Cáncer de pulmón

saber más sobre el cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón surge por la proliferación exagerada y sin control de determinadas células del pulmón, causando problemas locales por ocupación de espacio y compresión de estructuras cercanas.

Si no se controla a tiempo, las células malignas llegan a otros órganos del cuerpo (metástasis) por la circulación sanguínea o linfática.

El hábito de fumar es el factor de riesgo más importante en el desarrollo del cáncer de pulmón. Un 90% de esos tumores malignos están causados por el tabaco.

Un fumador tiene un riesgo de padecer cáncer de pulmón de 10 a 30 veces superior a un no fumador.

Para el cáncer de pulmón no existe ningún programa de detección precoz extensivo a la población general.

En cambio, la Clínica Universidad de Navarra sí que ofrece un programa de esta naturaleza mediante escáner torácico de baja radiación.

Imagen preview del infográfico sobre el nódulo pulmonar
Conozca qué es un nódulo pulmonar y su diagnóstico
Descargar infográfico
Un TAC anual para la reducción de muertes por cáncer de pulmón.
10 razones por las que dejar de fumar

El síntoma más común es la tos persistente, asociada o no a expectoración. Ocurre en un 45-75% de los pacientes.

En pacientes asintomáticos, el diagnóstico suele producirse casualmente en una radiografía de tórax de rutina o por otras razones (seguros, chequeos, etc.).

En la mayoría de los casos, el paciente acude al médico por presentar síntomas producidos por el tumor primario (tumor original en el pulmón) o por metástasis o síndromes paraneoplásicos (paralelos al cáncer, causados generalmente por sustancias producidas por el tumor).

Los síntomas son algo inespecíficos y pueden aparecer en otras enfermedades, por eso es importante que el especialista le valore y oriente el diagnóstico.

Otro síntoma es la disnea o sensación de falta de aire, normalmente causada por ocupación del espacio pulmonar que impide la entrada correcta del aire.

La hemoptisis, o sangre en el esputo, es preocupante y debe estudiarse. No obstante, el cáncer de pulmón causa sólo el 20% de todos los casos de hemoptisis, siendo la bronquitis aguda la causa más común. Hasta un 50% de los pacientes con cáncer de pulmón presentan hemoptisis en alguna ocasión.

En varones, el tabaco es el agente causante del cáncer de pulmón en el 90% de los casos, disminuyendo este porcentaje en mujeres al 79%. Las probabilidades que tiene un fumador crónico de padecer un cáncer de pulmón a lo largo de su vida puede alcanzar el 30%, mientras que en no fumadores es del 1%. El riesgo depende del número de cigarrillos fumados al día, así como del número de años que se fuma.

Al dejar de fumar, el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón disminuye conforme pasan los años, aunque se mantienen los índices de riesgo varios años después de abandonar el hábito.

Otros factores incluyen exposición al amianto, hidrocarburos aromáticos policíclicos, arsénico y níquel y padecer otras enfermedades pulmonares, como la fibrosis de pulmón.

Recientemente, han cobrado interés como posibles factores de riesgo la exposición al humo del tabaco de otros fumadores (fumadores pasivos) y la exposición al radón.

Dejar de fumar es posible con el Programa de Deshabituación Tabáquica de la Clínica.

El 70% de los fumadores quieren dejar de fumar definitivamente, y manifiestan esa intención a medio o largo plazo. Pero, la mayoría encuentran grandes dificultades.

Se requiere gran motivación personal y de las personas que le rodean. En la mayoría de los casos se necesitan varios intentos.

Participar en un programa de deshabituación tabáquica, como el de la Clínica, aumenta sustancialmente la posibilidad de éxito para dejar de fumar. Tiene el apoyo y seguimiento de médicos neumólogos y enfermeras especializadas, así el complemento de fármacos muy efectivos.

El Programa consiste en una consulta de Neumología, una espirometría, una sesión de enfermería y seguimiento personalizado.

La fisioterapia respiratoria facilita eliminar secreciones, disminuye el trabajo respiratorio reduciendo las resistencias bronquiales y previene y trata complicaciones pulmonares.

Es clave en el tratamiento de enfermedades respiratorias que cursan con aumento de secreciones: fibrosis quística, bronquiectasias y la EPOC.

Su objetivo es mejorar los síntomas y retardar la progresión de la enfermedad para lograr la máxima capacidad física, mental, social y laboral del paciente. 

+34 948 255 400

El coste de realizar programas de detección precoz con un TAC de tórax no sería excesivo para la sociedad, ya que el tratamiento temprano del cáncer de pulmón es mucho más barato que en fases avanzadas".

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica