Buprenorfina

Buprenorfina
GRUPO: Opioides

La buprenorfina es un medicamento que calma el dolor (produce analgesia). Actúa reduciendo los efectos de las endorfinas (moléculas que intervienen en la transmisión del dolor) que se encuentran en el cerebro y en la columna vertebral.

La buprenorfina se combina con los receptores opiáceos del cerebro y bloquea la transmisión de estímulos de dolor. Sus acciones son generalmente de aparición lenta pero de duración prolongada.

NOMBRES COMERCIALES:

Buprex®, Feliben®, Transtec®. Existen preparados multicomponentes que contienen buprenorfina: Suboxone®  


ALERTAS:
         

MÁS INFORMACIÓN:

     

INFORMACIÓN DE USO

  • Dolor moderado e intenso de cualquier causa.

 

En España existen comercializadas formas de administración oral (comprimidos sublinguales), parenteral (intramuscular, intravenosa) y transdérmica (parches) de buprenorfina.

La dosis adecuada de buprenorfina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos:

  • 0,2 mg (1 comprimido) cada 8 horas. Posteriormente puede aumentarse a una dosis de 0,2 a 0,4 mg (de 1 a 2 comprimidos) administrados cada 6 ó cada 8 horas según la intensidad del dolor.

Dosis parenteral en adultos:

  • De 0,3 a 0,6 mg administrados cada 6 ó 8 horas, según la intensidad del dolor.

Las recomendaciones de dosis para las presentaciones multicomponentes pueden variar en función del resto de componentes del preparado.

La dosis transdérmica de buprenorfina debe ser individualizada por el médico en cada caso concreto, dependiendo de la intensidad del dolor y de los medicamentos que el paciente haya recibido anteriormente o esté tomando en la actualidad. Normalmente el parche se reemplazará a los 3 días de su aplicación. No se recomienda el uso de buprenorfina en niños.

Los ancianos y pacientes debilitados pueden precisar dosis inferiores de buprenorfina. Consulte a su médico.

Las formas orales de buprenorfina deben dejarse disolver debajo de la lengua. No deben masticarse ni tragarse.

Para colocar el parche correctamente se recomienda presionar el sistema de liberación en el lugar de aplicación con la palma de la mano durante 30 segundos, asegurándose que el contacto con la piel es completo.

CUANDO NO DEBE UTILIZARSE:
  • En caso de alergia a la buprenorfina o a opiáceos (fentanilo, morfina, etc) o alguno de los componentes del preparado (consulte los excipientes). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de administrar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • En pacientes con depresión respiratoria o enfermedad obstructiva respiratoria grave, miastenia grave, enfermedad del hígado severa o intoxicación alcohólica aguda.
  • En niños menores de 14 años.

PRECAUCIONES DE USO:
  • Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida una dosis adminístrela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.
  • La buprenorfina debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: alcoholismo o dependencia a opiáceos, enfermedades pulmonares como el asma, adenoma de próstata o estrechamiento de la uretra, hipotiroidismo, enfermedad de la vesícula biliar, enfermedad inflamatoria intestinal grave, enfermedad del hígado o del riñón.
  • Este medicamento puede causar sequedad de boca. Puede aliviarse chupando hielo o caramelos o con saliva artificial. Si continúa este efecto durante más de 2 semanas, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento puede producir somnolencia y visión borrosa. No se aconseja la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión durante el tratamiento.
  • Debe evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento.
  • La administración prolongada de buprenorfina puede originar dependencia. Por ello, debe administrar el medicamento tal y como se lo haya indicado su médico, sin exceder la dosis ni duración recomendadas.
  • A fin de evitar la aparición de ciertos efectos adversos, conviene abandonar el tratamiento reduciendo la dosis progresivamente, especialmente en tratamientos prolongados o con dosis altas.
  • Los parches de buprenorfina se aplicarán sobre la piel seca, no irritada, sin vello y sin grandes cicatrices, preferentemente en la parte superior de la espalda o sobre el pecho, sustituyendo el parche cada 3 días por otro que se aplicará en una zona distinta. Si la zona de aplicación necesita se hará únicamente con agua. El baño, la ducha o la natación no afectan al parche. Sin embargo no debe ser expuesto a demasiado calor como la sauna o la radiación infrarroja.
  • La buprenorfina es una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.
  • Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿PUEDE AFECTAR A OTROS MEDICAMENTOS?
  • Algunos medicamentos que interaccionan con la buprenorfina son los siguientes: medicamentos inhibidores de la enzima monoaminooxidasa (fenelzina, iproniazida, mebenazina, moclobemida, pargilina, tranilcipromina), benzodiazepinas (diazepam, bromazepam), antidepresivos (fluoxetina, fluvoxamina), antiarrítmicos (amiodarona), antiulcerosos (omeprazol), antiepilépticos (carbamacepina, fenobarbital, fenitoína), corticoides (dexametasona) o antiinfecciosos (eritromicina, metronidazol, fluconazol, rifampicina).
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

  • Los efectos adversos de la buprenorfina son, en general, frecuentes y pueden ser importantes. Los más frecuentes son los siguientes: sedación, mareos, dolor de cabeza, disminución de la presión arterial, náuseas, vómitos y sudoración.
  • Raramente puede producir otros efectos como dificultad respiratoria, confusión, euforia, debilidad, sequedad de boca o alteraciones de la visión.
  • La buprenorfina también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

Saber más sobre el dolorSaber más sobre el dolor

En la Clínica tenemos experiencia en las últimas técnicas terapéuticas para conseguir aliviar el dolor de los pacientes.

Disponemos de una Unidad de Atención Farmacéutica que garantiza la continuidad de los tratamientos que se le han prescrito al paciente, mejorando el control de su enfermedad".

tal vezinterese

¿QUÉ TECNOLOGÍA UTILIZAMOS?

La Clínica es el hospital privado con mayor dotación tecnológica de España, todo en un único centro.

Imagen de un PET, tecnología de vanguardia en la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra