Ranitidina 

Ranitidina
GRUPO: Antiulcerosos, antihistamínicos H2

La ranitidina es un medicamento que actúa bloqueando los receptores H2 de la histamina. Estos receptores se encuentran en unas células que recubren el estómago. Cuando la histamina se une a ellos las células producen ácido. La ranitidina reduce la unión de la histamina a estos receptores, por lo que la producción de ácido disminuye.

NOMBRES COMERCIALES:

Alquen®, Ardoral®, Leiracid®, Ranidin®, Ranuber®, Tanidina®, Terposen®, Zantac®. Existen comercializadas formas genéricas de ranitidina.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Úlceras de estómago y duodeno (parte del intestino más próxima al estómago) y prevención de sus recaídas. Reflujo gastroesofágico.
  • Algunas alteraciones debidas a la producción excesiva de ácido por el estómago, como la enfermedad de Zollinger-Ellison.
  • Tratamiento y prevención de hemorragias de esófago y estómago.
  • Prevención del síndrome de Meldenson (aspiración de contenido ácido del estómago en pacientes sometidos a una intervención quirúrgica con anestesia general).

En España existen comercializadas formas de administración orales (comprimidos, comprimidos recubiertos y comprimidos efervescentes) y parenterales (intravenosa, intramuscular). Su forma más habitual de empleo es la oral.

La dosis adecuada de ranitidina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral usual en adultos y adolescentes:

  • Úlcera de duodeno y gástrica: 150 mg por la mañana y al acostarse. Puede ser igual de eficaz una pauta de 300 mg al acostarse.
  • Reflujo gastroesofágico: 150 mg por la mañana y al acostarse. En ocasiones puede ser preciso aumentar la dosis.
  • En la prevención del Síndrome de Meldenson se recomienda administrar una dosis de 150 mg dos horas antes de la intervención quirúrgica.

Dosis oral usual en niños:

  • Úlcera de duodeno y gástrica: de 2 1 a 4 mg/kg de peso por la mañana y al acostarse, no más de 300 mg al día. 

Dosis inyectable usual en adultos y adolescentes:

  • 50 mg cada 6-8 horas.

Dosis inyectable usual en niños:

  • De 2 a 4 mg/kg de peso por día.

Si padece alguna alteración de la función del riñón puede necesitar dosis menores. Consúltelo con su médico.

Las formas orales deben tomarse preferentemente con las comidas o al acostarse.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a la ranitidina, famotidina o a alguno de sus componentes (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • No debe utilizarse para aliviar las malas digestiones.
  • En caso de porfiria aguda.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis, tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis, no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Hay algunos medicamentos, como la aspirina, y algunos alimentos, como los cítricos o bebidas con gas, que pueden irritar el estómago y aumentar la acidez. Evite su empleo en la medida que sea posible.
  • El tabaco disminuye la actividad de la ranitidina, por ello es preferible no fumar cuando se está tomando el medicamento (sobre todo después de la dosis tomada al acostarse).
  • La ranitidina puede aumentar el efecto de las bebidas alcohólicas.
  • Descartar lesiones malignas como cáncer de estómago o de esófago.
  • La ranitidina debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna alteración renal, hepática o inmunológica.
  • Se recomienda monitorizar los niveles en sangre de transaminasas (para ver función hepática), creatinina (para ver función renal) sobre todo en pacientes que reciban el tratamiento durante largo periodo de tiempo o por vía intravenosa.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Existen medicamentos que pueden interaccionar con la ranitidina, aunque algunos de ellos pueden tomarse simultáneamente. Algunos de estos medicamentos son: antiácidos (algeldrato, almagato), anticoagulantes orales (warfarina, acenocumarol), antifúngicos (ketoconazol, itraconazol), bupivacaína, ciclosporina, didanosina, saquinavir, cafeína, antidepresivos tricíclicos (imipramina, mianserina), vitamina B12, teofilina, sucralfato, morfina, furosemida, metoprolol.
  • Informe a su médico de cualquier medicamento que esté tomando.

  • Los efectos adversos de la ranitidina son, en general, poco frecuentes y reversibles con la disminución de la dosis o la suspensión del tratamiento.
  • Puede producir: alteración del ritmo intestinal, mareo, cansancio, confusión reversible y dolor de cabeza.
  • Ocasionalmente puede producir: estreñimiento, náuseas y alteración hepática reversible.
  • Raramente puede producir: hepatitis severa, reacciones anafilácticas, alteraciones sanguíneas (incremento de niveles de creatinina, bilirrubina), alopecia, dolores musculares, y disminución de la frecuencia cardíaca.
  • Pueden producirse otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre la úlcera péptica Saber más sobre la úlcera péptica

Actualmente, disponemos de fármacos muy eficaces capaces de aliviar los síntomas de la úlcera y de facilitar su cicatrización. Antes de iniciar un tratamiento, es necesario conocer si se trata de una úlcera benigna o maligna.

La úlcera péptica aparece por un desequilibrio entre las fuerzas agresivas (ácido) y las fuerzas defensivas (barrera de moco)".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de tecnología de vanguardia en la Clínica  

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen nuestros profesionales de la Clínica 

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica