Eccema

el 30% de los pacientes presentan antecedentes familiares de atopia

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento en la Clínica

El diagnóstico de sospecha de cada una de las formas de eccema debe ser a través de la historia clínica.

El diagnóstico del eccema atópico puede incluir:

  • Antecedentes familiares.
  • Antecedentes personales de alergia o asma.
  • Exámenes de sangre.

En el eccema alérgico de contacto deberán realizarse pruebas de contacto epicutáneas con el fin de determinar el alergeno responsable de las placas de eccema que presenta el paciente.

El tratamiento del eccema alérgico de contacto será evitar la sustancia a la que el paciente es alérgico. 

En los pacientes con eccema atópico, se eliminarán los alimentos que puedan estar implicados, y se tratarán los procesos infecciosos intercurrentes. Además, una vez detectados y eliminados los factores desencadenantes, están indicados tratamientos como corticoesteroides -tópicos o sistémicos-, antihistamínicos sistémicos, cremas hidratantes y antibióticos.
 
En aquellos pacientes con eccema alérgico ortoérgico, además, se deben dar a los pacientes recomendaciones encaminadas a proteger las zonas afectadas, y en concreto, a las amas de casa a las que se les recomienda el uso de guantes para la realización de tareas domésticas.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Dermatología?

Disponemos de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento, como la dermatoscopia digital y diferentes tipos de láseres de última generación.

+34 948 255 400

Los pacientes con un eccema de contacto alérgico, mejorarán de forma sustancial si cambian sus hábitos y utilizan medidas de protección cuando se expongan a las sustancias irritantes".

SABER MÁS SOBRE EL ECCEMA

El término eccema designa a un proceso descamativo y asociado a picor que afecta a la piel.

Puede dividirse en dos grupos: eccema atópico, caracterizado por la presencia de lesiones descamativas y rojizas cutáneas, principalmente en las flexuras de las extremidades, y que suele asociarse a distintos procesos alérgicos (asma, urticaria, rinitis alérgica...), junto a sequedad cutánea.

Existe un segundo grupo denominado eccema de contacto, caracterizado por la aparición de placas descamativas en la superficie cutánea.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Placas rojizas y descamativas
  • Picor
  • Piel seca

Aunque los mecanismos últimos implicados en cada uno de los tipos de eccema son distintos, existe en cada uno de ellos una alteración en los glóbulos blancos -en concreto en los linfocitos-, que facilita una reacción inmunológica anormal a sustancias externas al individuo.

En el eccema atópico infantil deberán descartarse posibles factores desencadentes, como son los procesos infecciosos y ciertos alimentos. El eccema suele manifestarse en las siguientes circunstancias:
  • Cuando la piel entra en contacto con alguna sustancia irritante, como jabón o cloro.
  • Cuando la piel está expuesta al agua por mucho tiempo sin que se aplique una crema hidratante a continuación.
  • Cuando hay cambios de estación o en la humedad del aire.

Las lesiones cutáneas características de los distintos eccemas son placas rojizas y descamativas en diferentes zonas corporales, y asociadas a picor importante.

Si en algunos casos se produce una reacción inflamatoria importante, en lugar de placas descamativas circunscritas se pude observar la presencia de vesículas con contenido seroso en su interior.

Entre los síntomas del eccema figuran los siguientes:

  • La piel está constantemente reseca,
  • Áreas rojas, con picor, que suelen empeorar durante el invierno.
  • El área afectada puede ponerse húmeda y exudar si el paciente se rasca.
  • Entre los niños pequeños es más común en la parte interior de los codos, así como en las muñecas y detrás de las rodillas; también puede aparecer en el cuello, los tobillos, los pies y en otras áreas del cuerpo.
  • En niños mayores puede aparecer en las manos, pies y párpados.
  • En los bebés a veces empieza en las mejillas.
  • Después de un tiempo la piel puede cambiar de color y volverse más gruesa.

Mantenga la piel hidratada:

  • Siga las recomendaciones del dermatólogo para la higiene diaria, ya que según el tipo de piel variarán las necesidades.
  • Evite jabones fuertes.
  • Tras el baño, secar suavemente con una toalla, sin frotar, para quitar el exceso de agua y dejar la piel un poco húmeda.
  • Para ayudar a mantener la piel hidratada, aplique una crema hidratante sin perfume en todo el cuerpo justo después del baño y varias veces al día.
  • Aplique el tratamiento pautado por su dermatólogo durante el periodo indicado.
 

El eccema atópico puede aparecer por primera vez en niños pequeños, a los pocos meses de edad, y en estos casos las lesiones cutáneas suelen tener predilección por el cuero cabelludo, cara y área del pañal.

En la mayoría de los casos, cuando llega la pubertad el eccema atópico desaparece quedando únicamente sequedad cutánea, y en alguna ocasión otras manifestaciones de atopia -urticaria, rinitis alérgica, asma, etc.-. Más raramente, el eccema atópico puede aparecer en edad adulta por primera vez.
 
Por el contrario, el eccema alérgico de contacto aparecerá solamente en aquellos pacientes sensibilizados -alérgicos- a una sustancia concreta -alergeno-, que presentarán las lesiones cutáneas cada vez que se expongan a él. Es necesario un periodo de sensibilización previo -contacto con la sustancia problema- antes de desarrollar el eccema alérgico de contacto. Es frecuente, por ejemplo, el eccema alérgico de contacto a la bisutería en pacientes alérgicos al níquel.
 
Todos los pacientes que se expongan a sustancias con una capacidad irritante importante podrán presentar un eccema de contacto ortoérgico. No se necesita un periodo de sensibilización. Es característico dentro de este grupo la denominada dermatitis del ama de casa en manos, producida por el uso continuado de jabones muy irritantes.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen banner segunda opinion 
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica