Interferón alfa 2b 

Interferon Alfa 2B
GRUPO: Inmunoestimulantes, interferones

Los interferones son sustancias que se producen de forma natural en células del organismo para actuar frente a infecciones y tumores. Existen tres clases de interferones: alfa, beta y gamma. 

Los interferones son fármacos que activan las defensas fisiológicas y controlan el crecimiento celular, atacando a células infectadas o a células cancerosas.

NOMBRES COMERCIALES:

Introna®.


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Hepatitis B crónica activa.
  • Hepatitis C crónica.
  • Mieloma múltiple.
  • Tricoleucemia (leucemia de células pilosas).
  • Sarcoma de Kaposi asociado a SIDA.
  • Leucemia mieloide crónica.
  • Linfoma folicular.
  • Tumor carcinoide.
  • Melanoma maligno (cáncer de piel).
  • El interferón alfa-2B sólo se puede utilizar bajo estricto control médico.
  • Sólo existen comercializadas formas inyectables de interferón alfa-2B.
  • El interferón alfa-2B se administra por vía intravenosa o subcutánea.
  • La dosis adecuada de interferón alfa 2B es diferente para cada paciente, y depende de muchos factores como: la razón por la que se está utilizando el fármaco (enfermedad), si se utiliza sólo o en combinación con otros fármacos contra el cáncer, las características del paciente (tamaño o superficie corporal), la situación general del paciente (hígado, riñón, analítica en sangre,...), etc.
  • No se recomienda el uso de interferón alfa-2B en niños.
CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En pacientes con insuficiencia renal, hepática o cardíaca graves, epilepsia o enfermedad cerebral, hepatitis autoinmune, enfermedad tiroidea no controlada, pacientes que han recibido trasplante y se encuentran inmunosuprimidos.
  • En mujeres embarazadas o lactantes.
  • En caso de alergia al interferón alfa-2B o a otros preparados de interferón.
  • Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes que reciben telbivudina.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Si se le olvida una dosis, no duplique la siguiente. Consulte con su médico.
  • El interferón alfa-2B puede disminuir la cantidad de células de la sangre (leucocitos y plaquetas), y en ocasiones, es necesario que tenga en cuenta una serie de recomendaciones: Cuide la higiene y evite el contacto con personas que padezcan una infección. Avise a su médico si padece fiebre, escalofríos o tos.
  • En pacientes ancianos se recomienda precaución en su uso e iniciar el tratamiento con dosis menores, ya que pueden presentar un riesgo mayor de ciertos efectos adversos: hipotensión, arritmias cardíacas.
  • Se recomienda que tome muchos líquidos durante el tratamiento con este fármaco.
  • No conduzca vehículos ni maneje maquinaria peligrosa o de precisión durante el tratamiento, ya que este fármaco puede producir cansancio, disminución de la atención, somnolencia, mareos.
  • Se recomienda que no tome bebidas alcohólicas durante la administración de este fármaco.
  • Mientras esté en tratamiento con este medicamento debe realizar visitas periódicas a su médico para controlar la evolución del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos. Se recomienda exploración oftalmológica periódica, control de niveles de lípidos y bioquímica sanguínea antes y durante tratamiento.
  • Debe utilizarse con precaución en pacientes con depresión de la médula ósea, enfermedad cardíaca o respiratoria, diabetes descompensada o coagulopatías. Consulte a su médico si padece alguno de estos trastornos.
  • Este fármaco puede causar una reacción parecida a los síntomas de la gripe. Para evitar que se produzcan, su médico puede aconsejarle que tome paracetamol antes de cada dosis de interferón. Siga las instrucciones de su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
  • El interferón alfa-2B puede afectar a las funciones del sistema nervioso central, por lo que es posible que se produzca una interacción si se administran simultáneamente con psicofármacos.
  • Los interferones pueden potenciar los efectos neurotóxicos, hemotóxicos o cardiotóxicos de otros medicamentos administrados previa o simultáneamente.
  • Algunos fármacos que interaccionan con interferón alfa-2B son: anticoagulantes orales, fluorouracilo, teofilina, zidovudina.

  • Los efectos secundarios del interferón alfa-2B son frecuentes. Todos los pacientes experimentan algún tipo de efecto adverso, pero sólo entre el 10% se ven obligados a suspender el tratamiento.
  • Las reacciones adversas más comunes son un cuadro con síntomas gripales: fiebre, fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, sequedad de boca, taquicardia, dolor muscular.
  • En ocasiones pueden producirse: pérdida de pelo (el pelo reaparece cuando finaliza el tratamiento), disminución del número de células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas), erupciones cutáneas, edema, mareos, dolor y reacción en el punto de inyección, sequedad de piel, dermatitis, visión borrosa, tos, sordera, anemia, ansiedad, insomnio.
  • Avise a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre las hepatitisSaber más sobre las hepatitis

Las hepatitis crónicas, debido al potencial desarrollo de cirrosis, habitualmente se tratan siempre bajo supervisión del especialista.

Las hepatitis virales se pueden prevenir cuidando los medios por los que se transmiten".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra