Hemocromatosis 

Imagen hombre adulto
afecta a entre
2 y 5 personas de raza blanca por cada mil

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la hemocromatosis en la Clínica

Para el diagnóstico de la hemocromatosis, algunos estudios simples pueden hacer sospechar la existencia de un depósito excesivo de hierro.

Si se comprueba que una persona con datos de sobrecarga de hierro es homocigota para la mutación C282Y, el diagnóstico de hemocromatosis queda establecido, sin necesidad de hacer más estudios.

Si no se encuentra esta alteración genética, es preciso hacer una biopsia hepática y medir la concentración hepática de hierro para confirmar el diagnóstico.

En los últimos años, se ha introducido una estimación del hierro hepático por resonancia magnética.

Cuando se diagnostica una hemocromatosis a un paciente, deben estudiarse los familiares en primer grado porque el diagnóstico y tratamiento precoces pueden evitar que se produzca un daño avanzado.

La normalización de los depósitos de hierro evita la progresión de la enfermedad, siempre que el tratamiento se inicie antes de que exista un daño avanzado. Esta normalización de los depósitos se consigue con sangrías periódicas.

En los pacientes que no toleran las sangrías, puede utilizarse la desferroxiamina, que aumenta la eliminación de hierro, pero este tratamiento es menos eficaz. En los pacientes con daño hepático avanzado puede estar indicado el trasplante hepático.


¿Quiere saber más sobre la Unidad de Hepatología?

Los resultados del trasplante hepático son muy buenos, con más del 90% de los pacientes vivos al año de la operación y una supervivencia aproximada a los 5 y 10 años del 70 y 60% respectivamente.

Es una enfermedad hereditaria por lo que se recomienda realizar un test a los familiares".

Saber más sobre la hemocromatosis

La hemocromatosis es una enfermedad hereditaria del metabolismo del hierro que produce una absorción de éste en el tubo digestivo superior a las pérdidas diarias del organismo. Esto ocasiona un depósito excesivo de hierro en el organismo.

Existen otras situaciones en las que se produce un aumento en los depósitos de hierro, como en las anemias hemolíticas, la administración de hierro o algunas enfermedades hepáticas como la hepatitis C y la hepatopatía alcohólica.

Prácticamente todos los enfermos con hemocromatosis tienen una mutación en un gen localizado en el cromosoma 6, denominado HFE.

La mutación que se asocia a la enfermedad con mayor frecuencia es la denominada C282Y, presente en el 90% de las personas con hemocromatosis. La enfermedad es recesiva, por lo que las personas con hemocromatosis suelen ser homocigotos para la mutación C282Y, es decir, la mutación debe estar en los dos cromosomas 6 del individuo (heredados del padre y de la madre). La expresión de la enfermedad para las personas homocigotas para la mutación C282Y es variable. Según algunos estudios, únicamente el 50% de estas personas desarrollan los síntomas de la enfermedad y un 30% no tienen un depósito de hierro excesivo.

Existen otras formas más infrecuentes de hemocromatosis hereditaria como la mutación denominada H63D.

El depósito excesivo de hierro en distintos órganos puede dar lugar a enfermedades crónicas. Las primeras manifestaciones clínicas se producen habitualmente entre los 40 y los 60 años. En las mujeres, el inicio de los síntomas suele ser más tardío, porque la pérdida de sangre de la menstruación produce una pérdida periódica de hierro.

Según el órgano afectado, el desarrollo de síntomas y enfermedades varía:

  • En el hígado, que es el órgano que se afecta con más frecuencia, el exceso de hierro puede causar cirrosis y el desarrollo de tumores hepáticos (hepatocarcinoma).
  • En la piel se produce una pigmentación bronceada en la mayoría de los pacientes.
  • El depósito de hierro en el páncreas causa diabetes.
  • En las articulaciones se produce una artrosis progresiva, en la que se pueden producir brotes agudos (condrocalcinosis o pseudogota).
  • El depósito de hierro en el corazón puede desencadenar insuficiencia cardiaca congestiva y arritmias cardiacas.
  • La afectación del hipotálamo y de la hipófisis puede dar lugar a diversas manifestaciones endocrinológicas, fundamentalmente hipogonadismo.

Cuando se diagnostica una hemocromatosis a un paciente, deben estudiarse los familiares en primer grado porque el diagnóstico y tratamiento precoces pueden evitar que se produzca un daño avanzado.

Si el paciente es homocigoto para la mutación C282Y del gen HFE, el primer test que debe realizarse a los familiares es la investigación de esta mutación; si el familiar es homocigoto para ella, deben hacerse otros estudios para comprobar si tiene un depósito aumentado de hierro.

Esta enfermedad afecta a entre 2 y 5 personas de raza blanca por cada mil.
Es una enfermedad hereditaria por lo que se recomienda realizar un test a los familiares.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra