Xipamida

Xipamida
GRUPO: Antihipertensivos, diuréticos. Diuréticos

La xipamida es un medicamento que pertenece al grupo de las tiazidas. Actúa disminuyendo la cantidad de agua en el organismo ya que aumenta la cantidad de orina que se elimina.

De este modo disminuye la cantidad de líquido que circula por los vasos sanguíneos y esto ayuda a disminuir la tensión arterial y el esfuerzo que necesita el corazón para bombear la sangre por todo el organismo.

NOMBRES COMERCIALES:

Diurex®.  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Hipertensión arterial.
  • Edemas (retención de líquido) provocados por una enfermedad del corazón, del hígado o del riñón.

En España existen comercializadas formas de administración orales de xipamida (comprimidos).

La dosis adecuada de xipamida puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis en adultos:

  • Hipertensión arterial: una dosis inicial de 20 mg (1 comprimido) cada 24 horas. Si es necesario esta dosis puede aumentarse hasta un máximo de 40 mg (2 comprimidos) al día.
  • Edemas: una dosis inicial de 40 mg (2 comprimidos) cada 24 horas. Si es necesario esta dosis puede aumentarse hasta un máximo de 80 mg (4 comprimidos) al día. La dosis de mantenimiento es de 20 mg (1 comprimido) al día.

No se recomienda el uso de xipamida en pacientes menores de 18 años.

Si presenta una enfermedad del hígado o del riñón puede necesitar dosis menores. Consulte a su médico.

Debe tomar la xipamida preferentemente a primera hora de la mañana para evitar las molestias del aumento del volumen de la orina por la noche. Los comprimidos se deben administrar enteros sin masticar ni triturar.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a la las tiazidas (xipamida, hidroclorotiazida, indapamina, clortalidona), a las sulfamidas o al colorante tartrazina o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes).Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Si presenta alteración grave de los niveles de electrolitos en sangre (sodio, potasio, magnesio) o está muy deshidratado.
  • Si tiene enfermedad renal muy grave o no orina (anuria).
  • Si presenta encefalopatía hepática (disminución del nivel de conciencia por un problema en el hígado).
  • En caso de porfiria (enfermedad de la sangre en la que no se forma adecuadamente la molécula de hemoglobina).

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Existen algunos medicamentos que pueden aumentar la presión arterial y por lo tanto empeorar su enfermedad, como por ejemplo los que se usan para el control del apetito, el asma, el resfriado o la fiebre. Evite su empleo en la medida de lo posible o consulte con su medico si puede tomarlos.
  • El tratamiento con xipamida no cura la hipertensión pero ayuda a controlarla y evita complicaciones más graves; probablemente deberá de seguir tratamiento con medicamentos durante toda la vida.
  • No es recomendable una exposición prolongada al sol, ya que la xipamida puede aumentar la sensibilidad de su piel frente al sol, provocando la aparición de manchas rojas.
  • Si nota vértigos, mareos al levantarse, dolor de pie, sed intensa, debilidad muscular o somnolencia, acuda a su médico.
  • Los comprimidos de xipamida contienen lactosa. Se recomienda especial precaución si padece intolerancia a la leche o a la lactosa.
  • Este medicamento puede producir pérdidas de potasio, por lo que su médico le realizará análisis de sangre periódicos medir sus niveles de potasio en sangre.
  • Este medicamento puede producir sedación y somnolencia. No se recomienda conducir vehículos o manejar maquinaria peligrosa durante las primeras semanas de tratamiento.
  • Se debe utilizar con precaución en pacientes con diabetes, gota, problemas de hígado, riñón o corazón, problemas de próstata, con cifras de tensión arterial bajas y si presenta alteración en los valores normales de colesterol, triglicéridos, sodio, potasio en sangre. Consulte a su médico si padece alguno de estos trastornos.
  • La xipamida puede producir elevación de los niveles de glucosa en sangre.
  • La xipamida es una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.
  • Si le tienen que intervenir o hacer una prueba para ver el funcionamiento de la hormona paratiroidea, avise a su médico que recibe este tratamiento.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la xipamida son los siguientes: digitálicos (digoxina), indometacina, resinas de intercambio iónico (colestiramina, colestipol) y sales de litio ( medicamento para la depresión).
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • La xipamida puede alterar los resultados de los análisis de sangre y orina, por lo que sí le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.
  • Los efectos adversos de la xipamida son, en general, poco frecuentes aunque pueden ser importantes. Los más característicos son los siguientes: elevación de los niveles de glucosa en sangre, ataques de gota, disminución de los niveles en sangre de potasio y de sodio, sequedad de boca, aumento de los niveles de ácido úrico en sangre, sedación, somnolencia y calambres musculares.
  • Raramente puede producir otros efectos como náuseas, vómitos, pérdida de apetito, disminución de la presión arterial, impotencia sexual, mareos, dolor de cabeza, estreñimiento y diarrea.
  • La xipamida también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre la hipertensión arterialSaber más sobre la hipertensión arterial

Cuando un paciente no consigue controlar su hipertensión tomando al menos 4 fármacos (uno de ellos diurético), se puede tratar mediante lo que se llama la denervación renal.

El ejercicio físico y una dieta baja en sal son algunas medidas muy efectivas para su tratamiento, sin tener que recurrir a los fármacos".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra