Convivir con el infarto

Las primeras arterias que salen de la arteria aorta para nutrir a un órgano son las arterias coronarias encargadas de aportar sangre oxigenada al corazón.

Gracias a este aporte de sangre, el corazón puede ejercer su función de bomba y así contraerse e impulsar la sangre a todo el organismo.

De este modo, podemos aceptar que el corazón es un potente músculo que se contrae constantemente, más rápido, por ejemplo, cuando hacemos ejercicio, y más lento, cuando estamos durmiendo.

Una vez conocido el estado en el que queda el corazón, debería realizarse a todos los pacientes una correcta rehabilitación cardiaca. Esto se debe hacer en hospitales de modo ambulatorio o en centros cualificados con instalaciones para tal fin, como son los clubes coronarios o centros de rehabilitación cardiaca, etc.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

En definitiva se trata de mejorar en salud, recuperar la confianza después del infarto y vivir una vida ordenada para poder incorporarse a la sociedad, algunos no lo podrán hacer en el mundo laboral, pero es muy importante recuperar el resto de situaciones".

La muerte de una parte del músculo del corazón se llama infarto y como músculo se llama en griego "mio" y corazón "cardio" de ahí el nombre de infarto de miocardio.  Los lugares donde son ingresados los pacientes con infarto de miocardio se denominan "Unidades Coronarias".

Cuando una arteria coronaria es normal, el flujo es normal también. Cuando una arteria tiene una estrechez o reducción de calibre (estenosis), al hacer algún esfuerzo la sangre no pasa bien al músculo cardiaco y este se queja con dolor en el pecho habitualmente. Esto se llama "angina de pecho". Y si el esfuerzo cesa, la angina puede desaparecer.

En ocasiones, estas reducciones del calibre de la arteria coronaria se agravan porque se forma un trombo sobre ellas y la arteria se cierra por completo, de tal manera que el dolor que aparece no cede en varios minutos, incluso en horas y eso es típico del "infarto de miocardio".

Debemos afirmar que todos los infartos no son iguales, aunque si hay algunos parecidos. Los infartos son diferentes según su localización (anterior, lateral, inferior, posterior y combinaciones entre ellos) y también según su evolución, es decir, complicados o no complicados.

Se denomina complicado aquel infarto que presenta, desde el inicio o durante su evolución en las primeras horas, complicaciones que pueden ser desde banales hasta severas. Una vez el paciente ha superado la fase aguda y puede salir de la unidad coronaria, pasará una fase subaguda de hospitalización en donde se realizarán un grupo de pruebas para estudiar el estado en el que ha quedado el corazón (estratificación de riesgo).

Por razones que se desconocen, no todos los pacientes que han sufrido un infarto acuden a esta rehabilitación y España tiene las cifras mas bajas de participación en estos programas en relación con Europa.

En función de la personalidad de cada paciente, puede ser necesario un apoyo psicológico, psicoterapia, ya que muchos de estos pacientes (la mayoría varones) están desempeñando un trabajo, tanto físico como intelectual, y tienen la sensación de haber quedado "como inválidos", incluso de culpabilidad o minusvalía, incapacidad etc. Y esto no siempre es así.

  • Equipo de expertos: Contamos con un equipo de especialistas especialmente formado en la atención de los deportistas.
  • Valoración básica y de élite: Cada paciente es evaluado cuidadosamente por nuestros especialistas para ofrecerle la mejor valoración deportiva.
  • Tecnología avanzada: Contamos con la última tecnología, como un Laboratorio Avanzado de Pruebas Funcionales y de Esfuerzo.
  • Rapidez: en menos de 48 horas realizamos todas las pruebas.
  • Test genético: en mayores de 35 años realizamos un test genético "Cardioincode" para conocer el riesgo de presentar un episodio coronario grave.

Tampoco hay que olvidar el estrés psicosocial que se puede generar al ser visto por los demás como alguien "mermado". También los factores económicos y las necesidades familiares pueden verse en peligro si laboralmente no se enfocan bien estos problemas. Hay que tratar el posible miedo a la enfermedad y a situaciones futuras etc., y, si fuera preciso, evitar situaciones de riesgo laboral.

Una situación nueva que se genera es la llamada prevención secundaria, es decir, el tratamiento y control de aquellos factores de riesgo que pudieron desencadenar o precipitar el infarto. Por ello, a partir de ese momento, los pacientes fumadores deberán dejar de hacerlo y controlar mejor, si existía, la tensión arterial elevada, la diabetes, el colesterol, etc.

Se deben incorporar, además, determinados hábitos saludables que posiblemente no se vivían anteriormente, como perder peso si se era obeso, realizar ejercicio físico si antes era un gran sedentario... Otra situación importante es el cambio en los hábitos alimenticios. En síntesis es empezar a comer sano, limpio y bien, sin ser aburridos en el plato, poniéndole imaginación.

El control del colesterol debe hacerse con tratamiento medico si es preciso y con la dieta y, para ello, se debe evitar la ingestión de grasas de origen animal y de los alimentos ricos en colesterol, así como aumentar la ingestión de fibras.

Con respecto al ejercicio físico, lo lógico es realizar un programa personalizado para cada individuo y con ello se ha demostrado que la supervivencia de estos pacientes mejora mucho, además de mejorar el estado general y psicológico, la forma física y la seguridad en uno mismo.

El ejercicio físico actúa sobre los factores de riesgo, ya que es idóneo para perder peso, controlar la tensión arterial, bajar el colesterol, elevar el colesterol bueno (HDL) Estos programas pueden durar entre 4 y 12 meses según pacientes y en lo que en ellos se consigue, entre otras cosas, es definir un nivel de ejercicio tope que no debe ser superado.

Recomendaciones más frecuentes:

  • Se debe dormir entre 8-9 horas al día, también descansar después de la comida.
  • Puede bañarse en aguas no muy frías y no muy calientes.
  • Puede exponerse a bajas temperaturas si está bien abrigado.
  • No tomar el sol las primeras semanas después del infarto. Luego, sin problemas.
  • No se puede conducir vehículos hasta los tres meses. Luego, incorporarse progresivamente.
  • Debe evitar emociones fuertes, por lo menos hasta tres meses después. Luego, evitar en la medida de lo posible parques de atracciones, películas extremas de terror, disgustos, etc.
  • Es bueno ir al campo, pero si se pretende subir montes elevados, consultar antes a su medico.
  • Iniciar las actividades sexuales a partir de los tres meses.
  • No ingerir grandes cantidades de comida.
  • Se puede beber alcohol, pero a dosis bajas, mejor vino que licores.
  • Se puede tomar café, si no hay otra contraindicación, pero sin pasar de dos tazas al día.
  • Se pueden tomar bebidas con gas.
  • Se puede realizar deporte, nunca competitivo, siempre nivel moderado, como tenis, carrera, ciclismo, natación etc.
  • La sauna puede aplicarse después de 6 meses del infarto, sesiones breves y poco intensas.
  • En resumen, empiece a vivir de verdad una vida sana, invierta en una mayor y mejor calidad de vida para sus próximos años.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra