Ricino 

Ricino
GRUPO: Laxantes

El ricino es un laxante de origen vegetal que aumenta la motilidad intestinal estimulando las terminaciones nerviosas de la pared del intestino. Al usar este medicamento, el contenido intestinal se mueve a lo largo del intestino de manera más rápida.

NOMBRES COMERCIALES:

Aceite de ricina Orravan®


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Vaciado del intestino antes de una radiografía o de una intervención de cirugía.
  • Intoxicación por algún alimento.

En España el ricino existe comercializado para su administración oral en forma de solución.

La dosis adecuada de ricino puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • Una única toma de 15 a 30 mL (mililitros).

Se recomienda tomar la solución de ricino en ayunas mezclada con leche, zumo o té.

Su acción comienza al cabo de 2 a 8 horas de su ingesta.

No se debe administrar a niños menores de 2 años, a no ser que su médico le indique lo contrario. Y se debe usar con precaución en niños menores de 12 años.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a este medicamento o a alguno de sus componentes (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En caso de obstrucción intestinal, dolor abdominal de origen desconocido, síntomas de apendicitis o alteraciones hepáticas graves.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Debe evitarse el uso prolongado de este laxante, a no ser que su médico le indique lo contrario.
  • Para controlar el estreñimiento o para evitar que aparezca es importante seguir una dieta adecuada, beber líquidos y realizar ejercicio. Los laxantes como el ricino se deben utilizar sólo de forma temporal y no conviene abusar de ellos. Consulte a su médico o farmacéutico acerca de las medidas que debe tomar respecto a la dieta y el ejercicio para mantener una buena función intestinal.
  • El uso de la solución de ricino durante un largo periodo de tiempo puede provocar dependencia de su uso para conseguir la evacuación. También puede producir una menor movilidad del intestino.
  • Alguna de las soluciones de ricino contiene alcohol etílico por lo que no debe utilizarse en niños.
  • Se recomienda seguimiento de niveles de electrolitos sobre todo en pacientes ancianos, diabéticos o con vómitos intensos.
  • En niños, es conveniente realizar un diagnóstico adecuado antes de usar un laxante ya que los síntomas del estreñimiento se pueden confundir con otras enfermedades como la apendicitis.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • El aceite de ricino puede interferir con los siguientes medicamentos: digoxina, diuréticos, corticoides, indometacina, entre otros.
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando. 

  • Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. Ocasionalmente cuando se toman dosis altas puede producir náuseas, vómitos, calambres abdominales y retorcijones.
  • En raras ocasiones pueden aparecer cuadros de taquicardias, albúmina en orina, cambios en los niveles de electrolitos en sangre (disminución de potasio, calcio, magnesio y sodio), osteoporosis.
  • El aceite de ricino también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra