Cáncer de piel no melanoma

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Estas preguntas más frecuentes sobre el cáncer de piel no melanoma le ayudarán a conocer mejor su enfermedad y participar activamente en las decisiones sobre su propio cuidado.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar
Básicamente, son dos las causas que pueden determinar la aparición de cáncer cutáneo:
  • En primer lugar, se ha establecido que la radiación solar es el factor más importante. Este papel tan relevante se pone de manifiesto por la aparición de este tipo de neoplasias en personas con una exposición solar importante a lo largo de su vida y, además, por la aparición de estas neoplasias en áreas anatómicas expuestas a la luz del sol.
  • Y en segundo lugar, en muchos casos, la aparición de un cáncer cutáneo viene determinado por un factor genético, cuando existen antecedentes familiares de neoplasias cutáneas.

Cada tipo de cáncer cutáneo tiene manifestaciones propias, pero todos ellos tienen en común la aparición de lesiones en la piel que van creciendo gradualmente.

El carcinoma basocelular suele aparecer en una zona de piel, expuesta de forma crónica al sol, como una lesión ulcerada, perlada o, simplemente, como un cambio de coloración cutánea, sin que exista un antecedente de una lesión premaligna previa.

Por el contrario, el carcinoma espinocelular suele presentarse, mayoritariamente, como una lesión costrosa sobre una piel rojiza (queratosis actínica) y que, en el tiempo, el crecimiento y, en ocasiones, el sangrado, pueden poner de manifiesto una transformación maligna.

En otros casos, como en las mucosas y, en concreto, en la mucosa labial, aparecen placas blanquecinas premalignas (leucoplasia), como consecuencia de una exposición solar intensa en esa zona o un hábito tabáquico de muchos años. Cuando este tipo de tumor se transforma como neoplasia cutánea, se caracteriza clínicamente como una lesión tumoral excrecente (abultada), que puede ulcerarse y con frecuencia se acompaña de sangrado.

Carcinoma basocelular
Es un tipo de cáncer cutáneo que deriva de las células más basales de la epidermis.

Su aparición está directamente relacionada con la radiación ultravioleta y aparece, sobre todo, en zonas expuestas al sol.

El tratamiento más eficaz y menos agresivo es la terapia fotodinámica asociada a fotosensibilizantes selectivos, el metil-aminolevulinato, que garantiza el tratamiento del tumor con mejor tolerancia y mejor resultado cosmético. Este tratamiento es ambulatorio, no invasivo y resuelve el problema en una o dos sesiones.

Carcinoma espinocelular
Está constituido por células que, en condiciones normales, forman parte del estrato espinoso (una de las capas) de la epidermis (queratinocitos). Puede resultar más agresivo y tiene capacidad de producir metástasis.

Las complicaciones y el pronóstico dependen en gran medida del lugar donde se sitúe el tumor, así como de su evolución.

La detección precoz y la extirpación correcta favorecen la curación del cáncer de piel.

No todos los cánceres de piel tienen el mismo pronóstico. Además, un mismo tipo de cáncer, según si está más o menos avanzado, tendrá peor o mejor pronóstico.

Carcinoma basocelular
En muchos casos, este tipo de cáncer de piel se cura con una extirpación correcta de la totalidad del tumor.

Además, como este tipo de neoplasia muy raramente produce metástasis, una cirugía correcta elimina por completo la enfermedad.

Carcinoma espinocelular
El carcinoma espinocelular sí puede producir metástasis, principalmente, en aquellos tumores de larga evolución. No obstante, si se realiza la extirpación quirúrgica de forma precoz el pronóstico suele ser bueno en la mayoría de casos. 

Detección precoz y menor exposición a la radiación previenen el cáncer de piel.

El cáncer de piel es uno de los tumores de mayor incidencia en el ser humano, sin embargo, hay que destacar su carácter prevenible y curable.

La mayoría de los casos aparecen en personas mayores de 30 años y, principalmente, en aquellas con una exposición solar importante, quemaduras frecuentes y que presentan una piel clara que se pigmenta difícilmente.

En definitiva, reducir la exposición a la radiación solar y tomar las medidas necesarias de fotoprotección son armas fundamentales en el decrecimiento de la incidencia de los tumores cutáneos en general. El objetivo de la fotoprotección es prevenir el daño que la exposición a la radiación ultravioleta provoca en la piel.

Dada la importancia de la detección precoz, que puede facilitar, en algunos casos, una curación del 100%, es imprescindible acudir a su dermatólogo ante la mínima sospecha de lunares o manchas de la piel. Cuanto más avanzado esté el tumor, más posibilidades tiene de producir metástasis, tanto en ganglios linfáticos, como en vísceras, lo que complica el pronóstico.

La exploración física y la biopsia son las pruebas principales de diagnóstico.

La aplicación de nuevas tecnologías permite diagnósticos de melanoma cada día más precoces, lo que revierte en el aumento de las curaciones o de la supervivencia global.

En la mayoría de los casos, el diagnóstico se realiza mediante una historia clínica y una exploración física adecuadas. En ocasiones, la realización de una biopsia previa es necesaria para una confirmación diagnóstica.

Es el dermatólogo el especialista que debe tratar este tipo de neoplasias al estar familiarizado con ellas y al conocer qué tratamientos son los más adecuados en cada caso.

En la Clínica somos especialistas en la cirugía de Mohs, controlada al microscopio.

Esta técnica es muy delicada y precisa de personal muy especializado. Se aplica en casos como neoplasias de gran tamaño, de mucho tiempo de evolución o en aquellas con varias recidivas locales por extirpación incompleta.

El Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra tiene gran experiencia en este tipo de cirugía. Proporciona el más elevado índice de curación, comparado con las técnicas tradicionales.

Porque el Departamento de Dermatología de la Clínica cuenta con una amplia experiencia en el tratamiento de la piel, con más de 50.000 pacientes tratados. 
 
Porque contamos con un equipo de especialistas que han completado su formación en distintas disciplinas de esta área de la Medicina en centros de referencia nacional e internacional.
 
Porque somos el centro privado con mayor dotación tecnológica de España.
 
Porque contamos con la tecnología más avanzada: láser Neodimio-Yag Q-Switched, láser PDL (Pulsed Dye Laser), láser Neodimio-Yag de pulso largo, láser de C02, láser de Alejandrita de pulso largo, dermatoscopio digital y terapia fotodinámica de última generación.
 
Porque colaboramos con otros departamentos de nuestro centro para diagnosticar y tratar diversas patologías con un enfoque multidisciplinar. 
 
Porque ofrecemos la máxima diligencia y comodidad. Todos nuestros especialistas trabajan de manera exclusiva y, además, al disponer de toda la tecnología en un mismo centro, ofrecemos la realización de las pruebas y el diagnóstico en menos de 72 horas.

Nuestro servicio médico es valorado por su gran rapidez y eficacia en la citación, diagnóstico y acceso al tratamiento.

Al poseer todas las especialidades y sus profesionales con dedicación exclusiva, la Clínica se coordina y organiza de modo que el paciente pueda realizar sus consultas, tratamientos y pruebas en el menor tiempo posible, y el resultado de las pruebas diagnósticas se obtiene, generalmente en 48 horas.

De ser necesaria una intervención, la Clínica puede coordinarse para realizarla en el plazo de una semana, siempre dependiendo de las características y necesidades de cada paciente.

Para más información puede llamarnos al (+34) 948 255 400 o solicitar información completando este formulario.

La Clínica Universidad de Navarra le ofrece la posibilidad de realizar consultas de segunda opinión, bien presencialmente (solicitando una cita en el (+34) 948 255 400) o bien a través de la Consulta de Segunda Opinión no presencial.

La consulta de Segunda Opinión no presencial le ofrece la posibilidad de realizar una consulta de segunda opinión médica a nuestros especialistas, sin necesidad de acudir a la Clínica.

Para ello, la Clínica gestionará la recogida de sus documentos médicos y administrativos en su domicilio, o en su lugar de preferencia, y en un plazo máximo de 15 días recibirá la valoración de su caso.

Además, nuestros especialistas lo llamarán personalmente para aclarar las dudas que pudiera tener.

Si posteriormente desea continuar su asistencia médica en la Clínica, se le reembolsará el importe abonado por la Segunda Opinión en su primera factura.

La Clínica le ofrece la posibilidad de solicitar gratuitamente una valoración económica estimativa para su caso, a través del siguiente formulario online para solicitud de presupuesto, o llamando al (+34) 948 255 400.

Si lo prefiere, también podrá obtener un presupuesto más ajustado solicitando una cita para que nuestros expertos puedan valorar presencialmente su caso.

Si lo desea, puede solicitar más información sobre estos servicios rellenando el formulario de solicitud de información.

La Clínica Universidad de Navarra pone a disposición de sus pacientes la posibilidad de financiar su diagnóstico o tratamiento hasta en cuatro meses sin intereses. Dicha posibilidad está disponible para asistencias de hasta seis mil euros.

En caso de necesitar una financiación superior, podrá plantearlo durante su visita en la Unidad de Coordinación de la Clínica para evaluar su caso.

Asimismo, la Clínica mantiene conciertos con las principales compañías aseguradoras de España.

La compañía de seguros ACUNSA ofrece pólizas de hospitalización y consultas que aseguran la estancia y los tratamientos médicos y quirúrgicos en la Clínica Universidad de Navarra.

La Clínica también mantiene conciertos de asistencia médica con Aegon, Allianz, Asefa, AXA, Cigna, DKV, Generali, HNA, Mapfre Familiar y Previsora Bilbaína.

En función de cada acuerdo se puede acceder a las consultas de la Clínica con la tarjeta de asegurado; y a los tratamientos médicos y quirúrgicos e ingresos hospitalarios, con autorización previa de la compañía.

Dado que una determinada póliza de salud puede tener restricciones de acceso o servicios excluidos, aconsejamos una consulta previa a la compañía correspondiente sobre la cobertura concreta en la Clínica.

La Clínica recibe anualmente pacientes de más de 50 nacionalidades.

Dispone de un servicio especial de atención al paciente internacional, para facilitar su acceso a la Clínica.

Así, la Clínica pone a su disposición una persona de contacto que podrá ayudarle en todo lo que usted necesite para ser atendido por nuestros especialistas, tanto antes de su estancia (facilitando citas, dudas, viajes y alojamiento, etc.), como durante su estadía (acompañamiento, interlocución, coordinación optimizada de citas, etc.) y después de su estancia (envío de informes médicos, gestión de dudas y consultas, etc.).

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra