Celiprolol 

Celiprolol
GRUPO: Betabloqueantes selectivos

El celiprolol es un medicamento que pertenece al grupo de los medicamentos betabloqueantes. Los betabloqueantes bloquean los receptores beta que existen en el corazón, los pulmones y otros órganos.

El bloqueo de los receptores beta en el corazón disminuye la necesidad de oxígeno del corazón, reduce el ritmo cardíaco (efecto cronotropo negativo) y disminuye la fuerza con la que se contrae el músculo cardiaco (efecto inotropo negativo).

El corazón consume menos energía y previene el dolor de la angina de pecho. Debido a que el corazón late más lentamente y con menos fuerza, se reduce la presión con la que la sangre sale del corazón a los vasos sanguíneos, por lo que se utiliza en el tratamiento de la hipertensión arterial.

NOMBRES COMERCIALES:

Cardem®  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Hipertensión arterial.
  • Angina de pecho.

En España existen comercializadas formas de administración orales sólidas de celiprolol (comprimidos).

La dosis adecuada de celiprolol puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las formas más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • Hipertensión arterial: inicialmente 200 mg (un comprimido) al día. En caso de ser necesario puede incrementarse la dosis administrada a 400 mg (2 comprimidos) al día.
  • Angina de pecho: de 200 a 400 mg (de 1 a 2 comprimidos) al día.

Los ancianos son más susceptibles a los efectos secundarios de este fármaco, por lo que se recomienda individualizar la dosis en cada paciente.

Si presenta una enfermedad del riñón puede necesitar dosis menores. Consulte a su médico.

No se recomienda la administración de este medicamento en pacientes menores de 18 años.

Debe tomar el celiprolol preferentemente por la mañana, en ayunas o durante el desayuno.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia al carvedilol o a otros betabloqueantes (atenolol, sotalol, metoprolol, etc) así como a alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes).  Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con bloqueo cardíaco (dificultad en la conducción de las señales nerviosas a través del corazón), baja frecuencia cardiaca o situación de shock por un fallo cardiaco, baja tensión arterial, feocromocitoma no controlado, acidosis metabólica (ph muy bajo en la sangre), asma u otra enfermedad que curse con espasmos pulmonares graves y alteraciones en la circulación de las extremidades muy graves.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
  • Existen algunos medicamentos que pueden aumentar la presión arterial y por lo tanto empeorar su enfermedad, como por ejemplo los que se usan para el control del apetito, el asma, el resfriado o la fiebre. Evite su empleo en la medida de lo posible o consulte con su médico si puede tomarlos.
  • El tratamiento con celiprolol no cura la hipertensión arterial pero ayuda a controlarla y evita complicaciones más graves; probablemente deberá seguir tratamiento con medicamentos durante toda la vida.
  • El celiprolol puede modificar los niveles de glucosa en sangre, por lo que se recomienda un especial control en pacientes diabéticos.
  • Este medicamento puede causar fatiga y mareos. No se aconseja que conduzca vehículos ni maneje maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento.
  • Debe evitar el consumo de alcohol mientras tome este medicamento ya que puede aumentar la somnolencia y los mareos.
  • Este medicamento puede hacerle más sensible al frío, especialmente si presenta problemas circulatorios. Puede disminuir la circulación sanguínea de la cara, dedos y pies.
  • El celiprolol es una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.
  • Si padece una enfermedad coronaria, la interrupción del tratamiento debe realizarla de forma gradual.
  • El tratamiento debe suspenderse en caso de presentar alguno de los siguientes síntomas: fatiga, sensación de falta de aire tras realizar un leve esfuerzo o disminución de la frecuencia cardiaca por debajo de 60 latidos por minuto. Consulte a su médico.
  • Si se va a someter a una intervención quirúrgica o a una prueba diagnóstica con anestesia, informe a su médico que está tomando este medicamento.
  • No haga cambios bruscos de posición ya que puede generar episodios de bajada brusca de tensión arterial (hipotensión ortostática).
  • Mientras reciba este tratamiento su médico debe revisar periódicamente su pulso y tensión arterial.
  • Este medicamento debe administrarse con especial precaución en caso de presentar alguna de las siguientes enfermedades: asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (que cursen con espasmo bronquial), depresión, miastenia grave (debilidad muscular grave y anormal), psoriasis, insuficiencia cardiaca,  problemas de tiroides (hipertiroidismo), feocromocitoma (tumor en la glándula suprarrenal), angina de pecho y enfermedades con problemas de circulación como por ejemplo enfermedad de Raynaud.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con el celiprolol son los siguientes: ampicilina, antagonistas del calcio (nifedipino, nicardipino), antidiabéticos (metformina, glibenclamida), antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, indometacina), digitálicos (digoxina, metildigoxina), contrastes yodados (para pruebas de radiología) y simpaticomiméticos de acción directa (etilefrina, isoprenalina).
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • El celiprolol puede alterar los resultados de los análisis de sangre, por lo que sí le van a realizar un análisis avise que está tomando este medicamento.
  • Los efectos adversos del celiprolol son más frecuentes al inicio del tratamiento y, por lo general, desaparecen después de 1 ó 2 semanas. Los más característicos son los siguientes: fatiga, mareos, dolor de cabeza, insomnio, constricción de los vasos sanguíneos en las extremidades (manos y pies fríos) y depresión.
  • Raramente puede producir otros efectos como disminución de la presión arterial, alucinaciones, confusión, visión borrosa, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, calambres abdominales, impotencia y disminución de los niveles de glucosa en sangre.
  • El celiprolol puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre la hipertensión arterialSaber más sobre la hipertensión arterial

Cuando un paciente no consigue controlar su hipertensión tomando al menos 4 fármacos (uno de ellos diurético), se puede tratar mediante lo que se llama la denervación renal.

El ejercicio físico y una dieta baja en sal son algunas medidas muy efectivas para su tratamiento, sin tener que recurrir a los fármacos".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra