Varicela

hasta los
7-8 días
las lesiones son contagiosas

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la varicela en la Clínica

El diagnóstico de la varicela se basa en la observación de las lesiones y las características clínicas.

Esta valoración siempre debe ser realizada por un pediatra.

El tratamiento de la varicela es sintomático. Debe ir enfocado a aliviar el picor (prurito) para evitar el rascado de las lesiones y que no queden cicatrices. Para ello se utilizan agentes antipruriginosos locales y sistémicos, así como sedación si se requiere.

Debe evitarse el consumo de aspirina para evitar la aparición del síndrome de Reye, tratando la fiebre con otros antitérmicos.

El aciclovir puede utilizarse si se presentan complicaciones.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Pediatría?

El tratamiento de la varicela siempre debe ser indicado por un pediatra. Es importante evitar el consumo de aspirina para evitar la aparición del síndrome de Reye". 

Saber más sobre la varicela

La varicela es una enfermedad viral que se caracteriza por la aparición en la piel de varios brotes de lesiones típicas, formadas por pequeñas pápulas que se transforman en vesículas (con contenido líquido) y que al secarse forman costras.

En la mayoría de los casos aparece en niños menores de 10 años, siendo una enfermedad altamente contagiosa.

Se propaga por contacto directo o a través del aire. El virus se encuentra en las vesículas y los pacientes son infecciosos desde un día antes de la aparición de las lesiones en la piel hasta que todas las lesiones han formado costra (7-8 días).

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Exantema (pequeñas pápulas rojas)
  • Vesículas claras con una base rojida
  • Costras
  • Fiebre
  • Picor intenso

El periodo de incubación varía entre 7 y 21 días.

Luego aparece el exantema específico, caracterizado por pequeñas pápulas rojas qeu casi inmediatamente se transforman en vesículas claras sobre una base rojiza (eritematosa).

A las 24 horas éstas se rompen y se transforman en costras. Las lesiones aparecen primero en el tronco, extendiéndose después a la cara y al cuero cabelludo.

Casi siempre aparece un picor (prurito) muy intenso que hace que el niño desee rascarse. Es importante evitar el rascado de estas lesiones porque pueden dejar cicatrices.

La gravedad de la enfermedad puede variar desde unas pocas lesiones y pocos signos de enfermedad sistémica, hasta muchos cientos de lesiones en la piel.

La fiebre es elevada, puede oscilar esntre los 39,5-40 ºC.

El responsable es el virus de la varicela zoster, un virus de la familia de los herpes virus.

El primer contacto con este virus causa la varicela, dejando inmunidad de por vida.

Sin embargo, el virus puede quedar latente en el cuerpo para reactivarse posteriormente, pero esta vez en forma de herpes zóster.

Su principal complicación es la infección de las lesiones cutáneas.

Un menor porcentaje de niños puede desarrollar el síndrome de Reye, asociado a la ingestión de aspirina.

Además, es posible la afectación del sistema nervioso central en forma de encefalitis post-infecciosa, que generalmente cursa con afectación cerebelosa.

La prevención se realiza mediante el uso de inmunoglobulina específica contra el virus de la varicela zóster dentro de las primeras 72 horas post-exposición.

Está indicada en aquellos individuos susceptibles que hayan contactado con un paciente con varicela y que además tengan otro dato que le confiera un riesgo especial (inmunodepresión adquirida o congénita, embarazo en el primer trimestre, recién nacido con riesgo de sufrir varicela perinatal, etc.)

La prevención activa, antes de la aparición de la enfermedad, se realiza mediante la vacunación durante la edad infantil con la vacuna de virus vivos atenuados.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra