Melanoma

diagnóstico y tratamiento del melanoma

La exploración física y la biopsia son las pruebas principales de diagnóstico.

El Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra dispone de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento de esta patología, como los dermatoscopios con epiluminiscencia.

Además, disponemos de un sistema para digitalizar la información que permite comparar, en futuras revisiones, la piel, las lesiones, etc.

La aplicación de nuevas tecnologías permite diagnósticos de melanoma cada día más precoces, lo que revierte en el aumento de las curaciones o de la supervivencia global.

Es el dermatólogo el especialista que debe tratar este tipo de neoplasias, ya que tiene un gran conocimiento de estas patologías y de los tratamientos más adecuados en cada caso.

Además, nuestros especialistas son expertos en la realización de la cirugía de Mohs, técnica al microscopio de gran complejidad que aporta mejores resultados de curación que las técnicas convencionales.

Uso de la dermatoscopia digital para el diagnóstico de melanoma sin biopsia

En el cáncer de piel precoz localizado, las tasas de supervivencia son muy elevadas, por encima del 80 o 90%. En estos casos, la cirugía permite controlar la enfermedad".

En la Clínica somos especialistas en la cirugía de Mohs, controlada al microscopio. Es una técnica de gran complejidad y especialización, pero que proporciona los mejores resultados.

Esta técnica es muy delicada y precisa de personal muy especializado. Se aplica en casos como neoplasias de gran tamaño, de mucho tiempo de evolución o en aquellas con varias recidivas locales por extirpación incompleta.

El Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra tiene gran experiencia en este tipo de cirugía. Proporciona el más elevado índice de curación, comparado con las técnicas tradicionales.

En el caso de melanoma, la erradicación de la lesión puede necesitar de una extirpación ganglionar local. El mejor tratamiento se debe basar en una extirpación precoz de lesiones premalignas o de nevus, que pueden presentar alteraciones clínicas que sugieran una malignización incipiente.

El ganglio es el primer lugar afectado en las metástasis o extensión de la enfermedad a otros órganos. Por ello, está indicado dentro del tratamiento quirúrgico realizar la extirpación del ganglio centinela, aquel que por su localización anatómica sería el primero en afectarse en el caso de que hubiera metástasis. Resulta clave para la curación.

Como el melanoma tiene un índice de recaídas del 50 al 80%, se administra quimioterapia como tratamiento coadyuvante para evitarlas.

En los pacientes de alto riesgo con melanoma en estadios avanzados, se indica tratamiento con dosis elevadas de interferon alfa2b, el único tratamiento demostrado que mejora la supervivencia de periodo libre de enfermedad.

Puede provocar efectos secundarios, por ejemplo cansancio, alteraciones de las enzimas hepáticas, depresión de la médula ósea, etc., pero los beneficios que se obtienen superan a estos efectos secundarios que, con el debido control médico, no causan problemas graves al paciente.

Cuando el melanoma se ha diseminado a otros órganos y causa metástasis, la finalidad de los tratamientos será paliativa. La quimioterapia más utilizada en estos casos es la administración de un solo fármaco quimioterápico, la dacarbazina, que consigue una respuesta aproximada del 20% aunque, generalmente, de poca duración.

La radioterapia no suele indicarse en el tratamiento del melanoma.

En estos casos, se puede administrar con efecto paliativo, fundamentalmente, para controlar las metástasis óseas dolorosas que comprimen la médula, o bien en las metástasis cerebrales.

La inmunoterapia es una vía terapéutica contra el melanoma que está en desarrollo. Su objetivo es mejorar y estimular el propio sistema inmunitario del paciente para que reconozca y destruya las células malignas con mayor eficacia.

Vacunas personalizadas
En el Laboratorio GMP de la Clínica Universidad de Navarra, se elaboran las células dendríticas autólogas, cargadas con antígenos tumorales del propio paciente, para su aplicación en este ensayo clínico del Programa de Inmunología del Cáncer y Terapia Génica. Está dirigido al tratamiento de pacientes con diversos cánceres, entre ellos el melanoma maligno. En esta línea, las vacunas pueden abrir una puerta a la esperanza en el futuro tratamiento del melanoma diseminado.

contacteCON LA CLÍNICA

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

SOLICITE UNA SEGUNDA OPINIÓN NO PRESENCIAL

Si necesita la opinión médica de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión no presencial.
Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra