Síndrome de apnea
obstructiva del sueño

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Estas preguntas más frecuentes sobre el síndrome de la apnea obstructiva del sueño le ayudarán a conocer mejor su enfermedad y participar activamente en las decisiones sobre su propio cuidado.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

El síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) es una enfermedad frecuente que conlleva ciertos riesgos por las complicaciones secundarias que puede provocar (accidentes de tráfico, enfermedad cardiovascular...).

No obstante, es fácil de diagnosticar y, generalmente, responde de manera positiva al tratamiento. El manejo del paciente con SAOS debe ser multidisciplinar, es decir, con médicos de diferentes especialidades.

Un paciente tiene SAOS cuando presenta durante el sueño episodios repetitivos de apnea/hipopnea (interrupción completa o de, al menos, el 50% del flujo de aire durante un mínimo de 10 segundos) y síntomas derivados de la fragmentación del sueño.

Las consecuencias son hipersomnolencia diurna (aumento anormal del sueño durante el día), bajo rendimiento laboral, aumento de los accidentes de tráfico, HTA, accidentes cerebrovasculares, miocardiopatías isquémicas e hipertensión pulmonar (HTP).

El SAOS es una enfermedad que se padece todo el día.

Los signos más característicos que con frecuencia refiere el acompañante del paciente son:

  • Ronquidos.
  • Pausas de apnea.
  • Movimientos corporales excesivos.
  • Cambios en la personalidad.
  • Somniloquia (hablar dormido).

Por su parte, los síntomas que suele notar el pacientes son:

  • Somnolencia diurna.
  • Ahogos nocturnos.
  • Cefalea matutina.
  • Pérdida de capacidad intelectual.
  • Micción nocturna frecuente (más de dos veces).
  • Sequedad orofaríngeasueño agitado.

La obstrucción de la vía aérea superior a la altura del paladar y de la base de la lengua puede deberse a distintos factores:

  • Mandíbula o maxilar pequeños
  • Obstrucción nasal
  • Paladar muy grande y flácido
  • Base de la lengua demasiado gruesa

Existen factores predisponentes para desarrollar este problema, como son los problemas anatómicos de la vía aérea superior (mala ventilación nasal, trastornos de la faringe con un excesivo tamaño de las estructuras que los forman), malformaciones maxilofaciales o cifoescoliosis y problemas médicos generales como la obesidad, algunos trastornos endocrinos, trastornos neuromusculares, etc.

Las principales causas que llevan a realizar una cirugía SAOS vienen derivadas del colapso o cierre de la vía aérea superior a la altura del paladar y la base de la lengua, principalmente, que produce una ausencia (apnea) o disminución (hipopnea) de la respiración de forma transitoria.

Los síntomas más frecuentes que llevan a sospechar este trastorno son los ronquidos importantes, las pausas respiratorias nocturnas y una tendencia al sueño excesiva durante el día.

De todos ellos, el más frecuente es la obesidad. Así, más del 60%  de las personas que padecen este trastorno son obesos.

Mientras usted duerme, los especialistas realizan su diagnóstico.

Cuando usted acude a la Clínica Universidad de Navarra para conocer si padece o no SAOS, los especialistas de la Unidad del Sueño y todo el equipo multidisciplinar implicado realizarán el diagnóstico mediante un estudio del sueño, un estudio polisomnográfico.

Este se efectúa durante el sueño, registrando las apneas e hipopneas, las fases del sueño, el electrocardiograma (ECG) para ver el ritmo y frecuencia cardiacas y los movimientos toracico-abdominales. El estudio requiere dormir una o dos noches en la Clínica.

Así se conoce la distribución de las fases 1,2,3,4 y REM, la duración del sueño y la presencia de episodios peculiares. 

Además, puede ser necesario realizar otras pruebas:

  • Valoración por el Departamento de Otorrinolaringología.
  • Analítica (hemograma, pruebas de función tiroidea, pruebas de función renal, etc.).
  • Gasometría arterial.
  • Pulsioximetría.
  • Espirometría.
  • Actigrafía.
  • Test de latencias múltiples, que consiste en el estudio de la latencia de entrada en sueño y de entrada en fase REM. Para ello, se hace dormir al paciente en 5 siestas separadas 2 horas, durante un día.

La decisión de tratar y el tratamiento más adecuado para cada paciente depende de la severidad de los síntomas, de los resultados del estudio polisomnográfico, de la magnitud de las complicaciones y de la causa de la obstrucción de la vía aérea superior.

El tratamiento en general consiste en:

  1. Medidas generales que deben aplicarse siempre a todos los pacientes con SAOS. Las más importantes son pérdida de peso, eliminar la ingesta de alcohol por la noche, dormir en decúbito lateral y evitar medicación ansiolítica y sedantes.
  2. Tratamiento médico: CPAP. Es un dispositivo que mantiene las vías aéreas abiertas aplicando una presión positiva continua de tal manera que "empuja" a la vía aérea permitiendo el paso del aire. Puede llegar a solucionar el SAOS en un 80% de los casos.

La cirugía es una solución definitiva para determinados casos del SAOS.

Resulta especialmente indicada para personas con la mandíbula o el maxilar pequeños, ya que, además de evitar la apnea, mejora la estética de la cara. Se realiza mediante incisiones en el interior de la boca, por lo que no quedan señales externas en la piel.

Consiste en adelantar el maxilar superior, la mandíbula y la musculatura de la base de la lengua. Así se deja espacio suficiente en la parte posterior de la cavidad oral  para evitar la obstrucción del paso del aire al dormir.

Supone un sistema quirúrgico innovador, mediante cirugía robótica. Gracias a la precisión del robot Da Vinci y sus tres brazos, que introducen cámara, pinzas y electrobisturí en la boca del paciente, y que dirige un cirujano con conocimientos especializados, se pueden extraer los tejidos sobrantes sin procedimientos abiertos.

La Clínica es el primer centro español que realiza esta operación con esta técnica robótica, efectuada con anestesia general.

En ocasiones, no basta con ampliar el espacio, sino que también es necesario quitar tejidos para lograr mayor apertura de la vía aérea. Se combina el avance de los huesos maxilares con la cirugía de partes blandas –uvulopalatofaringoplastia-, que consiste en eliminar la parte redundante del paladar blando y, si hace falta, reducir la base de la lengua.

Además, cuando los huesos de la cara se encuentran retraídos, en las caras de escasa proyección, la vía aérea es muy estrecha y tiene tendencia a colapsarse durante el sueño. Los cirujanos orales y maxilofaciales corrigen este defecto a través de la cirugía ortognática.

En la Clínica Universidad de Navarra, el primer objetivo es ofrecer al paciente y a sus familiares el mejor trato médico y humano posible. Y con este objetivo en mente, se diseña toda la organización.

Por ello, el modelo de la Clínica Universidad de Navarra es diferente. A diferencia del resto de clínicas privadas en España, sus médicos y los más de 2.000 profesionales que trabajan en la Clínica están dedicados a tiempo completo y en exclusiva a su labor allí.

La primera ventaja de este modelo es que permite dedicar a cada caso clínico todo el tiempo y todos los recursos necesarios para una atención verdaderamente personalizada y de calidad. Los médicos están siempre disponibles para los pacientes, y ésta disponibilidad se traduce en una atención extremadamente ágil, rápida y cómoda para el paciente, quien puede recibir la atención médica de profesionales de distintas especialidades en una misma mañana, obteniendo un trato verdaderamente multidisciplinar en un plazo temporal muy ajustado.

Este esfuerzo queda reflejado en los resultados obtenidos, así como en la buena valoración que nuestros pacientes hacen de la Clínica, manifestando un nivel de satisfacción del 94%, 10 puntos por encima de la media de los hospitales españoles encuestados.

Más información sobre ésta y otras ventajas de la Clínica Universidad de Navarra

Nuestro servicio médico es valorado por su gran rapidez y eficacia en la citación, diagnóstico y acceso al tratamiento.

Al poseer todas las especialidades y sus profesionales con dedicación exclusiva, la Clínica se coordina y organiza de modo que el paciente pueda realizar sus consultas, tratamientos y pruebas en el menor tiempo posible, y el resultado de las pruebas diagnósticas se obtiene, generalmente en 48 horas.

De ser necesaria una intervención, la Clínica puede coordinarse para realizarla en el plazo de una semana, siempre dependiendo de las características y necesidades de cada paciente.

Para más información puede llamarnos al (+34) 948 255 400 o solicitar información completando este formulario.

La Clínica Universidad de Navarra le ofrece la posibilidad de realizar consultas de segunda opinión, bien presencialmente (solicitando una cita en el (+34) 948 255 400) o bien a través de la Consulta de Segunda Opinión no presencial.

La consulta de Segunda Opinión no presencial le ofrece la posibilidad de realizar una consulta de segunda opinión médica a nuestros especialistas, sin necesidad de acudir a la Clínica.

Para ello, la Clínica gestionará la recogida de sus documentos médicos y administrativos en su domicilio, o en su lugar de preferencia, y en un plazo máximo de 15 días recibirá la valoración de su caso.

Además, nuestros especialistas lo llamarán personalmente para aclarar las dudas que pudiera tener.

Si posteriormente desea continuar su asistencia médica en la Clínica, se le reembolsará el importe abonado por la Segunda Opinión en su primera factura.

La Clínica le ofrece la posibilidad de solicitar gratuitamente una valoración económica estimativa para su caso, a través del siguiente formulario online para solicitud de presupuesto, o llamando al (+34) 948 255 400.

Si lo prefiere, también podrá obtener un presupuesto más ajustado solicitando una cita para que nuestros expertos puedan valorar presencialmente su caso.

Si lo desea, puede solicitar más información sobre estos servicios rellenando el formulario de solicitud de información.

La Clínica Universidad de Navarra pone a disposición de sus pacientes la posibilidad de financiar su diagnóstico o tratamiento hasta en cuatro meses sin intereses. Dicha posibilidad está disponible para asistencias de hasta seis mil euros.

En caso de necesitar una financiación superior, podrá plantearlo durante su visita en la Unidad de Coordinación de la Clínica para evaluar su caso.

Asimismo, la Clínica mantiene conciertos con las principales compañías aseguradoras de España.

La compañía de seguros ACUNSA ofrece pólizas de hospitalización y consultas que aseguran la estancia y los tratamientos médicos y quirúrgicos en la Clínica Universidad de Navarra.

La Clínica también mantiene conciertos de asistencia médica con Aegon, Allianz, Asefa, AXA, Cigna, DKV, Generali, HNA, Mapfre Familiar y Previsora Bilbaína.

En función de cada acuerdo se puede acceder a las consultas de la Clínica con la tarjeta de asegurado; y a los tratamientos médicos y quirúrgicos e ingresos hospitalarios, con autorización previa de la compañía.

Dado que una determinada póliza de salud puede tener restricciones de acceso o servicios excluidos, aconsejamos una consulta previa a la compañía correspondiente sobre la cobertura concreta en la Clínica.

La Clínica recibe anualmente pacientes de más de 50 nacionalidades.

Dispone de un servicio especial de atención al paciente internacional, para facilitar su acceso a la Clínica.

Así, la Clínica pone a su disposición una persona de contacto que podrá ayudarle en todo lo que usted necesite para ser atendido por nuestros especialistas, tanto antes de su estancia (facilitando citas, dudas, viajes y alojamiento, etc.), como durante su estadía (acompañamiento, interlocución, coordinación optimizada de citas, etc.) y después de su estancia (envío de informes médicos, gestión de dudas y consultas, etc.).

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra