Linfomas

diagnóstico y tratamiento de los linfomas

Los linfomas son una de las líneas fundamentales de investigación en la que participa la Clínica Universidad de Navarra.

Aquí, la responsabilidad del tratamiento de los pacientes con síndromes linfoproliferativos crónicos y linfomas depende del Servicio de Hematología, que coordina todas las actividades dirigidas al tratamiento y prevención de las complicaciones de la enfermedad.

Ofrecemos un abordaje multidisciplinar del diagnóstico y del pronóstico de la enfermedad. En la eficacia del tratamiento desempeña un papel fundamental la consideración terapéutica global de la enfermedad, es decir, no sólo el tratamiento que cada paciente va a necesitar en el momento del diagnóstico, sino también el que pueda requerir en el futuro ante eventuales recaídas.

Los Departamentos de Hematología y Oncología de la Clínica han desarrollado un programa integral de atención a los pacientes con síndromes linfoproliferativos crónicos, que incluye todos los aspectos relacionados con el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de la enfermedad.

Su objetivo es lograr las células restauradoras de la función de la médula ósea.

El trasplante de progenitores hematopoyéticos o trasplante de médula se utiliza en:

  • Enfermedades neoplásicas (tumores malignos).
  • Enfermedades con una alteración de la función de la médula ósea (productora de las células de la sangre).
  • Enfermedades del sistema inmunitario.
  • En algunas alteraciones metabólicas congénitas.

Las células progenitoras hemopoyéticas se obtenían de la médula ósea. Actualmente, se extraen mayoritariamente de la sangre y, en ocasiones, del cordón umbilical y la placenta. Estas células se encuentran en el interior de la médula ósea de los huesos (sobre todo cadera, vértebras y costillas), pero en ocasiones aumenta su número en la sangre circulante, por lo que pueden obtenerse también por las venas.

> Lea más sobre el trasplante de progenitores hematopoyéticos


El Dr. Panizo explica cómo la inmunoterapia actúa frente al linfoma

Las vacunas activan el sistema inmune de los enfermos tratados contra las células del linfoma folicular, inmunizándolas. Los pacientes que responden a la vacuna viven más o no recaen".

La quimioterapia ambulatoria es el tratamiento específico del linfoma.

La selección del esquema más adecuado de quimioterapia depende del tamaño tumor, la afectación ganglionar, la existencia de metástasis a distancia, los tratamientos previos, el subtipo tumoral de cáncer, la edad, la comorbilidad, el estado funcional de la paciente y la potencial toxicidad.

Se administra, en la mayoría de los casos, de forma ambulatoria en el Hospital de Día, que permite tratamientos prolongados sin necesidad de ingreso hospitalario, con la consiguiente comodidad para el paciente.

Es un tratamiento sistémico en el que se administran uno o más fármacos antitumorales combinados. Su objetivo es destruir las células tumorales con el fin de lograr reducir la enfermedad, empleando una gran variedad de fármacos. Puede utilizarse un solo medicamento, pero, en general, son más eficaces cuando se utilizan en ciertas combinaciones.

Algunos pacientes con linfoma son susceptibles del tratamiento con radioterapia. El Departamento de Oncología Radioterápica de la Clínica cuenta con los aceleradores lineales necesarios para llevar a cabo este tipo de tratamientos.

Su mecanismo de acción se basa en el daño directo e indirecto del ADN celular que produce alteraciones funcionales y/o estructurales y, en último término, la muerte celular.

Anticuerpos monoclonales, un tratamiento revolucionario contra los linfomas.

La aplicación de los anticuerpos monoclonales es uno de los tratamientos que más ha revolucionado la terapia de los linfomas. Se trata de proteínas dirigidas contra otras proteínas de la superficie de las células tumorales (antígenos), por lo que suponen un tratamiento mucho más específico contra el tumor. A menudo se combina con la quimioterapia.

En la Clínica Universidad de Navarra se ha administrado este tratamiento, de manera conjunta con la quimioterapia, a más de un centenar de pacientes y su utilización ha logrado elevar en un porcentaje significativo la tasa de respuesta obtenida solo con la quimioterapia.

El anticuerpo más empleado es el anti-CD20, que se une a las células linfoides e induce su destrucción. Asimismo, en coordinación con el Servicio de Medicina Nuclear, se han comenzado a utilizar otros tipos de anticuerpos monoclonales que suman, a la eficacia del anti-CD20, la acción de un isótopo radioactivo al que van unidos.

Ensayo clínico con vacunas que no provoquen rechazo ni aumenten la toxicidad

Su objetivo es crear una reacción inmunológica en los pacientes cuya enfermedad está en sus primeras etapas o en pacientes cuya enfermedad está en remisión.

Se encuentran en estudios clínicos para probar la eficacia en el linfoma folicular. Tras administrar la primera fase del tratamiento convencional con quimioterapia R-CHOP, lo habitual es que la enfermedad remita de forma parcial o completa.

La administración de la quimioterapia se realiza durante seis meses mediante un ciclo de tratamiento al mes. Los pacientes candidatos a participar en el ensayo clínico son los diagnosticados de linfoma folicular sin tratar o tratados ya con la quimioterapia y, en este caso, que presenten remisión parcial o completa.

El aumento de la incidencia del linfoma folicular ocurre principalmente en personas mayores. Este es uno de los principales motivos para investigar un tratamiento que potencie la eficacia de las terapias convencionales contra esta enfermedad, pero que no aumente su toxicidad.

Entre otras ventajas, el nuevo tratamiento con linfocitos del propio paciente no provoca rechazo y no aumenta la toxicidad.

contacteCON LA CLÍNICA

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

SOLICITE UNA SEGUNDA OPINIÓN NO PRESENCIAL

Si necesita la opinión médica de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión no presencial.
Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra