Epilepsia infantil

Dra. Rocío Sánchez Carpintero, especialista en Neuropediatría de la Clínica Universidad de Navarra

Saber más sobre la epilepsia

La epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso que se produce por la descarga eléctrica anormal de células de una zona del cerebro o de toda la corteza cerebral.

Una persona es epiléptica cuando sufre varias crisis epilépticas espontáneas. Se manifiesta por episodios bruscos y de breve duración -generalmente no más de dos minutos- de síntomas motores, sensitivos, sensoriales o psíquicos, denominados crisis epilépticas.

Existe gran variedad de crisis epilépticas. Lo que determina la gravedad o no de la epilepsia es la enfermedad que existe de base, su causa.

El tratamiento se basará en primera instancia en el tratamiento farmacológico para prevenir la aparición de las crisis epilépticas. En los casos en que estas crisis sean resistentes al tratamiento farmacológico se planteará la indicación de tratamiento quirúrgico.

Imagen preview del infográfico sobre la epilepsia infantil
La epilepsia infantil: qué es, cómo se diagnostica y cómo se trata.
Descargar infográfico
La Clínica crea la primera Unidad de Síndrome de Dravet de España.
Causas de la epilepsia infantil, síntomas y pruebas diagnósticas.

¿Cuáles son sus causas?

Las epilepsias pueden estar motivadas por múltiples causas: genéticas, traumatismos o enfermedades.

Existen varios factores que pueden ser indicadores de esta enfermedad. No obstante, ninguno ninguno de ellos basta para explicar la epilepsia, sino que será el neuropediatra quien determine si tienen relación con los síntomas del niño. Alguno de estos factores son:
  • Antecedentes en la familia de crisis epilépticas, o de convulsión febril. Cuando otros miembros cercanos de la familia tienen epilepsia, salvo excepciones muy concretas asociadas a ciertas enfermedades, se trata de una epilepsia de buen pronóstico en el niño.
  • Presencia en la piel de manchas de color claro en alguno de los padres (asociado algunas veces con esclerosis tuberosa de Bourneville).
  • Noción de dificultades durante el embarazo, el parto.
  • Enfermedad infecciosa severa (meningitis) previa.
  • Traumatismo craneal, etc.

Sin embargo, en la mayoría de las epilepsias no se encuentra ninguno de estos factores. 

¿Cuál es su incidencia?

La incidencia de la epilepsia infantil en cifras:

  • Se estima que hay 10,5 millones de niños con epilepsia en el mundo.
  • Cada año, el 40% de los nuevos casos de epilepsia se detectan en niños menores de 15 años (1,4 millones de casos nuevos al año).
  • 45 o 50 niños de cada 100.000 sufren epilepsia.
  • Entre el 1 y el 1,7% de los niños habrá tenido, al llegar a la edad de 15 años, una crisis epiléptica no provocada. Aproximadamen un 0,8% serán crisis repetidas. 
Crisis parciales o focales
  • Simples (sin pérdida de conciencia)
  • Complejas (con pérdida de conciencia)

Las manifestaciones se  relacionan con la función cerebral de la región donde se origina la crisis.

Crisis generalizadas
  • Ausencias. Pérdida de conciencia junto a parada de actividad del niño.
  • Atónicas. Caída brusca por pérdida del tono muscular.
  • Generalizadas tónicas. Contracción muscular general.
  • Generalizadas tónico-clónicas. Rigidez corporal con sacudidas musculares generalizadas

El 70% de los pacientes con epilepsias generalizadas idiopáticas se curan.

El porcentaje de curación depende del tipo de epilepsia. Así, los pacientes afectos de epilepsias generalizadas idiopáticas -como la ausencia infantil o las crisis tónico-clónicas del despertar- tienen una probabilidad de curación del 70% y no precisan más medicación al cabo de un periodo entre 2 y 5 años.

En cambio, en las epilepsias focales aproximadamente el 50% de los pacientes, cuyas crisis se controlan plenamente con medicación, pueden llegar a prescindir del tratamiento al cabo de 5 años.

Hay algunas formas de epilepsias que tienen un pronóstico particular, como la epilepsia mioclónica juvenil, que en general responde muy bien al tratamiento, pero tiene una alta tendencia a reaparecer al intentar retirar el tratamiento.

En algunos niños con epilepsias rebeldes, especialmente entre los 3 y 5 años, se puede emplear una dieta especial, la dieta cetógena.

Consiste en invertir el cociente entre las grasas y los carbohidratos que se dan al niño.

Es una dieta con cierta dificultad de realizar, pero en algunos casos puede ser muy eficaz.

El tratamiento farmacológico de la epilepsia puede durar varios años. Por este motivo, es indispensable que esté supervisado por un especialista en epilepsia para obtener el máximo beneficio terapéutico".

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra