Metildopa 

Metildopa
GRUPO: Antihipertensivos, antiadrenérgicos de acción central

La metildopa es un medicamento que actúa relajando la pared de los vasos sanguíneos, para hacer que la sangre pase más fácilmente a través de ellos. Es un medicamento antihipertensivo, ya que ayuda a disminuir la presión arterial.

NOMBRES COMERCIALES:

Aldomet®, Aldomet forte®.  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Hipertensión arterial.

De este medicamento existen comercializadas formas de administración oral sólidas (comprimidos) La dosis adecuada de metildopa puede ser diferente para cada paciente.

A continuación se indican las formas más frecuentemente recomendadas:

  • Dosis usual en adultos y adolescentes: Inicialmente 250 mg cada 12 horas, esta dosis se irá incrementando gradualmente cada 2 ó 3 días, hasta un máximo de 3 g al día.
  • Dosis usual en niños: Dosis de 10 mg por kg de peso corporal al día dividido en 2 ó 3 tomas, hasta un máximo de 3 g al día.
  • Dosis usual para ancianos: Dosis inicial de 125 mg cada 12 horas, hasta un máximo de 2 g al día. Aunque su tensión arterial esté controlada y se encuentre bien no debe dejar de tomarlo sin consultar con su médico.

Si su médico combina este tratamiento con otros fármacos para controlar la presión arterial, puede requerir dosis menores. Consulte con médico.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En pacientes con feocromocitoma (tumor en glándula suprarrenal) o porfiria (enfermedad de la sangre) o que reciban tratamiento con antidepresivos del tipo IMAO (moclobenida, tranilcipromida, fenelzina entre otros).
  • En caso de alergia a la metildopa o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Existen algunos fármacos que pueden aumentar la presión arterial y por lo tanto empeorar su enfermedad, como por ejemplo los que se usan para el control del apetito, asma, resfriado y fiebre. Evite su empleo en la medida de lo posible o consulte con su medico si puede tomarlos.
  • No se aconseja la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento.
  • Es posible que su médico le mande realizar periódicamente pruebas de función hepática durante las primeras 6-12 semanas de tratamiento.
  • Es recomendable que su médico realice controles de hemoglobina y hematocrito en sangre y si hubiera evidencia de anemia hemolítica le deberían suspender tratamiento.
  • Pueden producirse casos de hipertensión al suspender bruscamente el tratamiento.
  • Avise a su médico si nota movimientos involuntarios, aumento de más de 2 kg de peso cada semana, fiebre, infección, cambios de humor bruscos, color amarillento a nivel de piel y ojos, dolor abdominal y en las articulaciones.
  • El uso de este medicamento puede provocar sequedad de boca, nariz y garganta. Puede prevenirse chupando caramelos o hielo. Si el problema continúa, consulte a su médico o farmacéutico.
  • El tratamiento con metildopa puede producir mareos especialmente al levantarse. Evite realizar cambios de postura bruscos.
  • Se debe utilizar con precaución en aquellos pacientes que presentan enfermedad hepática y renal.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la metildopa son: anticonceptivos orales, antidepresivos tricíclicos, cefalosporinas, digoxina, efedrina, haloperidol, levodopa, oxacepam, salbutamol, sales de hierro y sales de litio.
  • No administrar junto con antidepresivos del tipo IMAO (moclobemida, tranilcipromida, fenelzina).
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • Los efectos adversos de la metildopa son, en general, frecuentes aunque reversibles y transitorios.
  • Los más característicos son: somnolencia, mareos, hipotensión ortoestática(descenso de tensión arterial relacionada con cambios de postura), sequedad de boca, fatiga, dolor de cabeza y náuseas.
  • Raramente puede producir otros efectos como alteraciones del sueño, depresión, movimientos involuntarios y parkinsonismo.
  • La metildopa puede alterar los resultados de los análisis de sangre (incremento de los valores de las pruebas de función hepática, prolactina, triglicéridos, creatinina y ácido úrico) y orina (incremento de los valores de adrenalina, catecolaminas y ácido 5-hidroxiindolacético), por lo que sí le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.

Saber más sobre la hipertensión arterialSaber más sobre la hipertensión arterial

Cuando un paciente no consigue controlar su hipertensión tomando al menos 4 fármacos (uno de ellos diurético), se puede tratar mediante lo que se llama la denervación renal.

El ejercicio físico y una dieta baja en sal son algunas medidas muy efectivas para su tratamiento, sin tener que recurrir a los fármacos".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra