Análisis en las complicaciones de la diabetes mellitus

el 90% de las hipoglucemias ocurren por un mal control de la dieta y ejercicio

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Análisis de las complicaciones de la diabetes mellitus en la Clínica

Existen complicaciones crónicas y complicaciones agudas que pueden agravar el diagnóstico inicial de la diabetes mellitus.

En uno y otro caso, sin embargo, hay pruebas analíticas que pueden utilizarse para evaluar la gravedad del proceso y, en muchos casos, permiten adelantar en meses el diagnóstico de las complicaciones y evitar la aparición de nuevos daños.

El tratamiento indicado por su médico busca controlar adecuadamente la diabetes. Esto no siempre se consigue con la efectividad deseada, lo que hace se produzcan alteraciones en el organismo que, mantenidas en el tiempo, pueden producir complicaciones importantes a medio-largo plazo.

¿Quieres saber más sobre el Servicio de Bioquímica Clínica?

Son pruebas muy sencillas que deben realizarse de manera periódica en el diabético para controlar muy bien su enfermedad.

Detectar a tiempo un trastorno como la diabetes puede ayudar a evitar las complicaciones derivadas de su evolución en el tiempo".

Cetoacidosis diabética: es una complicación más propia de la diabetes mellitus tipo 1.

La carencia de insulina o su baja acción permite la elevación de glucosa plasmática, que extrae agua y deshidrata algunos tejidos, a la vez que aparece en orina, por superarse el umbral de recuperación renal.

La deshidratación causada, así como la alta concentración de solutos en plasma pueden introducir al paciente en un estado comatoso por shock hipovolémico, con acidosis láctica más o menos pronunciada.

Descompensación hiperglucémica: se da más en los diabéticos tipo 2 de edad avanzada, en los que la deshidratación se puede ir desarrollando lentamente y su efecto achacarse a otras causas. 

Acidosis láctica: en diabetes con la que coexisten problemas circulatorios, insuficiencia cardíaca o respiratoria o anemia. Se determina con el equilibrio ácido-base, ácido láctico y glucosa.

Coma hipoglucémico: por excesiva dosificación de insulina o hipoglucemiantes para la necesidad real orgánica. Se determina con la glucosa.

Microangiopatía: es el daño de la pared de vasos pequeños por glicosilación proteica. El proceso afecta especialmente a retina y riñón.

En la retina, lleva a la aparición de yemas vasculares, aumento de la vascularización de la zona, hipoxia local y edema, con el consiguiente daño celular, que puede llegar a ceguera.

En el riñón, la microangiopatía se manifiesta en el daño del glomérulo renal y la progresiva insuficiencia excretora.

Analíticamente, la cuantía de la glicosilación se sigue con la hemoglobina glicosilada o fructosaminas (total de producto glicosilado de las proteínas plasmáticas). La hemoglobina, de vida media de 120 días, se glicosila irreversiblemente en función de la glucemia a la que se ve expuesta. Normalmente, menos del 7 % de la hemoglobina está glicosilada, pero en los estados de hiperglucemia se incrementa esta proporción, de modo que en el seguimiento periódico del diabético, su determinación cuantifica la glucemia media durante los dos o tres meses últimos, mientras la glucemia refleja sólo el momento presente y no cómo estuvo ayer.

Macroangiopatía: afecta a la pared de grandes vasos y es un proceso aterosclerótico propiciado por el disbalance hormonal de la diabetes melitus, la glicosilación de lipoproteínas y receptores y la alteración lipídica que frecuentemente acompaña a la diabetes.

Analíticamente su principal manifestación es la alteración del control del colesterol, con valores elevados generalmente con base en el colesterol asociado a lipoproteínas de baja densidad (LDL-colesterol), lo que constituye el impropiamente llamado "colesterol malo".

Saber más sobre la diabetes mellitus

La diabetes mellitus se caracteriza fundamentalmente por la presencia de elevadas concentraciones de glucosa en sangre (hiperglucemia) debido a la alteración en la acción de la insulina o ausencia de esta hormona, que es producida en el páncreas para permitir la captación de glucosa por los tejidos que la utilizan como combustible.

El paciente diabético debe conocer muy bien cómo se produce la diabetes y qué medidas dietéticas y de estilo de vida debe llevar para conseguir un buen control de su enfermedad.

Existen complicaciones a corto y a largo plazo, para poder llevar un control y prevenir estas complicaciones, es necesario realizar analíticas periódicas que indiquen cómo está evolucionando la diabetes.

¿En qué enfermedades se realiza esta prueba?

Imagen preview del infográfico sobre la diabetes mellitus
Conozca qué es la diabetes, sus tipos y cómo se trata
Descargar infográfico

Diabetes mellitus tipo 1
Los síntomas principales antes del diagnóstico son habitualmente cansancio, pérdida de peso, sed intensa y continua producción de orina, incluso por la noche.

Es especialmente grave la elevación incontrolada en sangre de glucosa y los llamados cuerpos cetónicos (que se producen en el hígado por un exceso de grasas liberadas al torrente circulatorio en situaciones de gran insulinodeficiencia) ya que, sin tratamiento, es potencialmente mortal cuando llega al extremo del llamado coma cetoacidótico.

Diabetes mellitus tipo 2
La diabetes mellitus tipo 2 se caracteriza precisamente por ser prácticamente asintomática en sus fases iniciales. Este es en realidad el gran problema, ya que diagnosticamos diabetes con retraso (varios años con frecuencia) y se calcula que hasta un 50 % de personas con diabetes mellitus tipo 2 permanecen sin diagnosticar en este momento. Esto hace que con frecuencia (hasta un 20 %) las personas con este tipo de diabetes presenten signos de complicaciones en el momento del diagnóstico.

Todo ello hace que la diabetes mellitus tipo 2 haya que buscarla de forma específica en las personas con riesgo, esto es, cualquier persona a partir de los 45 años y menores de 45 con: 

  • Obesidad.
  • Antecedentes familiares de DM.
  • Diabetes durante anteriores embarazos o niños con peso al nacer superior a 4 kg.
  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol o triglicéridos elevados.
  • Antecedentes de alteraciones de la glucosa en sangre.

Diabetes mellitus tipo 1
No se produce insulina por la destrucción de las células beta del páncreas por un ataque del propio organismo. 

Diabetes mellitus tipo 2
El exceso de peso produce una resistencia a la acción de la insulina y da lugar a alteraciones del hígado, páncreas y músculo.

Aparece durante el embarazo y se asocia a un aumento de problemas en la madre y el bebé que se pueden evitar con un buen control metabólico.
 
Otros tipos de diabetes
Como la diabetes MODY o diabetes secundarias a otras enfermedades o por uso de productos químicos o fármacos.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra