Cáncer colorrectal

saber más sobre el cáncer colorrectal

El colon o intestino grueso es la parte final del intestino. Tiene forma de tubo y su interior está cubierto de una mucosa formada por células. Cuando una de ellas se transforma en maligna y se multiplica sin control, surge el cáncer de colon.

Si el tumor se detecta en fase temprana, es curable en más del 90% de los casos. Por este motivo, es vital la detección precoz, ya que se trata de un cáncer frecuente. Un 80% de los casos son esporádicos y el 20% tiene influencia genética. 

La formación de un cáncer de colon es un proceso en etapas iniciado con la aparición de un pólipo que se transforma en maligno. 

Este tumor maligno puede crecer de manera local (invadiendo las capas de la pared del tubo digestivo y pudiendo alcanzar a los órganos contenidos en el abdomen), por diseminación linfática a los ganglios o por diseminación hematógena (a través de la sangre van preferentemente al hígado, pulmón, hueso y cerebro).

Los síntomas del cáncer colorrectal varían en función de su localización.

Si presenta alguno de ellos, conviene acudir al especialista en Digestivo para realizar el diagnóstico y tratamiento necesario. Existen otras enfermedades del intestino grueso que no son malignas y que pueden provocar una sintomatología parecida.

  • Sangre en las heces: uno de los síntomas más frecuentes del cáncer de colon. De color rojizo o negro. Si el sangrado persiste, puede aparecer anemia.
  • Sensación de evacuación intestinal incompleta (tenesmo): suele aparecer en tumores localizados en el tramo final del colon o en el recto.
  • Cambio en el ritmo intestinal: aparece diarrea o estreñimiento, de modo intermitente, en personas con ritmo intestinal previo normal.
  • Heces más estrechas: suele ser debido a que el tumor está estrechando el intestino y no permite el paso normal de las heces.
  • Dolor abdominal: dolor inespecífico que mejorar tras la expulsión de gases o evacuación de heces.
  • Cansancio extremo o pérdida de peso sin causa aparente: son síntomas generales e inespecíficos que suelen darse en determinadas enfermedades, como los tumores.

Imagen preview del infográfico sobre cáncer de colon
Conozca todo sobre el cáncer de colon y su tratamiento
Descargar infográfico
Personalización del tratamiento debido a alteraciones genéticas.
Cápsula endoscópica: método diagnóstico no invasivo.

La formación del cáncer colorrectal depende de la interacción entre factores genéticos y ambientales.

Factores ambientales
Predominan en la mayoría de los casos de cáncer de colon. Si estos se identificaran, podrían prevenirse muchos cánceres colorrectales. Los factores causales más importantes parecen estar en la dieta.

Factores hereditarios
El 20% de los pacientes afectados por cáncer de colon tienen algún familiar cercano (padres, hermanos o hijos) diagnosticado de esta enfermedad. Para comprobar si existen factores genéticos, se elabora un genograma con los antecedentes familiares de cáncer, no solo de colon, sino también de otros relacionados, como el de estómago, ovario, endometrio, cerebro, riñón o vía biliar. Pueden ser hereditarias la poliposis adenomatosa familiar y el cáncer colorrectal hereditario no poliposo.

En la Clínica disponemos de una Unidad de Prevención y Consulta de Alto Riesgo de Tumores Digestivos que tiene amplia experiencia y la última tecnología para detectar este riesgo genético. 

Cada persona tiene un riesgo individual de padecer cáncer de colon que depende de muchos factores. Algunos están claramente establecidos.

El riesgo es estándar si tiene más de 50 años y no presenta ninguno de los factores de riesgo siguientes:

  • Antecedentes familiares personales de cáncer de colon o de pólipos adenomatosos.
  • Historia familiar (padres, hermanos y/o hijos) con cáncer de colon o pólipos adenomatosos.
  • Antecedentes familiares de múltiples cánceres, especialmente mama, ovario y útero.
  • Diagnosticado de enfermedad inflamatoria intestinal crónica (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn).

La Clínica ha creado la Unidad de Prevención y Consulta de Alto Riesgo de Tumores Digestivos para determinar si existe predisposición genética y precisar a los familiares de pacientes la posibilidad de contraer la enfermedad tumoral. En tal caso, se le procurará el seguimiento adecuado para evitarla. Entre un 3-5% de los casos de cáncer de colon corresponden a síndromes de cáncer hereditarios conocidos y determinados.

Considerando sus características personales y antecedentes familiares, se le aconsejarán controles periódicos con una determinada edad y periodicidad. Existen también enfermedades hereditarias con más riesgo de desarrollar cáncer de colon.

La colosotomía debe cuidarse como parte del aseo personal diario.

La colosotomía exterioriza el colon a la piel, de modo que las deposiciones se recogen, de modo temporal o definitivo, en una bolsa adherida a la piel.

El paciente debe realizar una correcta higiene del estoma y un buen cuidado de la piel periestomal por su bienestar y seguridad como parte del aseo personal de cada día.

> Lea más sobre los cuidados de la colostomía

Legumbres, cereales integrales, verduras y frutas, alimentos ricos en fibra.

La fibra es un carbohidrato no digerible, muy beneficioso para la salud. Por su capacidad para absorber y retener agua hace que aumente el bolo fecal y ayuda a evitar el estreñimiento, posiblemente a prevenir ciertos tumores, reducir el colesterol y controlar la diabetes.

Para combatir el estreñimiento existen una serie de medidas higiénicas y dietéticas:

  • Sustituya el consumo de cereales y harinas refinadas (arroz, pasta, etc.) por sus homólogos integrales.
  • Coma despacio y mastique bien los alimentos. Procure comer a horas regulares.
  • Beba agua en abundancia para facilitar el transito intestinal.
  • Realice ejercicios de musculatura abdominal para aumentar su tono, lo que facilitará su evacuación. Haga ejercicio físico moderado diariamente.
  • Regularice el hábito intestinal. Eduque al intestino: no reprima nunca la necesidad de evacuación. Habitúese a ir al cuarto de baño siempre en el mismo horario, procurando que este tiempo sea suficiente y sin prisas. Evite los esfuerzos excesivos. El intestino ya se encarga por sí mismo de este trabajo.
  • No utilice laxantes irritantes por periodos prolongados sin consultar a su médico, pueden causar dependencia y daños graves al organismo.

Estas medidas no son inmediatas. Hacen falta 2 ó 3 semanas para que el intestino se regule.

+34 948 255 400

Si su familia presenta algún antecedente de cáncer de colon, debería acudir a su médico para hacer una valoración más profunda de su caso".

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica