Cirugía robótica

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Estas preguntas más frecuentes sobre la cirugía robótica le ayudarán a conocer mejor su enfermedad y participar activamente en las decisiones sobre su propio cuidado.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

La cirugía robótica viene a suplir las limitaciones de la cirugía laparoscópica convencional haciendo que las intervenciones quirúrgicas sean más cómodas y precisas, sobre todo para las más complejas y difíciles de acceder, como es la prostatectomía radical.

El sistema quirúrgico Da Vinci® es un sistema robótico asistido informáticamente que amplía la capacidad del cirujano para operar de manera menos invasiva.
 
Aporta una mayor precisión quirúrgica, un procedimiento menos invasivo, eliminación del temblor natural de la mano del cirujano y una mejor visualización del campo anatómico que se opera.
 
El instrumental está diseñado de forma que obtiene 7 grados de libertad de movimiento, prácticamente similar a la movilidad de la mano del cirujano, a diferencia de la cirugía laparoscópica convencional, que permite sólo 4 grados.
 
La pérdida de sangre durante la intervención, y por tanto la necesidad de transfusiones, se sitúa un 25% por debajo de las exigencias de la cirugía abierta, porcentaje similar al del procedimiento laparoscópico.

La prostatectomía radical (dirigida a extirpar tumores de próstata) es la intervención quirúrgica más frecuente de todas las que se realizan con este sistema. Pero también se utiliza en nefrectomía parcial, reimplantación ureteral, pieloplastia.

Las ventajas respecto a las técnicas convencionales estriban en la recuperación del control miccional dentro de los tres primeros meses de modo más rápido que con la cirugía laparoscópica o con la abierta, por la mayor precisión en la disección de los tejidos.

Otra de las complicaciones más frecuentes en los pacientes operados de prostatectomía es la impotencia sexual. Cuando se realiza una técnica de preservación de las bandeletas o nervios erectores, y ésto se consigue en más pacientes con la cirugía robótica, favorece una conservación más efectiva de la potencia sexual y mayor integridad del esfínter de la uretra, gracias a una disección mucho más fina y anatómica.

El ingreso hospitalario que se precisa tras una intervención de prostatectomía radical robótica también es parecido al de la laparoscopia, situado entre 2 y 3 días, frente a los 5 de una cirugía convencional. El tiempo de intervención con el sistema Da Vinci se prolonga durante 4 o 5 horas y, en todos los casos, se aplica anestesia general.

Somos pioneros en la cirugía de patología tiroidea, SAOS y cáncer de laringe con el robot Da Vinci.

La cirugía robótica transoral se realiza con instrumentos especialmente diseñados, de reducido tamaño y gran precisión en su manejo. Permite trabajar con una perfecta visualización y exactitud milimétrica.

Se emplea para extirpar tumores de amígdala, base de lengua, hipofaringe y laringe, como alternativa a la cirugía con láser o a procedimientos quirúrgicos abiertos como la patología tiroidea.

Gracias a la tecnología del robot Da Vinci la extirpación de estos tumores se realiza de forma más amplia y, frecuentemente, en una sola pieza, a diferencia de la resección del tumor en fragmentos efectuada con otros métodos quirúrgicos.

Esta cirugía ofrece al paciente una nueva alternativa de tratamiento quirúrgico, con una rápida cicatrización y recuperación funcional, junto con unos buenos resultados del tratamiento.

La Clínica es el primer centro hospitalario español que ha operado patología tiroidea mediante esta técnica robótica. El principal beneficio es estético, ya que evita la cicatriz cervical de la cirugía de tiroides convencional al realizar una única incisión en la axila.

La técnica robótica transaxilar está indicada para extirpar el bocio nodular, carcinomas foliculares de tiroides de tamaño no superior a 2 cm, sin extensión extracapsular y adenomas de glándulas paratiroides (hiperparatiroidismo).

De forma pionera en España, la Clínica es experta en el tratamiento quirúrgico de otras patologías con cirugía robótica: síndrome de apnea obstructiva del sueño, extirpando parcialmente la amígdala lingual a través de la cavidad oral (transoral), y cáncer de laringe con abordaje transoral.

La prostatectomía radical (dirigida a extirpar tumores de próstata) es la intervención quirúrgica más frecuente de todas las que se realizan con este sistema.

Igualmente, se realizan intervenciones relacionadas con el tratamiento del síndrome de la apnea obstructiva del sueño y la cirugía robótica de tiroides a través de la axila.

Otras patologías que también pueden beneficiarse de esta técnica son la pieloplastia, reimplantación ureteral, nefrectomía, nefrectomía parcial, nefrectomía en donante vivo, cistectomía radical (asistida con minilaparotomía) y reconstrucción de suelo pélvico.

En Ginecología, la técnica se aplica en histerectomía, reconstrucciones tubáricas, miomectomías y tumores de útero.

En diferentes patologías de Cirugía General, el robot Da Vinci se utiliza en cirugía de colon y recto, cirugía bariátrica, hepato-bilio-pancreática y cirugías del tercio inferior de esófago.

En cuanto a la cirugía cardiotorácica, la cirugía robótica se aplica a intervenciones de bypass aorto-coronario, reparación mitral, comunicación interauricular, reparación válvula tricúspide y cirugías de mediastino y pulmón.

Igualmente se aplica a algunas intervenciones de cirugía pediátrica y neurocirugía.

Ofrece mayor precisión y visión, menos invasión y supresión del temblor natural de la mano del cirujano. 

La cirugía robótica Da Vinci® se ejecuta con instrumentos especialmente diseñados, de reducido tamaño y gran precisión en su manejo. Permite trabajar con una perfecta visualización de la zona y confiere mayor precisión al cirujano.
 
Consta de tres elementos principales:
  1. Carro del paciente. Integra los cuatro brazos que sostienen el instrumental con el que se interviene al paciente. De ellos, uno porta la cámara que transmite hasta la consola del cirujano las imágenes de la región anatómica interna que se va a intervenir. El personal de enfermería que trabaja en la zona estéril, próxima al carro del paciente y a la mesa de operaciones, intercambia instrumentos y endoscopios según se precise.
  2. Consola del cirujano. Centro de control del equipo, situado fuera de la zona estéril, a unos metros de la mesa de operaciones. Desde él, el cirujano controla, a través de dos mandos o manipuladores, los instrumentos y un endoscopio que ofrece imágenes en tres dimensiones. Cuenta también con pedales para controlar parte del instrumental con los pies.
    Su diseño imita la alineación natural del ojo, mano e instrumental de la cirugía abierta, optimizando la coordinación de manos y pies. La visión en tres dimensiones, con profundidad de campo, y una óptica de hasta 12 aumentos, muy superior a la de la laparoscopia, aporta mayor precisión y la ergonomía del sistema ofrece al cirujano igual destreza de movimientos que en la cirugía abierta.
  3. Carro de visión. Integra el equipo de procesamiento de imágenes, de cuya configuración se encarga una persona fuera del campo estéril del quirófano. En este componente se coloca un monitor de pantalla táctil.

En la Clínica Universidad de Navarra, el primer objetivo es ofrecer al paciente y a sus familiares el mejor trato médico y humano posible. Y con este objetivo en mente, se diseña toda la organización.

Por ello, el modelo de la Clínica Universidad de Navarra es diferente. A diferencia del resto de clínicas privadas en España, sus médicos y los más de 2.000 profesionales que trabajan en la Clínica están dedicados a tiempo completo y en exclusiva a su labor allí.

La primera ventaja de este modelo es que permite dedicar a cada caso clínico todo el tiempo y todos los recursos necesarios para una atención verdaderamente personalizada y de calidad. Los médicos están siempre disponibles para los pacientes, y ésta disponibilidad se traduce en una atención extremadamente ágil, rápida y cómoda para el paciente, quien puede recibir la atención médica de profesionales de distintas especialidades en una misma mañana, obteniendo un trato verdaderamente multidisciplinar en un plazo temporal muy ajustado.

Este esfuerzo queda reflejado en los resultados obtenidos, así como en la buena valoración que nuestros pacientes hacen de la Clínica, manifestando un nivel de satisfacción del 94%, 10 puntos por encima de la media de los hospitales españoles encuestados.

Más información sobre ésta y otras ventajas de la Clínica Universidad de Navarra

Nuestro servicio médico es valorado por su gran rapidez y eficacia en la citación, diagnóstico y acceso al tratamiento.

Al poseer todas las especialidades y sus profesionales con dedicación exclusiva, la Clínica se coordina y organiza de modo que el paciente pueda realizar sus consultas, tratamientos y pruebas en el menor tiempo posible, y el resultado de las pruebas diagnósticas se obtiene, generalmente en 48 horas.

De ser necesaria una intervención, la Clínica puede coordinarse para realizarla en el plazo de una semana, siempre dependiendo de las características y necesidades de cada paciente.

Para más información puede llamarnos al (+34) 948 255 400 o solicitar información completando este formulario.

La Clínica Universidad de Navarra le ofrece la posibilidad de realizar consultas de segunda opinión, bien presencialmente (solicitando una cita en el (+34) 948 255 400) o bien a través de la Consulta de Segunda Opinión no presencial.

La consulta de Segunda Opinión no presencial le ofrece la posibilidad de realizar una consulta de segunda opinión médica a nuestros especialistas, sin necesidad de acudir a la Clínica.

Para ello, la Clínica gestionará la recogida de sus documentos médicos y administrativos en su domicilio, o en su lugar de preferencia, y en un plazo máximo de 15 días recibirá la valoración de su caso.

Además, nuestros especialistas lo llamarán personalmente para aclarar las dudas que pudiera tener.

Si posteriormente desea continuar su asistencia médica en la Clínica, se le reembolsará el importe abonado por la Segunda Opinión en su primera factura.

La Clínica le ofrece la posibilidad de solicitar gratuitamente una valoración económica estimativa para su caso, a través del siguiente formulario online para solicitud de presupuesto, o llamando al (+34) 948 255 400.

Si lo prefiere, también podrá obtener un presupuesto más ajustado solicitando una cita para que nuestros expertos puedan valorar presencialmente su caso.

Si lo desea, puede solicitar más información sobre estos servicios rellenando el formulario de solicitud de información.

La Clínica Universidad de Navarra pone a disposición de sus pacientes la posibilidad de financiar su diagnóstico o tratamiento hasta en cuatro meses sin intereses. Dicha posibilidad está disponible para asistencias de hasta seis mil euros.

En caso de necesitar una financiación superior, podrá plantearlo durante su visita en la Unidad de Coordinación de la Clínica para evaluar su caso.

Asimismo, la Clínica mantiene conciertos con las principales compañías aseguradoras de España.

La compañía de seguros ACUNSA ofrece pólizas de hospitalización y consultas que aseguran la estancia y los tratamientos médicos y quirúrgicos en la Clínica Universidad de Navarra.

La Clínica también mantiene conciertos de asistencia médica con Aegon, Allianz, Asefa, AXA, Cigna, DKV, Generali, HNA, Mapfre Familiar y Previsora Bilbaína.

En función de cada acuerdo se puede acceder a las consultas de la Clínica con la tarjeta de asegurado; y a los tratamientos médicos y quirúrgicos e ingresos hospitalarios, con autorización previa de la compañía.

Dado que una determinada póliza de salud puede tener restricciones de acceso o servicios excluidos, aconsejamos una consulta previa a la compañía correspondiente sobre la cobertura concreta en la Clínica.

La Clínica recibe anualmente pacientes de más de 50 nacionalidades.

Dispone de un servicio especial de atención al paciente internacional, para facilitar su acceso a la Clínica.

Así, la Clínica pone a su disposición una persona de contacto que podrá ayudarle en todo lo que usted necesite para ser atendido por nuestros especialistas, tanto antes de su estancia (facilitando citas, dudas, viajes y alojamiento, etc.), como durante su estadía (acompañamiento, interlocución, coordinación optimizada de citas, etc.) y después de su estancia (envío de informes médicos, gestión de dudas y consultas, etc.).

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra