Nutrición en el lactante

Es necesario, en este periodo, el aporte adecuado de proteínas, hidratos de carbono, lípidos, minerales, vitaminas y agua para cubrir el mantenimiento de las funciones basales, el gasto energético y la demanda propia de la formación de nuevos tejidos.

Las recomendaciones dietéticas deben tener en cuenta las necesidades específicas de cada lactante, que están en función de diversos factores, como la edad, la velocidad de crecimiento, el metabolismo basal, el clima, las reservas previas, etc...

 
Energía 90-140 kcal./kg./día
Proteínas 2-2,2 g./kg./día
Lípidos 3,5-6 g./kg./día
Hidratos de carbono 8-12 g./kg./día
Agua 1-1,5 ml./kg./día
Minerales y Vitaminas RDA 89/1 RE 83

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

El término lactante abarca desde el nacimiento hasta los primeros 12 meses de vida. El contenido en nutrientes de la leche materna ha sido utilizado como modelo para elaborar las recomendaciones nutritivas para el lactante".

La composición de la leche materna difiere, en cuanto a calidad y a cantidad, de la leche de vaca. El contenido en proteínas y sales es más elevado en la leche de vaca, el contenido en lípidos es parecido y la concentración en hidratos de carbono es superior en la leche humana. La disponibilidad de algunos minerales como el calcio, hierro, zinc o de algunas vitaminas como la vitamina A, E, C y niacina, también se encuentra en cantidades más elevadas.

Lactancia materna

La lactancia materna, además de suponer un adecuado aporte de nutrientes para cubrir las necesidades durante los primeros 3-12 meses de vida, presenta otra serie de ventajas como reducir el riesgo de sensibilización alergénica, brindar protección inmunológica y antibacteriana, mejorar la relación entre madre e hijo, reducir la mortalidad y morbilidad neonatal, evitar las contaminaciones externas y resultar un medio más económico.

La lactancia materna debe realizarse en posición cómoda, es necesario un ambiente relajado y agradable, seguir un horario determinado por las demandadas del recién nacido y puede alargarse hasta que el lactante cumpla los 9 meses.

Lactancia artificial

La fórmula infantil es un alimento para lactantes adecuado para sustituir total o parcialmente a la leche humana, satisfaciendo las necesidades nutritivas del lactante. Existen dos tipos de fórmulas de infantiles:

  1. Formulas de inicio: recomendadas hasta los 3-4 meses. Estan adaptadas a partir de leche vacuna, se preparan de manera que se asemejen lo mas posible a la leche materna. No deben incluir ni almidones, ni acidificantes, ni miel, ni factores de crecimiento, aunque esten presentes pequeñas cantidades de oligosacaridos.
  2. Formulas de continuación: a partir del 4º mes.

Alimentación complementaria

Se considera todo alimento ingerido por el lactante distinto a la leche o a las fórmulas adaptadas, incluye cereales, frutas, verduras, carne, pescado y huevos. El momento de introducción de este tipo de alimentos depende de factores culturales, psicosociales..., aunque se admite como adecuado alrededor de 4º-5º mes.

Los motivos para comenzar la alimentación complementaria son nutritivas, ya que la leche no es suficiente para cubrir las necesidades del lactante y también razones educativas y para el desarrollo del lactante, coordinación de reflejos de deglución y nutrición, desarrollo del sentido del gusto y el olfato, etc.

No es conveniente iniciarla antes del tercer mes ni después del sexto y que no más del 50% de energía de la dieta debe obtenerse a partir de alimentos diferentes de la leche.

  • Los cereales se comenzarán a introducir a partir del 4º mes, es el primer alimento que se introduce. Contienen hidratos de carbono, proteínas, minerales como hierro, calcio y magnesio, vitaminas (complejo B) y fibra. Aporta, por tanto, elementos energéticos y reguladores. Suelen darse en forma de papillas elaboradas a partir de cereales sin gluten (maíz y arroz) y su preparación se realiza con agua o leche.
  • Las frutas y verduras se comienzan a dar a partir del los 6-8 meses, contienen azúcares, fibra, minerales y vitaminas. Se pueden dar en papillas y purés de confección casera o comercializados.
  • Las carnes, pescados y huevos son fuentes de proteínas de alta calidad, contienen lípidos, minerales y vitaminas, hidrosolubles y liposolubles. La clara del huevo y las vísceras son alimentos de introducción más tardía, por su alto potencial alergénico y su contenido en purinas.
  • Los tarritos preparados industriales contienen frutas, verduras, cereales, pescados, carnes, etc. que se deben elaborar siguiendo unas normas de control de calidad y con un adecuado valor nutritivo. El tipo de orden en la introducción de los alimentos complementarios, es variable y será su pediatra el que mejor le aconseje.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica