Angina de pecho

afecta al 2-4%
de la población 

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento en la Clínica

Para el diagnóstico de la angina de pecho basta, en la mayoría de las ocasiones, con la exploración clínica básica (consulta), el electrocardiograma y la prueba de esfuerzo.

El método más utilizado para diagnosticar una angina de pecho es la prueba de esfuerzo. Esta prueba consiste en someter al corazón a un esfuerzo importante de forma controlada y analizar si aparecen síntomas de angina de pecho, si cambia el electrocardiograma, etc.

Otras pruebas parecidas que sirven para diagnosticar la angina de pecho son el ecocardiograma de esfuerzo (igual que la prueba de esfuerzo pero acompañado de un ecocardiograma en reposo y en el esfuerzo), pruebas de medicina nuclear como el SPECT y pruebas más novedosas como la resonancia de corazón con adenosina.

La Unidad de Hemodinámica del Departamento de Cardiología de la Clínica constituye un centro de referencia en tratamientos relacionados con enfermedades del corazón.

¿Quiere saber sobre el Departamento de Cardiología?

Utilizamos la tomografía de coherencia óptica (OCT) que permite evaluar el estado de las paredes de las arterias coronarias y, con ello, detectar las placas de ‘alto riesgo’ o ‘vulnerables’

+34 948 255 400

El paciente con angina de pecho debe eliminar, en lo posible, los factores de riesgo (tabaco, colesterol, etc.) para evitar que la enfermedad avance y los síntomas reaparezcan o se agraven". 

El tratamiento dependerá sobre todo de la localización y grado de obstrucción de las arterias coronarias.

En primer lugar está el tratamiento médico con los fármacos antianginosos, que evitan o reducen el grado de isquemia aumentando el flujo de sangre al corazón (nitratos y calcioantagonistas) o aprovechando mejor la que llega (betabloqueantes,etc.).

En segundo lugar, la angioplastia (desobstrucción de las arterias coronarias en el mismo cateterismo cardíaco) y técnicas afines que permiten, en el propio cateterismo, desobstruir las arterias y, por lo tanto, restablecer el flujo de sangre al corazón haciendo desaparecer la angina.

Finalmente, en los casos más avanzados o en los que el resultado va a ser mejor que con la angioplastia, está la opción de la cirugía de derivación aorto-coronaria (bypass), que ofrece también resultados excelentes.

Saber más sobre la angina de pecho

Cuando alguna de las arterias coronarias se obstruye de manera total o parcial, se produce una falta de riego sanguíneo al miocardio (músculo del corazón). Si esta obstrucción es temporal, solo durante unos minutos y después se recupera, hablamos de angina de pecho.

A pesar de los síntomas, debe confirmarse el diagnóstico, ya que hay muchas otras enfermedades (gastritis o hernia de hiato, artrosis cervical, anemia, etc.) que provocan síntomas similares.

¿Cuáles son sus causas?

Existen una serie de factores de riesgo no modificables (edad, sexo o antecedentes familiares) y otros modificables (tabaquismo, aumento del colesterol, hipertensión arterial, diabetes y obesidad) que favorecen la formación de placas de arterioesclerosis.

Estas lesiones arterioescleróticas provocan una disminución del diámetro de la luz vascular, así como una rigidez de esa zona de la arteria.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Dolor opresivo en zona precordial
  • Dolor opresivo en epigastrio
  • Irradiación del dolor a brazo izquierdo
¿Cómo prevenir los infartos cardíacos?
  • El síntoma más característico es la opresión o malestar en la parte central del pecho (precordio) y, a veces, también en la boca del estómago (epigastrio).
  • Irradia hacia la mandíbula o el brazo izquierdo, aunque también puede hacerlo a ambos hombros, brazos o muñecas.
  • Aparece cuando se realiza un esfuerzo o se tiene cualquier otra sobrecarga de tipo físico o psíquico y se alivia con el cese de tal actividad.

La angina de pecho se debe a la obstrucción coronaria (que se llama técnicamente aterosclerosis). Ésta, a su vez, se produce por la conjunción de una predisposición genética (sobre la que, hoy por hoy, no podemos influir) y la presencia de otras circunstancias que se llaman factores de riesgo, como ya se ha comentado anteriormente.

Los más importantes son el tabaquismo, el aumento del colesterol en sangre, la hipertensión arterial y la diabetes. Por tanto, el paciente con angina de pecho debe eliminar en lo posible estos factores para evitar que la enfermedad avance y los síntomas vuelvan o se agraven.

Para ello, los métodos esenciales son:

  • No fumar.
  • Hacer ejercicio aeróbico moderado.
  • Alimentarse de forma correcta.
  • Mantener en las cifras ideales los valores de presión arterial, de colesterol, de azúcar y de peso.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen banner segunda opinion 
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica