Fármacos y nutrición

La administración de medicamentos con fines terapeúticos y una adecuada utilización nutritiva de los alimentos son elementos esenciales en el tratamiento de patologías diversas. Las interacciones fármacos-nutrientes hacen referencia a las influencias mutuas entre la alimentación y las pautas farmacológicas, que afectan, tanto al estado nutritivo del individuo, como a la disponibilidad, seguridad y efecto terapéutico de los medicamentos.

Las interacciones entre fármacos y nutrientes consideran a las que ocurren en los alimentos y medicamentos, como a aquellas que afectan a la estabilidad o disponibilidad de los componentes de los mismos en el organismo como consecuencia de compartir rutas comunes en su digestión y liberación, absorción, metabolismo, distribución y excreción. Los resultados de estas influencias en la acción y utilización de los fármacos y de los alimentos pueden ser beneficiosos, adversos o inocuos.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Los efectos farmacológicos o secundarios de un determinado principio activo puede afectar a la ingestión y metabolismo de nutrientes. Los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos, los enfermos crónicos y los alcohólicos son más susceptibles de sufrir alteraciones en la absorción de nutrientes".

Los efectos farmacológicos o secundarios de un determinado principio activo puede afectar a la ingestión y metabolismo de nutrientes, a sus necesidades nutritivas y al estado nutritivo o grado de salud dependiente de su nutrición, mientras que algunos alimentos o sus componentes (nutrientes y no nutrientes) pueden modificar la acción farmacológica de un fármaco por cambios en su absorción, metabolismo y excreción. Las interacciones entre fármacos y nutrientes vienen condicionadas por una serie de determinantes que dependen de tres variables:

  1. Las características del principio activo y la forma farmacéutica: dependerán de las propiedades fisicoquímicas, la formulación, la posología y la actividad farmacológica del medicamento.
  2. La dieta seguida y el estado nutritivo: dependerán del valor nutritivo de la dieta y la distribución de nutrientes y otros componentes de los alimentos: La función gastrointestinal, la distribución periódica de las comidas y el modo de administración, también puede afectar a las interacciones fármacos-nutrientes.
  3. La situación fisiopatológica del paciente: dependerán de las características individuales del paciente como la edad, el sexo, la herencia genética, la propia situación fisiopatológica del enfermo y su estado nutritivo (obesidad, desnutrición, deficiencias,etc.).

Existen algunas poblaciones más susceptibles de sufrir interacciones como son los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos, los enfermos crónicos y los alcohólicos, debido a que estos individuos son más susceptibles de sufrir alteraciones en los procesos de absorción, metabolización y excreción como consecuencia de su situación fisiopatológica. También deben considerarse la duración del tratamiento, el número de fármacos administrados y las patologías que afectan al tracto gastrointestinal, el sistema hepatobiliar y la función renal.

¿Cómo influye la alimentación en la respuesta farmacológica?

La alimentación puede influir en la eficacia, tolerancia y seguridad de los medicamentos a través de diferentes mecanismos. Así, los alimentos pueden interaccionar con los medicamentos a través de cambios en los procesos de liberación, absorción, distribución, metabolismo y eliminación de fármacos.

También influyen sobre la seguridad y eficacia terapeútica las características de la adminsitración y la técnica culinaria y el estado nutritivo previo del paciente. Los alimentos alteran la viscosidad y el ph del medio así como la forma química, la solubilidad y la disociación de los fármacos, todo lo cual influye en su absorción. La ingestión de bebidas conjuntamente con los alimentos también influye sobre la absorción a través de cambios en la disolución, osmolaridad, distensión de la pared intestinal y velocidad del tránsito gastrointestinal.

¿Cómo influye el estado nutritivo en la eficacia terapéutica de los fármacos?

La acción farmacológica está en función del estado nutritivo o grado de salud dependiente de la nutrición del paciente en etapas previas. Así, la composición corporal (contenido en grasa, masa magra y agua) juega un papel importante en la distribución de formas de naturaleza liposoluble o hidrosoluble y su efecto terapéutico, mientras que situaciones de desnutrición proteico-calorica provocan una menor degradación de los medicamentos así como una potenciación de las acciones farmacológicas.

¿Cómo influyen los medicamentos sobre la nutrición?

Una interacción de los medicamentos sobre el aprovechamiento de los alimentos puede resultar en situaciones de malnutrición por mecanismos diversos. Pueden modificar el apetito, bien como un efecto directo o como un efecto secundario del fármaco, pueden producir cambios en el gusto y en el olfato, alteraciones a nivel gástrico dificultando la absorción de nutrientes o por ejemplo alteraciones de la excreción de determinados nutrientes provocando una excesiva pérdida o por el contrario provocando retención de nutrientes con la consiguiente toxicidad.

¿Cómo pueden evitarse las interacciones?

La prevención y la evaluación del riesgo de interacciones comprenden el conocimiento de la historia dietética y la historia clínica del paciente, incluyendo los tratamientos farmacológicos previos y actuales.

  • Se debe seleccionar la posología de administración y pautas del fármaco de acuerdo con los conocimientos actuales y vigentes.
  • Se deben mantener los hábitos alimentarios de forma estable a lo largo del tratamiento farmacológico.
  • Se debe informar de posibles efectos no deseables.
  • Se debe informar de posibles efectos sobre el estado nutritivo.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra