuerpo y cuello uterinos.

Si se conserva el cuello uterino o cérvix, quitando solamente el cuerpo, entonces hablamos de una histerectomía subtotal o supracervical.

La intervención está indicada en diversas dolencias, como tumores uterinos, cáncer de cuello de útero o displasia cervical severa, cáncer de ovario, endometriosis, sangrado vaginal severo y prolongado, prolapso uterino, etc.

En la actualidad, la mayoría de las histerectomías se realizan por vía laparoscópica. Esto conlleva grandes ventajas en cuanto a reducción de complicaciones y recuperación de la paciente.

En la Clínica también existe la posibilidad de realizar este tratamiento mediante cirugía robótica. Somos uno de los pocos centros españoles que tiene experiencia en este tipo de técnología.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Ginecología y Obstetricia?

En la Clínica le ofrecemos un tratamiento individualizado, de vanguardia y multidisciplinar. 

Esta intervención está indicada en diversas dolencias, como tumores uterinos, cáncer de cuello, de útero o displasia cervical severa, cáncer de ovario, endometriosis, etc".

Se trata de una cirugía que se practica bajo anestesia general y que puede abordarse por varias vías.

En concreto, la vía abdominal se emplea generalmente para úteros que presentan tumores de gran tamaño o de naturaleza maligna.

Por su parte, a través de la vía vaginal se interviene, en la mayoría de los casos, de tumores, ya sean benignos o malignos, y en el prolapso uterino.

La vía laparoscópica se suele emplear para extirpar los ganglios linfáticos en los casos de cáncer de cuerpo o cuello uterino.

La histerectomía requiere un periodo de hospitalización posterior de menos de 5 días, tiempo que se reduce a 2 ó 3 días si la intervención se ha realizado por vía vaginal o laparoscópica. Si todo transcurre con normalidad, el tiempo de recuperación es de aproximadamente 1 mes.

Como consecuencia de la extracción del útero, la paciente queda totalmente incapacitada para lograr un embarazo. Igualmente, ya no volverá a tener la menstruación al faltar el órgano que la produce. De cualquier modo, la respuesta sexual no tiene por qué modificarse,  pero hay casos en que sí se modifica por una mala información.

Si se extirpan los ovarios en una mujer post-menopáusica, lo habitual es que no haga falta realizar tratamiento con terapia hormonal sustitutiva si con anterioridad a la intervención no la precisaba. Además, si se operó de un tumor hormonodependiente (cáncer de cuerpo de útero), la hormonoterapia estará contraindicada.

En caso de que se conserven los ovarios, no se produce ningún trastorno hormonal ni metabólico.

Saber más sobre la histerectomía

Histerectomía vaginal sin prolapso uterino: en esta cirugía el útero se extrae a través de la vagina.

Con este tipo de cirugía, no tendrá una incisión en el abdomen. Debido a que la incisión está dentro de la vagina, el tiempo de cicatrización es más breve que el de la cirugía abdominal. También la recuperación puede ser menos dolorosa. Cada vez es más frecuente que se realice la histerectomía vaginal guiada por laparoscopia. 

La histerectomía vaginal produce menos complicaciones que los otros tipos de histerectomía y es una forma muy segura de extraer el útero. Además, las hospitalizaciones son más breves y la capacidad para reanudar las actividades normales es más rápida que con una histerectomía abdominal.

No obstante, no siempre se puede llevar a cabo una histerectomía vaginal. Por ejemplo, las mujeres con adhesiones de cirugías previas o úteros muy grandes no siempre pueden ser candidatas a este tipo de cirugía.

¿En qué enfermedades está indicada?

Imagen preview del infográfico sobre endometriosis
Conozca qué es la endometriosis, cómo se diagnostica y trata
Descargar infográfico

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

conozca nuestratecnología de cirugía robótica

La Clínica mejora sus intervenciones quirúrgicas incorporando en su tecnología el robot Da Vinci.
La apnea obstructiva del sueño puede derivar en accidentes cerebrovasculares o miocardiopatías.
Imagen preview del infográfico sobre cirugía robótica
Conozca todo sobre la cirugía robótica
Descargar infográfico

Tecnología
puntera

Para mejorar su salud y calidad de vida, contamos con el robot DaVinci® para realizar intervenciones con mínima agresión.

Cirugía
menos agresiva

Reduce el tiempo de estancia hospitalaria y el riesgo de sangrado, beneficios importantes para el paciente.

Una ayuda para
el cirujano

Cuando el acceso es difícil o es necesaria una máxima precisión, la cirugía robótica es una ayuda para el cirujano.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra