Cirugía robótica

La cirugía robótica en la Clínica

La Clínica Universidad de Navarra, siempre a la vanguardia en nuevos sistemas diagnósticos y terapéuticos cuenta desde 2010 con el robot Da Vinci® para realizar intervenciones con mínima agresión.

Mayor precisión quirúrgica, un procedimiento menos invasivo, eliminación del temblor natural de la mano del cirujano y una mejor visualización del campo anatómico que se opera son las principales ventajas que aporta el robot Da Vinci® a las cirugías que se practican con este avanzado equipo.

El equipo profesional necesario para una cirugía robótica es similar al que precisa una operación laparoscópica. Lo integran, generalmente, dos cirujanos, tres enfermeras (una de anestesia) y un anestesista.

Al margen de la intervención de prostatectomía radical para el tratamiento quirúrgico del cáncer de próstata, especialistas de la Clínica han sido los primeros en intervenir con el robot Da Vinci® el síndrome de apnea obstructiva del sueño.

También han sido los primeros cirujanos españoles en operar un cáncer de laringe con este sistema y realizar la cirugía robótica de tiroides a través de la axila, evitando la cicatriz del cuello.

Las especialidades médicas indicadas para el uso quirúrgico del robot Da Vinci® son: urología, determinadas patologías de ginecología, cirugía general, cirugía cardio-torácica, cirugía pediátrica, otorrinolaringología y algunas indicaciones de neurocirugía. 

La Clínica mejora sus intervenciones quirúrgicas incorporando en su tecnología el robot Da Vinci.

El robot Da Vinci es una herramienta sofisticada que ayuda al cirujano en la realización de la prostatectomía radical. El paciente se recupera mucho mejor de la intervención".

La cirugía robótica viene a suplir las limitaciones de la cirugía laparoscópica convencional haciendo que las intervenciones quirúrgicas sean más cómodas y precisas, sobre todo para las más complejas y difíciles de acceder, como es la prostatectomía radical.

El sistema quirúrgico Da Vinci® es un sistema robótico asistido informáticamente que amplía la capacidad del cirujano para operar de manera menos invasiva.
 
Aporta una mayor precisión quirúrgica, un procedimiento menos invasivo, eliminación del temblor natural de la mano del cirujano y una mejor visualización del campo anatómico que se opera.
 
El instrumental está diseñado de forma que obtiene 7 grados de libertad de movimiento, prácticamente similar a la movilidad de la mano del cirujano, a diferencia de la cirugía laparoscópica convencional, que permite sólo 4 grados.
 
La pérdida de sangre durante la intervención, y por tanto la necesidad de transfusiones, se sitúa un 25% por debajo de las exigencias de la cirugía abierta, porcentaje similar al del procedimiento laparoscópico.

La prostatectomía radical (dirigida a extirpar tumores de próstata) es la intervención quirúrgica más frecuente de todas las que se realizan con este sistema. Pero también se utiliza en nefrectomía parcial, reimplantación ureteral, pieloplastia.

Las ventajas respecto a las técnicas convencionales estriban en la recuperación del control miccional dentro de los tres primeros meses de modo más rápido que con la cirugía laparoscópica o con la abierta, por la mayor precisión en la disección de los tejidos.

Otra de las complicaciones más frecuentes en los pacientes operados de prostatectomía es la impotencia sexual. Cuando se realiza una técnica de preservación de las bandeletas o nervios erectores, y ésto se consigue en más pacientes con la cirugía robótica, favorece una conservación más efectiva de la potencia sexual y mayor integridad del esfínter de la uretra, gracias a una disección mucho más fina y anatómica.

El ingreso hospitalario que se precisa tras una intervención de prostatectomía radical robótica también es parecido al de la laparoscopia, situado entre 2 y 3 días, frente a los 5 de una cirugía convencional. El tiempo de intervención con el sistema Da Vinci® se prolonga durante 4 ó 5 horas y, en todos los casos, se aplica anestesia general.

Somos pioneros en la cirugía de patología tiroidea, SAOS y cáncer de laringe con el robot Da Vinci®.

La cirugía robótica transoral se realiza con instrumentos especialmente diseñados, de reducido tamaño y gran precisión en su manejo. Permite trabajar con una perfecta visualización y exactitud milimétrica.
 
Se emplea para extirpar tumores de amígdala, base de lengua, hipofaringe y laringe, como alternativa a la cirugía con láser o a procedimientos quirúrgicos abiertos como la patología tiroidea.
 
Gracias a la tecnología del robot Da Vinci® la extirpación de estos tumores se realiza de forma más amplia y, frecuentemente, en una sola pieza, a diferencia de la resección del tumor en fragmentos efectuada con otros métodos quirúrgicos.
 
Esta cirugía ofrece al paciente una nueva alternativa de tratamiento quirúrgico, con una rápida cicatrización y recuperación funcional, junto con unos buenos resultados del tratamiento.
 
La Clínica es el primer centro hospitalario español que ha operado patología tiroidea mediante esta técnica robótica. El principal beneficio es estético, ya que evita la cicatriz cervical de la cirugía de tiroides convencional al realizar una única incisión en la axila.
 
La técnica robótica transaxilar está indicada para extirpar el bocio nodular, carcinomas foliculares de tiroides de tamaño no superior a 2 cm. sin extensión extracapsular y adenomas de glándulas paratiroides (hiperparatiroidismo).
 
De forma pionera en España, la Clínica es experta en el tratamiento quirúrgico de otras patologías con cirugía robótica: síndrome de apnea obstructiva del sueño, extirpando parcialmente la amígdala lingual a través de la cavidad oral (transoral), y cáncer de laringe con abordaje transoral. 

La prostatectomía radical (dirigida a extirpar tumores de próstata) es la intervención quirúrgica más frecuente de todas las que se realizan con este sistema.

Igualmente, se realizan intervenciones relacionadas con el tratamiento del síndrome de la apnea obstructiva del sueño y la cirugía robótica de tiroides a través de la axila.

Otras patologías que también pueden beneficiarse de esta técnica son la pieloplastia, reimplantación ureteral, nefrectomía, nefrectomía parcial, nefrectomía en donante vivo, cistectomía radical (asistida con minilaparotomía) y reconstrucción de suelo pélvico.

En Ginecología, la técnica se aplica en histerectomía, reconstrucciones tubáricas, miomectomías y tumores de útero.

En diferentes patologías de Cirugía General, el robot Da Vinci® se utiliza en cirugía de colon y recto, cirugía bariátrica, hepato-bilio-pancreática y cirugías del tercio inferior de esófago.

En cuanto a la cirugía cardiotorácica, la cirugía robótica se aplica a intervenciones de bypass aorto-coronario, reparación mitral, comunicación interauricular, reparación válvula tricúspide y cirugías de mediastino y pulmón.

Igualmente se aplica a algunas intervenciones de cirugía pediátrica y neurocirugía.

contacteCON LA CLÍNICA

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

SOLICITE UNA SEGUNDA OPINIÓN NO PRESENCIAL

Si necesita la opinión médica de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión no presencial.
Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra