Hepatocarcinoma

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Estas preguntas más frecuentes sobre el hepatocarcinoma le ayudarán a conocer mejor su enfermedad y participar activamente en las decisiones sobre su propio cuidado.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

El hepatocarcinoma, en España y en el resto de países occidentales industrializados, aparece casi siempre como consecuencia de una enfermedad hepática de larga evolución, que en la mayoría de los casos es una hepatitis crónica. La mayoría de los pacientes tiene más de 40 años.

Los virus de la hepatitis B y C producen a veces cirrosis y algunos de los pacientes con cirrosis desarrollan tumores en el hígado. Las cirrosis de otro origen, como el alcohol o trastornos metabólicos, también predisponen a la aparición de hepatocarcinoma.

En las zonas en las que el cáncer de hígado es más frecuente (Sudeste Asiático y África), se produce con mucha mayor frecuencia sin necesidad de cirrosis hepática previa. En estas regiones, los pacientes enferman, por lo general, a una edad más temprana (antes de los 40 años).

En muchos casos, el hepatocarcinoma no presenta ningún síntoma hasta etapas muy tardías de su desarrollo. Ello se debe a que el interior del hígado no duele y puede albergar gran cantidad de tumor sin que aparezcan síntomas. De manera excepcional, tumores pequeños pueden dar síntomas porque obstruyan la vía biliar y aparezca ictericia, o bien porque se rompan y produzcan hemorragias.

Ante cualquier síntoma, la recomendación es que acuda al especialista.

Cuando los tumores van aumentando su tamaño, sin ocasionar problemas, acaban por causar cansancio intenso, falta de apetito, pérdida inmotivada de peso, dolor debajo de las costillas derechas o picores.

La Clínica realiza diversas técnicas para diagnosticar los tumores hepáticos, entre ellos, el hepatocarcinoma.

Quimioterapia
El objetivo de la quimioterapia es destruir las células tumorales para reducir la enfermedad, combinando gran variedad de fármacos, lo que les hace más eficaces.

Las células cancerosas crecen y se dividen rápidamente. La quimioterapia para o retrasa su crecimiento y demuestra una disminución de las recaídas de la enfermedad y un aumento de supervivencia.

La frecuencia y la duración de la quimioterapia dependen del tipo de cáncer, de los objetivos del tratamiento, de los medicamentos que se van a utilizar y de cómo el cuerpo responda a ellos. 

Durante el tratamiento o a su fin, el oncólogo solicitará pruebas para conocer cómo responde el tumor a la quimioterapia: si ha desaparecido o disminuido, si permanece estable o si ha seguido su evolución.

Radiofrecuencia hepática
Se basa en la aplicación de un intenso calor en los tumores hepáticos, ya sean estos primarios o secundarios (metástasis hepáticas).

Para conseguir transmitir ese calor intenso a los tumores, se utilizan unas agujas, que se introducen en el hígado a través de la piel, en un procedimiento que no requiere anestesia general, pero sí una sedación profunda para que resulte menos molesto. Para la colocación de las agujas en los tumores, el especialista se guía a través de una ecografía.

Una vez colocadas, se aplica la energía que genera calor durante unos minutos. Todo el tejido que rodea la aguja, hasta un diámetro máximo de unos 5 cm, queda calcinado. Por ello, este tratamiento solo sirve para aquellos tumores de 5 cm o menos.

Cuando los tumores no son visibles en la ecografía o cuando son varios y el procedimiento se va a alargar, se puede efectuar en quirófano, con cirugía abierta o laparoscópica.

En general, el tiempo de ingreso hospitalario es de 24 horas.

 

Embolización arterial
Es un tratamiento vascular muy selectivo limitado al hígado.

Consiste en inyectar a través de la arteria, y del modo más selectivo posible, unas diminutas esferas plásticas que obstruyen los pequeños vasos. El resultado es que el tumor o los tumores quedan sin riego sanguíneo. El tratamiento suele repetirse cada seis semanas tantas veces como sea necesario, habitualmente tres o cuatro veces.

Aunque la embolización arterial no precisa quirófano ni anestesia, es frecuente un ingreso de entre dos y cuatro días, tiempo necesario para controlar efectos secundarios como el dolor, las náuseas y la fiebre. Aunque no es un tratamiento especialmente arriesgado, es habitual encontrarse cansado o con fiebre baja los días posteriores.

La embolización es un tratamiento que puede utilizarse cuando otros más resolutivos, como la cirugía o la radiofrecuencia, no son posibles.

Su aplicación ofrece mayor supervivencia a los pacientes y puede ser curativa. Hay que tener en cuenta que solo puede aplicarse cuando la función hepática es muy buena.

El Ytrio90 son microesferas radioactivas que van directas al hígado.

Este tratamiento se dirige a los tumores hepáticos y lleva, directamente al hígado, millones de bolitas radioactivas microscópicas (radio o microesferas).

Estas microesferas contienen el elemento radiactivo Ytrio90, que radia a una distancia muy corta (unos 2,4 mm). Al colocarlas cerca de las zona tumorales, permite controlar la zona de radiación, evitando daño en las zonas sanas.

La Clínica cuenta con uno de los mejores resultados en supervivencia: más del 90% de los pacientes vivos 1 años después de la operación y una supervivencia aproximada a los 5 y 10 años del 70 y 60%, respectivamente.

El equipo de cirujanos y hepatólogos de la Clínica Universidad de Navarra ha superado los 400 trasplantes hepáticos, más de una veintena de donante vivo. Esto hace que la Clínica sea uno de los centros hospitalarios españoles expertos en los trasplantes de hígado de donante vivo adulto.

Es el único tratamiento curativo para enfermedades graves como la cirrosis, algunos tumores, anomalías hepáticas congénitas o trastornos metabólicos cuya deficiencia en el hígado. Consiste en extirpar el hígado enfermo, completo o una parte, y sustituirlo por uno sano de un donante fallecido o vivo.

Desde que se implanta el hígado nuevo, el sistema inmunitario lo reconoce como extraño y lucha contra el nuevo órgano. Para evitar el rechazo, existen fármacos denominados inmunosupresores. Los debe tomar durante toda la vida.

El paciente debe ingerir alimentos con garantía sanitaria y mantener una dieta equilibrada, controlando el consumo de grasa y el nivel de glucosa. No podrá ingerir alcohol.

Es recomendable realizar ejercicio físico y mantener hábitos saludables de higiene: corporal, vestuario y vivienda. Asimismo, debe evitar, en la medida de lo posible, la exposición solar.

En la Clínica, se entrega un informe al paciente trasplantado con todos los cuidados para los primeros días. 

En la Clínica Universidad de Navarra, el primer objetivo es ofrecer al paciente y a sus familiares el mejor trato médico y humano posible. Y con este objetivo en mente, se diseña toda la organización.

Por ello, el modelo de la Clínica Universidad de Navarra es diferente. A diferencia del resto de clínicas privadas en España, sus médicos y los más de 2.000 profesionales que trabajan en la Clínica están dedicados a tiempo completo y en exclusiva a su labor allí.

La primera ventaja de este modelo es que permite dedicar a cada caso clínico todo el tiempo y todos los recursos necesarios para una atención verdaderamente personalizada y de calidad. Los médicos están siempre disponibles para los pacientes, y ésta disponibilidad se traduce en una atención extremadamente ágil, rápida y cómoda para el paciente, quien puede recibir la atención médica de profesionales de distintas especialidades en una misma mañana, obteniendo un trato verdaderamente multidisciplinar en un plazo temporal muy ajustado.

Este esfuerzo queda reflejado en los resultados obtenidos, así como en la buena valoración que nuestros pacientes hacen de la Clínica, manifestando un nivel de satisfacción del 94%, 10 puntos por encima de la media de los hospitales españoles encuestados.

Más información sobre ésta y otras ventajas de la Clínica Universidad de Navarra

Nuestro servicio médico es valorado por su gran rapidez y eficacia en la citación, diagnóstico y acceso al tratamiento.

Al poseer todas las especialidades y sus profesionales con dedicación exclusiva, la Clínica se coordina y organiza de modo que el paciente pueda realizar sus consultas, tratamientos y pruebas en el menor tiempo posible, y el resultado de las pruebas diagnósticas se obtiene, generalmente en 48 horas.

De ser necesaria una intervención, la Clínica puede coordinarse para realizarla en el plazo de una semana, siempre dependiendo de las características y necesidades de cada paciente.

Para más información puede llamarnos al (+34) 948 255 400 o solicitar información completando este formulario.

La Clínica Universidad de Navarra le ofrece la posibilidad de realizar consultas de segunda opinión, bien presencialmente (solicitando una cita en el (+34) 948 255 400) o bien a través de la Consulta de Segunda Opinión no presencial.

La consulta de Segunda Opinión no presencial le ofrece la posibilidad de realizar una consulta de segunda opinión médica a nuestros especialistas, sin necesidad de acudir a la Clínica.

Para ello, la Clínica gestionará la recogida de sus documentos médicos y administrativos en su domicilio, o en su lugar de preferencia, y en un plazo máximo de 15 días recibirá la valoración de su caso.

Además, nuestros especialistas lo llamarán personalmente para aclarar las dudas que pudiera tener.

Si posteriormente desea continuar su asistencia médica en la Clínica, se le reembolsará el importe abonado por la Segunda Opinión en su primera factura.

La Clínica le ofrece la posibilidad de solicitar gratuitamente una valoración económica estimativa para su caso, a través del siguiente formulario online para solicitud de presupuesto, o llamando al (+34) 948 255 400.

Si lo prefiere, también podrá obtener un presupuesto más ajustado solicitando una cita para que nuestros expertos puedan valorar presencialmente su caso.

Si lo desea, puede solicitar más información sobre estos servicios rellenando el formulario de solicitud de información.

La Clínica Universidad de Navarra pone a disposición de sus pacientes la posibilidad de financiar su diagnóstico o tratamiento hasta en cuatro meses sin intereses. Dicha posibilidad está disponible para asistencias de hasta seis mil euros.

En caso de necesitar una financiación superior, podrá plantearlo durante su visita en la Unidad de Coordinación de la Clínica para evaluar su caso.

Asimismo, la Clínica mantiene conciertos con las principales compañías aseguradoras de España.

La compañía de seguros ACUNSA ofrece pólizas de hospitalización y consultas que aseguran la estancia y los tratamientos médicos y quirúrgicos en la Clínica Universidad de Navarra.

La Clínica también mantiene conciertos de asistencia médica con Aegon, Allianz, Asefa, AXA, Cigna, DKV, Generali, HNA, Mapfre Familiar y Previsora Bilbaína.

En función de cada acuerdo se puede acceder a las consultas de la Clínica con la tarjeta de asegurado; y a los tratamientos médicos y quirúrgicos e ingresos hospitalarios, con autorización previa de la compañía.

Dado que una determinada póliza de salud puede tener restricciones de acceso o servicios excluidos, aconsejamos una consulta previa a la compañía correspondiente sobre la cobertura concreta en la Clínica.

La Clínica recibe anualmente pacientes de más de 50 nacionalidades.

Dispone de un servicio especial de atención al paciente internacional, para facilitar su acceso a la Clínica.

Así, la Clínica pone a su disposición una persona de contacto que podrá ayudarle en todo lo que usted necesite para ser atendido por nuestros especialistas, tanto antes de su estancia (facilitando citas, dudas, viajes y alojamiento, etc.), como durante su estadía (acompañamiento, interlocución, coordinación optimizada de citas, etc.) y después de su estancia (envío de informes médicos, gestión de dudas y consultas, etc.).

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra