Tumores cerebrales

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Estas preguntas más frecuentes sobre los tumores cerebrales le ayudarán a conocer mejor su enfermedad y participar activamente en las decisiones sobre su propio cuidado.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar
  • La cefalea es el síntoma inespecífico más frecuente, pero en muchas ocasiones es difícil que su presencia nos haga sospechar de un tumor cerebral.
  • Los síntomas derivados del incremento de la presión intracraneal, como la somnolencia, pueden ser más indicativos de la presencia de un glioma.
  • Existen otros signos y síntomas más específicos que aparecen dependiendo de la localización de la enfermedad, como son los signos focales (pérdida de fuerza, dificultad para hablar o déficit del campo visual), convulsiones y hemorragia.

No existe una causa conocida responsable de la aparición de los tumores cerebrales malignos.

Menos del 5% de gliomas tienen una historia familiar conocida. Por otro lado, existen diversas enfermedades degenerativas cerebrales que predisponen a padecer gliomas.

Tampoco se ha demostrado que el uso frecuente de los teléfonos móviles sea causante de una mayor incidencia de estos tumores cerebrales.

Pruebas de imagen
La Clínica dispone de las pruebas de imagen más avanzadas. La resonancia magnética permite ver las lesiones del tejido cerebral, su localización y tamaño.

Si se añaden las secuencias más sofisticadas de resonancia y el PET con metionina, se puede precisar el tipo de tumor. Es posible transferir esta información a dispositivos de navegación en quirófano que correlacionan esas imágenes con el espacio real en el que se trabaja.

Biopsia 
La obtención de tejido y su análisis por un neuropatólogo es necesaria para establecer un diagnóstico preciso del tipo y grado de tumor. La biopsia puede realizarse por cirugía abierta o mediante una punción guiada por imagen.

Este segundo caso es la denominada técnica estereotáxica, que supone menos molestias para el paciente. Con una técnica meticulosa, en quirófano y en laboratorio, es posible obtener muestra de suficiente calidad y cantidad para diagnosticar y realizar los marcadores moleculares necesarios.

Análisis de plasma
Detecta la existencia del glioma y su grado de malignidad en los casos en los que, por su ubicación, resulta imposible realizar una biopsia.

El pronóstico depende fundamentalmente de la agresividad del tumor.

En el adulto, el 60% de los tumores cerebrales primarios son gliomas o astrocitomas. 

  • Gliomas de bajo grado I y II. Los factores de buen pronóstico son tener menos de 40 años, diámetro tumoral menor de 6 cm, que el tumor no sobrepase la línea media, el tipo histológico oligoastrocitoma y la ausencia de déficits neurológicos.
    La supervivencia en estos pacientes con tumores de alto grado oscila entre 9 y 2 años según el grupo pronóstico.
  • Gliomas III y IV. Los factores de buen pronóstico son la edad (menor de 40-50 años), tener buen estado general con autonomía, estado mental normal y conseguir una resección quirúrgica completa. 
    La supervivencia en estos pacientes con tumores de alto grado oscila entre 2 años y 6 meses según el grupo pronóstico.

Existen muchos tipos de tumores cerebrales, malignos y benignos

  • Gliomas
    Hay muchos tipos, pero los más frecuentes son astrocitoma, oligodendroglioma y glioblastoma. La diferencia entre unos y otros puede ser muy compleja. Es necesario un patólogo experto para diferenciarlos correctamente.
  • Meningiomas
    El meningioma es el tumor craneal benigno más frecuente. Procede de células de las cubiertas del cerebro. No crece dentro del cerebro, pero lo comprime.
  • Metástasis cerebrales
    Son los tumores cerebrales más frecuentes en adultos. Entre un 20 y un 40 % de los pacientes con cáncer desarrollarán una metástasis cerebral durante su enfermedad. Los tipos tumorales que más desarrollan metástasis cerebral son el melanoma, el carcinoma de pulmón, el carcinoma de mama y el carcinoma renal.
  • Adenomas de hipófisis
    Suponen el 15% de los tumores intracraneales. La cirugía descomprime las estructuras adyacentes a la lesión y restaura el funcionamiento de la glandula hipofisaria.
  • Craneofaringiomas
    Tumores congénitos que se originan en restos embrionarios que conectan el cerebro con la faringe y suelen aparecer justo encima de la glandula pituitaria.
  • Linfomas del SNC
    Los linfomas cerebrales primarios son poco frecuentes. Se originan a partir de los linfocitos. La edad de presentación media es de 60 años.
  • Schwannomas o neurinomas
    Tumores que se derivan de las células de Schwann, productoras de mielina. Salvo los nervios ópticos, todos los nervios están en relación con estas células.
  • Síndromes neurológicos paraneoplásicos
    En algunos pacientes con un cáncer incipiente, el organismo detecta las células tumorales y desencadena una respuesta inmune para eliminarlas. A veces, esta respuesta ataca también al sistema nervioso.
  • Tumores neuronales
    Los tumores neuronales –gangliocitomas, neurocitoma central, liponeurocitoma cerebeloso–, están formados por células tumorales de origen neuronal, en su mayoría benignos. Son poco frecuentes.

La Clínica Universidad de Navarra dispone del microscospio fluorescente, una técnica novedosa que permite la extirpación total del tumor en más del 80% de los casos. 

Los objetivos de la cirugía de los tumores cerebrales son:

  1. Un diagnóstico exacto y preciso del tumor. 
  2. Disminuir la presión sobre el cerebro sano para mejorar los síntomas.
  3. La extirpación total puede curar el tumor o facilitar el efecto de otros tratamientos.
  4. Extirpación sin dañar zonas sanas limítrofes.

Monitorización neurofisiológica en quirófano
Ayuda a determinar si la cirugía puede o no continuar por una zona sin producir una secuela al paciente. Aumenta la extirpación y disminuye las complicaciones.

Cirugía guiada por imagen intraoperatoria
En todos los tumores, la imagen de la RMN previa se usa como mapa para un navegador que ayuda al cirujano.

La quimioterapia tiene como objetivo la destrucción de la célula tumoral.

En el caso de los tumores cerebrales, existen dos importantes características que hacen que sea más difícil administrar quimioterapia:

  • la barrera hematoencefálica, que protege al sistema nervioso central de la llegada de sustancias tóxicas de la sangre
  • la especial resistencia de estos tumores a los fármacos quimioterápicos actuales.

El tratamiento quimioterápico aplicado depende del tipo de tumor cerebral. La quimioterapia ha demostrado eficacia para prolongar la supervivencia en los gliomas de alto grado.

La quimioterapia es el tratamiento de elección en la mayoría de los pacientes conlinfomas primarios del sistema nervioso central, tras la confirmación biópsica del diagnóstico.

En los tumores cerebrales que se presentan en los niños, el tratamiento quimioterápico es esencial, ya que tienen una mayor sensibilidad a estos fármacos.

A pesar de todos los tratamientos, en muchos casos la quimioterapia no consigue frenar la progresión de la enfermedad. Por ello, es importante continuar la investigación con investigación básica y ensayos clínicos.

Vacunas celulares personalizadas contra el tumor cerebral más agresivo

La Clínica es el único centro español que realiza un estudio para el tratamiento de los glioblastomas con inmunoterapia. La nueva terapia, que se administra a los pacientes participantes en forma de vacunas, se combina con el tratamiento estándar de primera línea. Consiste en la extirpación quirúrgica del tumor, seguida de la administración de radioterapia y quimioterapia con temozolomida.

El sistema inmune es fundamental en el desarrollo y el control de los tumores. La inmunoterapia tiene como objetivo reparar o incrementar la respuesta del sistema inmune del paciente.

El volumen de enfermedad limitado y la unión de quimioterapia e inmunoterapia hacen que esta sea una buena opción añadida al tratamiento de los pacientes con glioblastoma.

En la Clínica Universidad de Navarra, el primer objetivo es ofrecer al paciente y a sus familiares el mejor trato médico y humano posible. Y con este objetivo en mente, se diseña toda la organización.

Por ello, el modelo de la Clínica Universidad de Navarra es diferente. A diferencia del resto de clínicas privadas en España, sus médicos y los más de 2.000 profesionales que trabajan en la Clínica están dedicados a tiempo completo y en exclusiva a su labor allí.

La primera ventaja de este modelo es que permite dedicar a cada caso clínico todo el tiempo y todos los recursos necesarios para una atención verdaderamente personalizada y de calidad. Los médicos están siempre disponibles para los pacientes, y ésta disponibilidad se traduce en una atención extremadamente ágil, rápida y cómoda para el paciente, quien puede recibir la atención médica de profesionales de distintas especialidades en una misma mañana, obteniendo un trato verdaderamente multidisciplinar en un plazo temporal muy ajustado.

Este esfuerzo queda reflejado en los resultados obtenidos, así como en la buena valoración que nuestros pacientes hacen de la Clínica, manifestando un nivel de satisfacción del 94%, 10 puntos por encima de la media de los hospitales españoles encuestados.

Más información sobre ésta y otras ventajas de la Clínica Universidad de Navarra

Nuestro servicio médico es valorado por su gran rapidez y eficacia en la citación, diagnóstico y acceso al tratamiento.

Al poseer todas las especialidades y sus profesionales con dedicación exclusiva, la Clínica se coordina y organiza de modo que el paciente pueda realizar sus consultas, tratamientos y pruebas en el menor tiempo posible, y el resultado de las pruebas diagnósticas se obtiene, generalmente en 48 horas.

De ser necesaria una intervención, la Clínica puede coordinarse para realizarla en el plazo de una semana, siempre dependiendo de las características y necesidades de cada paciente.

Para más información puede llamarnos al (+34) 948 255 400 o solicitar información completando este formulario.

La Clínica Universidad de Navarra le ofrece la posibilidad de realizar consultas de segunda opinión, bien presencialmente (solicitando una cita en el (+34) 948 255 400) o bien a través de la Consulta de Segunda Opinión no presencial.

La consulta de Segunda Opinión no presencial le ofrece la posibilidad de realizar una consulta de segunda opinión médica a nuestros especialistas, sin necesidad de acudir a la Clínica.

Para ello, la Clínica gestionará la recogida de sus documentos médicos y administrativos en su domicilio, o en su lugar de preferencia, y en un plazo máximo de 15 días recibirá la valoración de su caso.

Además, nuestros especialistas lo llamarán personalmente para aclarar las dudas que pudiera tener.

Si posteriormente desea continuar su asistencia médica en la Clínica, se le reembolsará el importe abonado por la Segunda Opinión en su primera factura.

La Clínica le ofrece la posibilidad de solicitar gratuitamente una valoración económica estimativa para su caso, a través del siguiente formulario online para solicitud de presupuesto, o llamando al (+34) 948 255 400.

Si lo prefiere, también podrá obtener un presupuesto más ajustado solicitando una cita para que nuestros expertos puedan valorar presencialmente su caso.

Si lo desea, puede solicitar más información sobre estos servicios rellenando el formulario de solicitud de información.

La Clínica Universidad de Navarra pone a disposición de sus pacientes la posibilidad de financiar su diagnóstico o tratamiento hasta en cuatro meses sin intereses. Dicha posibilidad está disponible para asistencias de hasta seis mil euros.

En caso de necesitar una financiación superior, podrá plantearlo durante su visita en la Unidad de Coordinación de la Clínica para evaluar su caso.

Asimismo, la Clínica mantiene conciertos con las principales compañías aseguradoras de España.

La compañía de seguros ACUNSA ofrece pólizas de hospitalización y consultas que aseguran la estancia y los tratamientos médicos y quirúrgicos en la Clínica Universidad de Navarra.

La Clínica también mantiene conciertos de asistencia médica con Aegon, Allianz, Asefa, AXA, Cigna, DKV, Generali, HNA, Mapfre Familiar y Previsora Bilbaína.

En función de cada acuerdo se puede acceder a las consultas de la Clínica con la tarjeta de asegurado; y a los tratamientos médicos y quirúrgicos e ingresos hospitalarios, con autorización previa de la compañía.

Dado que una determinada póliza de salud puede tener restricciones de acceso o servicios excluidos, aconsejamos una consulta previa a la compañía correspondiente sobre la cobertura concreta en la Clínica.

La Clínica recibe anualmente pacientes de más de 50 nacionalidades.

Dispone de un servicio especial de atención al paciente internacional, para facilitar su acceso a la Clínica.

Así, la Clínica pone a su disposición una persona de contacto que podrá ayudarle en todo lo que usted necesite para ser atendido por nuestros especialistas, tanto antes de su estancia (facilitando citas, dudas, viajes y alojamiento, etc.), como durante su estadía (acompañamiento, interlocución, coordinación optimizada de citas, etc.) y después de su estancia (envío de informes médicos, gestión de dudas y consultas, etc.).

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra