Artritis enteropáticas 

el
HLA-B27
es el marcador genético que se encuentra más frecuentemente

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de las artritis enteropáticas en la Clínica

En primer lugar, es necesario realizar una historia clínica detallada para conocer bien la sintomatología que presenta el paciente.

Posteriormente, se realizan pruebas analíticas para determinar si existen marcadores de una enfermedad reumática. Hay que determinar si existe positividad para el HLA-B27.

En una espondilitis HLA B27 negativa, ha de realizarse un cuidadoso estudio para descartar la existencia de una enfermedad inflamatoria intestinal.

Como manifestaciones extraintestinales se pueden observar síntomas musculoesqueléticos (afectación de articulaciones periféricas, de columna o de entesis), cutáneo-mucosos, oftalmológicos, hepatobiliares, hematológicos y respiratorios.

¿Quiere saber más sobre el Servicio de Reumatología?

El tratamiento y seguimiento de varias de las enfermedades reumáticas se realiza de forma conjunta y multidisciplinar con otros servicios.

Los objetivos del tratamiento son disminuir los síntomas y la discapacidad de los pacientes y evitar que se produzca un daño permanente en las articulaciones". 

Los brotes de artritis periférica frecuentemente se acompañan de periodos de mayor actividad de la enfermedad intestinal y suelen mejorar con el tratamiento de ésta.

En cambio, la afectación de columna es independiente de la actividad intestinal. El tratamiento es sintomático, con reposo y antinflamatorios no esteroideos.

En casos refractarios, se utilizan corticoides orales o infiltraciones locales. En la afectación de la columna es muy importante la rehabilitación.

Como tratamiento de fondo, se suele utilizar la sulfasalazina.

El tratamiento de la enfermedad de Whipple se realiza con antibióticos y, en los casos que se precise, con antinflamatorios no esteroideos.

Saber más sobre las artritis enteropáticas

Son un grupo de enfermedades articulares inflamatorias que se producen en el seno de diversas enfermedades intestinales.

La mayoría de estas artritis las encontramos asociadas a:

  • Enfermedades intestinales inflamatorias crónicas: Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa.
  • Enfermedad de Whipple.
  • Artritis asociada a anastomosis intestinal.
  • Artritis asociada a enfermedad celíaca.
  • Artritis Colágena.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Alteración de la absorción de los alimentos
  • Diarreas
  • Dolor abdominal
  • Dolor articular
  • Inflamación de las articulaciones
Imagen preview del infográfico sobre la enfermedad inflamatoria intestinal
Conozca qué es la enfermedad inflamatoria intestinal, cómo se diagnostica y trata
Descargar infográfico

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son de etiología desconocida, evolución crónica y extensión variable a lo largo del tubo digestivo.

Entre sus manifestaciones extraintestinales más frecuentes están las que afectan al aparato locomotor en forma de inflamación o dolor articular.

Se ha demostrado la existencia de factores genéticos, siendo el HLA B27 el que se asocia con mayor riesgo de afectación de la columna vertebral (espondilitis) y de las articulaciones sacroilíacas (sacroileítis).

Los pacientes pueden presentar artritis de grandes articulaciones, de predominio en miembros inferiores (sobre todo rodillas y tobillos), en forma de brotes. Es más frecuente en los pacientes con una enfermedad intestinal severa.

> Lea más sobre la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa

La enfermedad de Whipple es una enfermedad infecciosa causada por el Tropheryma whipplei.

Se caracteriza por dolor abdominal, diarrea, fiebre o febrícula y pérdida de peso, acompañada de otras manifestaciones sistémicas (afectación cardiaca y neurológica) que incluyen las reumatológicas.

En caso de afectación articular ésta suele cursar en forma de artritis de una o varias articulaciones, episódica, migratoria y que se resuelve, por lo general, sin dejar secuelas.

Con menos frecuencia también puede afectarse la columna vertebral (espondilitis) y las articulaciones sacroilíacas.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra